116 Views |  Like

ARTE Y MAQUILLAJE PARA ESTE OTOÑO 2008

Es mitad de agosto y los avances de temporada están a punto de caer y, aunque siempre me dio una pereza tremenda mirar hacia el otoño cuando estoy a más de 35 grados, tumbada bajo el sol, sé que es lo que todas nos preguntaremos en cuestión de días: Y esto ¿cómo me lo pongo? ¿Me irá bien a mí? Así que toca hablar de maquillaje, porque todo nos puede ir bien a todas, sólo hay que saber cuándo, cómo y dónde.

Empecemos: lo más importante de la temporada es la utilización libre y artística tanto del colorido como de los productos de maquillaje. Nunca el rostro fue tratado tanto como un lienzo de pintor como este otoño: amarillos en lo alto de los pómulos, verdes que se prolongan hacia las sienes, barras de labios que se salen de su recorrido natural, eye liner que recorren todo el rostro como lo hacen los grafismos de Pollock en sus obras…

Todos los movimientos artísticos contemporáneos están presentes. Si os dais cuenta, es una tendencia que viene directamtente del mundo de la moda, porque llevamos dos temporadas viendo estampados inspirados en la pintura de principios del siglo XX, con todas las Vanguardias como inspiración. Por eso, era normal que el maquillaje se contagiara. A fin de cuentas, se trata de pintar también ¿no?

VINO Y FRUTAS DEL BOSQUE EN TU BOCA
Sabemos que tendrá éxito porque el quid de la cuestión es muy simple y te va a chiflar eso de elegir tono de barra de labios para conseguir el look. Ya sabes, la piel limpia y ausencia de sombras de ojos de colores, sólo algo en tono clarito con un cierto brillo nacarado, como la imagen del desfile de Bruno Pieters. Algo de máscara de pestañas, algo de colorete mate muy natural y todos los tonos de labios, desde rojos, frutos del bosque, vino, cerezas, marrones, tonos licor. 
Es la mejor excusa para maquillarte porque es fácil y siempre favorece. Estarás guapa en cualquier lugar y en cualquier ocasión.
JAPÓN
A finales del siglo XIX, un grupo de pintores franceses descubría un nuevo lenguaje del color en la Exposición Universal de París de 1867, gracias a la estampa japonesa o UKIYO-E. Se trataba de una forma de trabajar el color totalmente diferente a las enseñanzas establecidas por la Academia Francesa de las Bellas Artes, pero ya más de un siglo de historia. Se trataba de una técnica muy compleja al estilo de la xilografía occidental.

Precisamente, es el colorido de la estampa japonesa lo que ha inspirado el maquillaje de los desfiles de Alexander McQueen, Devota, Romeo Gigli o Marni. Esto es una prueba más de la atracción que siente el mundo occidental por la cultura oriental y me parece genial que en esta ocasión le haya tocado al maquillaje.

Pero no sólo se ha quedado en el color, también han trascendido los grafismos del maquillaje del teatro Kabuki japonés. Para prueba, los desfiles de Kenzo, Christian Lacroix o Biba.

Estoy segura que va a ser una de las tendencias de la temporada porque amplía mucho las posibilidades expresivas de cualquier rostro. Y lo bueno es que cualquier momento del día puede ser perfectamente válido si lo acompañas de indumentaria en líneas puras y colores lisos. 

ALGUNOS ASPECTOS DE LOS OCHENTA

1 – Porque llevamos unas cuantas temporadas que si “vuelven las hombreras, los leggins, los colores fluor…”, ahora le toca el turno a una de la rubia más sexy de la década que nos ocupa: Kim Bassinger en 9 Semanas y Media. Su director, Adrian Lyne (1986), sabía muy bien lo que se traía entre manos cuando elegía a esta ex-top model como protagonista. No en vano, Lyne era realizador de publicidad y no duda en hacer gala de ello cuando introduce infinidad de códigos audiovisuales del vídeoclip en esta película: abundancia de planos cortos, ritmo de montaje marcado por los tiempos de la banda sonora, búsqueda de una estética muy marcada y con mucho glamour en contraposición con una historia que tiene mucho de sórdida…

