253 Views |  Like

ADIOS A MAITE VALIÑO. UNA DE LAS NUESTRAS

La entrada de hoy es mi pequeño homenaje a una querida amiga y compañera que se ha ido de entre nosotros, MAITE VALIÑO, una de las nuestras, y nunca mejor dicho.

Ha sido un mazazo para todas porque sólo tenía 43 años. Maite era la Directora de Comunicación de Guerlain en España. Hace 5 años le diagnosticaron un cáncer, que no ha podido vencer. Durante todo este tiempo, ha seguido trabajando desde su casa en ocasiones, desde las oficinas de la firma, pero siempre conectada a todas gracias ordenadores y móviles. Una profesional como la “copa de un pino”, si cabe la frase aquí.
Os quiero decir cómo era Maite. Buena no, lo siguiente. Noble, trabajadora, leal, divertida, amable… Una de esas personas en las que sabes que puedes confiar, que tus secretos están bien guardados con ella, a la que no le ves una doblez jamás de los jamases.
Pero también era una persona que se entusiasmaba con los proyectos que le contaba y me transmitía un apoyo y una confianza como pocas personas lo hacen. Siempre me gustaba quedar con ella con cualquier excusa, simplemente por lo positiva que era. Este último año, casi no la pude ver porque ella no estaba ya para casi nada (la quimio, los tratamientos… la habían minado mucho por dentro). Aún así, cuando me respondía al otro lado del móvil y oía su voz, siempre me hacía pensar que estaba bien porque tenía una voz que transmitía fuerza, energía y vitalidad. Era una voz mágica que te ponía las pilas al instante. Pero también al instante te desengañaba cuando te contaba su realidad. Aunque acabábamos riéndonos y llegando a la conclusión de que deberíamos patentar su voz. Ahora me gustaría haberlo hecho, si hubiéramos encontrado la manera.
Y por si fuera poco, escribía de maravilla. Que hay que decirlo todo.
Querida Maite: no tengo ninguna duda de que te has ido derechita al cielo. Y seguro que te habrán recibido con la alfombra roja pulcra y reluciente, como tú te mereces. Seguro que lo tendrán todo perfectamente preparado, como tú hacías las cosas. Un beso fuerte, fuerte.
Si te ha gustado, compártelo...