Seguidores

martes, 8 de enero de 2013

ABSOLUE L'EXTRAIT DE LANCÔME Y SU INVESTIGACIÓN SOBRE CÉLULAS MADRE DERMALES

Hace un par de meses escasos, cuando os hablaba de las investigaciones sobre CÉLULAS MADRE ADULTAS EPITELIALES que venían desarrollando los LABORATORIOS DE INVESTIGACIÓN del GRUPO L'ORÉAL y que tan bien nos explicó su Directora de Comunicación Científica, PATRICIA PINEAU, os anticipaba que durante 2013 íbamos a ver un buen número de lanzamientos de las firmas más importantes de la cosmética a escala mundial.

Por eso, hoy vamos a ponernos al día ya que ABSOLUE L'EXTRAIT de LANCÔME se lanzó a mediados de 2012 y toda su investigación está centrada en la acción de las CÉLULAS MADRE DÉRMICAS y en su relación con el poder regenerador de las células madre vegetales, ya que nos están conduciendo a una nueva forma de enfocar la biología y la cosmética.

Las CÉLULAS MADRE DÉRMICAS constituyen una reserva que está situadas en las capas más profundas de la piel y desempeñan un papel fundamental en la renovación de las células de la dermis porque tienen un poder de auto-regeneración único. Estudiadas in vitro, estas células madre dérmicas forman colonias de células muy particulares llamadas DERMOESFERAS y varían de tamaño según nos vamos haciendo mayores. Las DERMOESFERAS de personas jóvenes son de mayor tamaño que las de personas de edad avanzada.
El objetivo de los LABORATORIOS DE INVESTIGACIÓN DE LANCÔME era desarrollar un tratamiento pensado para actuar específicamente sobre las DERMOESFERAS y lo han encontrado en las células vegetales de un tipo de rosa que se ha hibridizado con el objetivo de aumentar su cualidades de vivacidad y resistencia al máximo. Un proceso largo que comenzaría en 1973, con un concurso que organizó LANCÔME y que ganaría GEORGES DELBARD, uno de los rosalistas más prestigiosos del mundo, dando lugar a la creación de la rosa absoluta, que se bautizaría con el nombre de ROSA LANCÔME.
El resultado de los trabajos de hibridización es la creación de 20.000 rosales que están dando esta ROSA LANCÔME tan particular, desde su color fucsia vibrante, resultado de la alquimia entre el rosa magenta y el rosa malva; hasta su gran capacidad de adaptación a los diferentes tipos de climatología en general. Pero lo más importante es la extraordinaria capacidad de sus células madre vegetales para proteger las DERMOESFERAS y la acción de las CÉLULAS MADRE DÉRMICAS.
Esto lo consigue gracias a un proceso de DESDIFERENCIACIÓN de sus células madre vegetales. Aquí hay que hacer un alto y explicar algo importante sobre las células madre vegetales. Estas células tan sólo expresan el 20% de su patrimonio genético a la hora de crear una planta. Unas están centradas en crear las raíces, otras las horas, las ramas, los frutos... Una célula vegetal desdiferenciada es una célula que potencialmente es capaz de regenerar una planta completa y pierde así su especificidad de célula de hora, de tallo, de pétalo... Por lo tanto, tiene características similares a las de na célula madre y el 80% de su capacidad genética que quedaba oculto sin la desdiferenciación, se vuelve accesible, permitiendo así modular la expresión de factores particularmente interesantes.

Hace 10 años, los LABORATORIOS DE INVESTIGACIÓN de LANCÔME crearon una unidad dedicada a las células madre vegetales que desarrolla un conocimiento puntero en la desdiferenciación de las células madre vegetales, y ahora lo han aplicado a las células madre de la ROSA LANCÔME gracias a un procedimiento exclusivo que asocia biotecnología y un trabajo artesanal único.

Inspirándose en el mecanismo de regeneración de los vegetales, los LABORATORIOS DE BIOLOGÍA VEGETAL trabajan a partir de un explante tisular de ROSA LANCÔME. Después de poner en cultivo el explante, en condiciones controladas, se formará un callo* rico en células desdiferenciadas. A continuación, estas células se ponen en suspensión y podrán multiplicarse hasta el infinito gracias a un procedimiento biotecnológico único en el mundo: la FERMOGENÉSE™.