Quiso entrar por los ojos y por el oído y ya todo el mundo asocia “You can leave your hat on” cantada por la voz rota de Joe Cocker, con el streap-tease de la Bassinger. Soberbia.  Pues su pelo rubio, sus labios gruesos en rojos o rosas un tanto mordidos y los ojos algo emborronados de khôl y máscara negra y con ausencia total de sombras de color conforman una de las tendencias más sexys de la temporada. Para prueba, el desfile de Preen… pero hay más y los veremos un poco más adelante. Mientras tanto, vete aprendiendo el gesto de la boca. Súper importante el mohín.

2 – A finales de los años 70, David Bowie publicaba su disco Ashes to Ashes, se presentaba en los conciertos y actuaciones de tv vestido con creaciones exclusivas de Yamamoto y un maquillaje totalmente fuera de cualquier tendencia, inspirado en el maquillaje del teatro japonés, pero con un colorido en tonos rojos que no tenían referencia alguna anterior. 

Después vendría Boy George y su grupo Culture Club, ya en plena década de los ochenta y nos enseñaron lo divertido que resultaba transformarse con un maquillaje absolutamente radical para disfrutar más de la noche, de la música y del garito preferido. Y no veo que haya cambiado gran cosa el mundo de la noche.

La piel muy blanquecina para dar buen soporte a los tonos fríos de un maquillaje que vampiriza un poco, pero que promete diversión ¿O crees que alguien se podría de esta guisa si pensara aburrirse? La cara de la modelo del desfile de Nathan Jensen lo dice todo.

3 – Siempre tuve debilidad por la imagen rockera de Blondie. Bueno, sólo por su imagen no, por todo. Por su música, por lo que representó en un panorama dominado por los hombres… Blondie y Chrissy Hynde, líder de Pretenders, fueron más que dos pioneras. Cada otoño, descubro desfiles de moda que se inspiran en su forma de vestir en el escenario y me alegra ver lo mucho que han marcado a tanta gente tan distinta. ¿Por qué lo auténtico no pasa de moda nunca? Ellas no fueron producto de ningún productor musical “listillo” y oportunista. Sencillamente, eran lo que eran y no tuvieron miedo a dejar salir lo que había dentro. Y sin necesidad de dar escándalo alguno. Un diez. Como el maquillaje del desfile de FELDER

ALGUNOS ASPECTOS DE LOS SETENTA

1- El look de las heroínas de los Ángeles de Charlie vuelve, la mítica serie setentera. Aunque aquí sólo os muestro la imagen dulce y angelical de inspirada en Cheryl Ladd del desfile de Bui, que se incorporara a la serie tras el abandono de Farrah Fawcett, la femineidad de Jacklyn Smith o la androginia de Kate Jacson van a dar mucho juego en el look del día a día de las mujeres de medio mundo: maquillajes en los que se destacan los ojos de forma discreta pero con mucha máscara de pestañas, labios con tonos suaves, pómulos marcados, melenas semionduladas, raya en medio y camisas semi entalladas de rayas finas con pantalones o faldas y chalecos masculinos. ¿Conseguirán triunfar esta temporada?

2 – Aunque nos quedan un poco lejos, allá por los años setenta, y de eso hace mucho afortunadamente, las grandes divas de la Música Disco, como Gloria Gaynor o Donna Summer, han sobrevivido dignamente al paso del tiempo. Bueno, más que dignamente, lo han hecho con todos los honores porque su legado musical es incuestionable y sigue vivito, vivito. A ver, están en las discotecas, en la radio, en tu casa en forma de compilaciones, en i-Tunes… te das media vuelta, y allí las tienes, con su música a todo volumen y a todo glamour. El glitter y las purpurinas se vuelven indispensables para este look, como vemos en la imagen del desfile de Pollini.

