231 Views |  Like

BAILANDO CON AMAPOLAS

Así celebró Kenzo la llegada del verano, con una performance en plena Av. de Felipe II. Una de las fachadas de la plaza madrileña se convertía por primera vez en un campo de amapolas vertical. Sobre él, el grupo francés “Les Passagers”, formado por bailarines, acróbatas, pintores y actores da vida a la flor fetiche de Kenzo. Cuatrocientos metros cuadrados listos para ser lienzo y teatro a la medida de un grupo de 20 artistas dispuestos a hacer soñar a los urbanitas.

UNA FLOR EN LA CIUDAD
La idea comenzó en 1994 cuando Kenzo Takada transformó el Pont Neuf de París para celebrar la llegada del verano. Desde este punto de partida, y a raíz del lanzamiento de FlowerbyKenzo, Kenzo Parfums irrumpía en el centro de las ciudades con originales campos de amapolas. En mayo del 2001, en Paris, miles de amapolas fueron plantadas enfrente del centro George Pompidou para formar un enorme y radiante paisaje. Este era el principio de una larga historia, la de la amapola viajera, que florecía a lo largo y ancho del mundo.

Florecieron amapolas en Asia (Singapur, Hong Kong), Europa (Londres, Viena, Milán), América Latina (Buenos Aires, México DF). En Junio de 2003, la Plaza Roja de Moscú se transformó gracias a estas amapolas que después se regalaron a los moscovitas.El 4 de junio de 2008, Kenzo plantó 80.000 amapolas en la plaza Sánchez Bustillo, frente al Museo Reina Sofía.
Una acción inédita en la que los madrileños participaron entusiasmados, disfrutando de una vista única de la plaza vestida de rojo y recogiendo ilusionados las 100.000 amapolas que regaló la marca.

LES PASSAGERS

Sus performances son extraordinarias y han actuado en ciudades de 60 países. Paris, Nueva York, Londres, Roma, Milán, San Petesburgo, Seúl, Bangkok, y buen número de ciudades importantes en todo el mundo. La compañía reúne 20 artistas de territorios diversos como el teatro, la danza, la acrobacia, la música y las artes plásticas para crear eventos únicos y aéreos, haciendo que el público levante la cabeza hacia una nueva dimensión: la vertical.

¿Alguna tuvo la oportunidad de ir?
Si te ha gustado, compártelo...