La FERMOGENÉSE™ es un procedimiento tecnológico de “cocooning” desarrollado por la Unidad de Investigación dedicada a las células vegetales. Este procedimiento ofrece a cada célula madre una gestación tranquila que le permite multiplicarse sin estrés, a su ritmo, preservando su metabolismo y todo su potencial de regeneración.

El explante de ROSA LANCÔME se pone en cultivo en un medio compuesto de elementos nutritivos esenciales específicamente seleccionados y minuciosamente dosificados. Con la precisión de un artesano, un equipo de biólogos vigila día y noche, con una atención particular, el crecimiento de las células madre. Así, tras un proceso de 10 semanas como mínimo, los Laboratorios de Investigación extraen la quintaesencia y la fuerza viva de la ROSA LANCÔME. Estas células de ROSA LANCÔME estimulan las células madre dérmicas, ya que en presencia del principio activo el número de dermoesferas aumenta un 63%, tras 10 días de cultivo.


Al contrario que ocurre en los procesos utilizados para obtener un extracto vegetal clásico, este procedimiento, respetuoso con el medio ambiente, no requiere ningún cultivo intensivo y no depende de las estaciones ni de las incertidumbres del clima.

LA TEXTURA Y EL PERFUME DE ABSOLUE L'EXTRAIT
Dos puntos fuertes de esta crema que merecen la pena destacar. Llama la atención la textura de esta crema por los contrastes y matices que ofrece al ser aplicada sobre la piel del rostro porque se trata de una crema-elixir de aspecto untuoso y generoso que evoca también el confort, pero al ser aplicada sobre la piel, se vuelve un elixir que se fusiona inmediatamente con ella para dejar sobre el rostro un velo luminoso, satinado, alisante, nutritivo y confortable.
En cuanto a la fragancia, la firma LANCÔME hace gala de su trayectoria perfumística de éxito y crea una fragancia con una salida ligera de bergamota y pimienta rosa que da paso a un corazón de rosas cortadas al atardecer, después de un día soleado, que es el momento en el que la rosas exhalan su perfume más profundo. Las notas de jazmín y freesia acompañan a las rosas y anticipan un fondo sensual de notas amaderadas y almizcle.

RITUAL DE APLICACIÓN

La crema-elixir va acompañada de un pétalo de masaje exclusivo diseñado para sublimar la aplicación de ABSOLUE L'EXTRAIT. Asocia placer sensorial y gestos precisos para un doble ritual: la parte negra para aplicar la crema-elixir, la parte dorada para realizar el masaje.
Los LABORATORIOS y el INSTITUTO LANCÔME han elaborado un gestual de aplicación inspirado en los tratamientos realizados en el Instituto para liberar toda la potencia regenerativa del producto. En el corazón de este gestual, alternancia del efecto caliente y frío del pétalo de masaje permite estimular mecánicamente la piel para dinamizarla. Gracias a la acción del pétalo caliente, la microcirculación de la piel se reactiva. Las tensiones faciales se atenúan, el rostro se relaja. Mientras que con la acción del pétalo frío, la piel se tonifica y resplandece de vitalidad. Al final de este viaje sensorial, la piel recupera su luminosidad, su tonicidad, se siente profundamente recargada de energía, regenerada.

DISEÑO DEL FRASCO: UN PATRIMONIO REINTERPRETADO

El diseño de ABSOLUE L'EXTRAIT está inspirado en el diseño original del tarro de una de las cremas míticas de la casa francesa, NUTRIX, creada en 1936 por ARMAND PETITJEAN, el primer tratamiento reparador con proteínas y vitaminas, que rápidamente se convertiría en un tratamiento de culto.
Ahora, este diseño icónico reinterpreta con modernidad sus códigos vanguardistas con un cuerpo de vidrio negro ahumado, rematado de oro, de líneas depuradas. Este objeto se ensambla a mano en un auténtico cofre del tesoro, un estuche protector fabricado artesanalmente.
Precio: 330 €

ABSOLUE L'EXTRAIT ESTÁ INDICADA PARA MUJERES CON LA PIEL SECA A PARTIR DE 35 AÑOS, O CON LA PIEL NORMAL A SECA A PARTIR DE 40 AÑOS.

LA EXCELENCIA Y EL SAVOIR FAIRE 
DE LANCÔME EN UNA 
CREMA-ELIXIR EXCEPCIONAL

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR

Publicar un comentario en la entrada