3 – Las musas de Helmut Newton han sido una de las grandes inspiraciones de la pasarela. Prueba de ello es que algunos de los desfiles más importantes de la temporada han coincidido en estas propuestas que abarcan tanto la moda indumentaria como el maquillaje y el pelo, como es el caso de los desfiles de Armani (glup), Fendi, Givenchy, Lanvin, Julien MacDonald o Viktor&Rolf, por si quedaba alguna duda. Lógico, por otra parte, si se trata de recrear un look tan marcado como este, en el que no valen las medias tintas. Ojos negrísimos gracias a las sombras y pigmentos de color, mucha máscara y labios rojos. Pero sobre una piel impoluta. Tenlo en cuenta. Perfecto para la noche o para seducir a quien te propongas.

MAQUILLAJE DESDIBUJADO

Es una tendencia que triunfa entre las más jóvenes: bocas mal pintadas a propósito, sombras totalmente corridas… Vamos como cuando vuelves de una noche loca, un poco vampira. Para que veáis cómo se hace (o se deshace) este tipo de maquillaje, os enseño la imagen del desfile de Burani con la modelo con los ojos cerrados. Mucha pintura y un buen restregón en los párpados con la mano. Para la boca, procura hacerlo lo peor que puedas, te saldrá bien.

OJOS METÁLICOS

Una tendencia que comenzara tímidamente el invierno pasado y que llega ahora con muchísima fuerza. Lo mejor de esta tendencia tan de pasarela es que ha obligado a las firmas a sacar productos con brillos metálicos. Las precursoras han sido Chanel (imagen del desfile) y Bobbi Brown, con sus paletas de la temporada pasada que eran de beautyvictim coleccionista. Me he enterado que para esta temporada, Bobbi tiene una línea completísima, con unos tonos de locura, pero todavía no la han presentado. Ya os contaré… Mientras, no os perdáis la colección de Chanel para el otoño. Una pasada.

PASTELES GLACÉ

Utilización de tonos muy suaves, con mezclas de efectos nacarados y metálicos que dan a la piel un aspecto como el de los pasteles con cubiertas de azúcar glacé. Perfecto para las más jóvenes y para las pieles claras. Da mucha luminosidad, sólo tenéis que ver a la modelo del desfile de BAMBOO.

LA PINTURA

1) El Pop de Andy Warhol y Roy Liechestein:
El colorido vivo y gráfico de Warhol, así como la utilización de puntillismo en gran tamaño como lo hacía Roy Liechestein, son dos manifiestos estéticos presente en el maquillaje de muchos desfiles. Esta imagen de Byblos lo evidencia.

2) Fauvismo: 
Vemos que el color está aplicado por el rostro de una manera creativa, para conseguir efectos de luces y sombras, de profundidad, de manera muy diferente de lo que se considera “correcto” en maquillaje: amarillos ocres difuminados alrededor de los ojos, llegando hasta las sienes y encima de los pómulos. El ejemplo más claro lo tenemos en el desfile del genial John Galliano. Toda una explosión de color sabiamente dispuesto.

3) Los Grafismos de Pollock:
Empiezan en la frente y bajan por los ojos recorriendo todo el rostro. Los realizan con pigmentos especiales, pero si quieres puedes probar con los eye liner en gel y aplicarlo con una brocha desdentada. No lo intentes con lápices gruesos, ni con pintura plástica. Te puedes dejar la cara demasiado irritada. Echa una ojeada al desfile de Af Vandervorst porque no sólo utiliza el tono negro, también rojos y azules.

4) El Colorido de la pintura de Vermeer: 
Enlaza perfectamente con las corrientes minimalistas de los 90’: tonos fríos sabiamente estudiados para dar al rostro una expresión de pureza, de austeridad y de estaticidad muy estudiada. Es el refinamiento urbano que busca la perfección de la piel y que quiere mostrar toda la sexualidad y el erotismo que hay en la piel desnuda. Como esta imagen del desfile de ISABEL MARANT.

ESPERO QUE OS HAYA RESULTADO INTERESANTE 

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...