157 Views |  Like

ALERGIAS SOLARES: CUIDADOS PARA LA PIEL DURANTE EL VERANO

A pesar de que tomar el sol tiene muchas ventajas, debemos ser conscientes del riesgo que supone para la salud. Además de provocar manchas e imperfecciones en la piel, la exposición excesiva al sol puede provocar ALERGIAS E INTOLERANCIAS SOLARES. La alergia solar es un concepto poco definido y que normalmente asociamos a cualquier reacción que pueda aparecer en la piel.


ORIGEN Y PREVENCIÓN DE LAS REACCIONES CAUSADAS EN LA PIEL POR LA EXPOSICIÓN SOLAR 

Una verdadera alergia al sol, supone trastornos que alteran el sistema inmunológico, apareciendo en consecuencia lesiones tras la exposición a la luz solar. La FOTODERMATOSIS SOLAR, tiene un origen inmunitario. Las consecuencias más habituales son la urticaria solar, la hidroa vacciniforme, dermatitis actínica crónica y el prúrigo actínico, este último es más común en niños.


Todas estas afecciones, aparecen entre los 20 y los 30 años, y se manifiestan como una erupción pápulo-vesiculosa, provocando una fuerte sensación de picor en la zona afectada, varias horas después de la exposición al sol.

El tipo de alergia más común es el eritema polimorfo solar, un erupción cutánea mucho más frecuente en mujeres, y que a pesar de no conocerse con exactitud la causa de su aparición, los especialistas asocian este tipo de alteraciones en la piel a factores genéticos, fotobiológicos y bioquímicos. Estas reacciones suelen producirse durante las primeras exposiciones de la temporada y están causadas en un 50% por los UVB, un 25% por los UVA y en otro 25% por la conjunción de ambas radiaciones. En ningún caso es consecuencia de la exposición a la radiación infrarroja y sólo de forma excepcional, se relaciona con la luz visible.

Los rayos solares penetran en las capas más profundas de la piel. El 95% de los rayos UVA y el 5% de los UVB llegan a la dermis más profunda, desequilibrando por completo la piel y acelerando el envejecimiento. Los rayos UVB únicamente afectan a las capas más superficiales, provocando quemaduras y rojeces en la epidermis. Para evitar este tipo de reacciones alérgicas, es necesario aplicar de forma preventiva y rigurosa fotoprotectores completos (UVA-UVB), o incluso si tenemos la tez muy clara o en caso de tener algún sigo de reacción a la luz visible, con ropa oscura.

El bronceado, la síntesis de vitamina D, el eritema o el fotoenvejecimiento, son los efectos más previsibles del sol. Por eso es muy importante conseguir unos buenos hábitos a la hora de tomar el sol. 

RECOMENDACIONES DE INSTITUT ESTHEDERM

LÍNEA INTOLERANCIAS SOLARES 
DE INSTITUT ESTHEDERM
Un concepto muy interesante porque aúna varios productos dirigidos a preparar a las pieles reactivas para que puedan tomar el sol sin sufrir ningún tipo de intolerancias y de alergias. Y además, tienen acción antiquemaduras y tecnología REPAIR para evitar la aparición de arrugas. Como particularidad, hay que señalar que son productos que se empiezan a utilizar 2 semanas mínimo antes de tomar el sol. ¡¡Pieles reactivas y alérgicas, todavía estáis a tiempo!!
EAU THERMALE AVÈNE PIELES SENSIBLES

La línea completa TRES HAUTE PROTECTION DE AVENE SPF 50 + UVA está especialmente recomendada para estas pieles: LECHE CORPORAL (20,60 €); CREMA PARA EL ROSTRO (18,85 €) y CREMA ZONAS SENSIBLES (11,70 €)
CREMA ALTA TOLERANCIA SPF 50+ DE ROC
Su fórmula dermocalmante estimula los mecanismos de defensa de la piel y calma las pieles sensibles que sufren irritación con la exposición solar. Está formulada sin parabenos ni perfume para minimizar el riesgo de alergias, protege eficazmente contra el sol gracias a una potente combinación de filtros solares UVA y UVB, calma las irritaciones o sensación de picor y mejora el aspecto de la piel propensa al
enrojecimiento por agresiones externas, gracias a su ingrediente natural FEVERFEW.
Precio: 16 €

EL SOL, 
SIEMPRE EN PEQUEÑAS DOSIS 
Y CON PRECAUCIÓN

ESPERO QUE LA INFORMACIÓN OS HAYA RESULTADO ÚTIL 
MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...