84 Views |  Like

CLARINS Y ALDEAS INFANTILES

En el año 1998 la empresa Clarins Paris, S.A. ha empezado a colaborar con la organización humanitaria Aldeas Infantiles S.O.S.
La idea surgió cuando el entonces Presidente de la filial española, Jacques Barcelon, cuestionó el hecho de hacer un regalo en las promociones veraniegas de productos solares. Su sucesora Sandrine Groslier continua haciendo posible esta colaboración.

A Jacques Barcelon le pareció más efectivo hacer un regalo mediante un donativo anual para ayudar en la educación, en el bienestar y en el desarrollo de niños huérfanos, o que han sido maltratados, antes que hacer otro tipo de regalo.
Desde entonces hasta la fecha, la filial española de Clarins Paris entrega un talón por una cantidad de dinero bastante importante (60.000 euros al año, aunque han habido años que el importe ha sido mayor, ya que es un porcentaje de las ventas) al Presidente de Aldeas Infantiles, Juan Bautista Belda Becerra. Esta cantidad de dinero proviene de las ventas de los productos solares de Clarins Paris, para que los niños de Aldeas Infantiles puedan permitirse disfrutar de unas vacaciones, como el resto de los niños.
El Presidente de la asociación benéfica, D. Juan Manuel Bautista Belda Becerra, explicó como funcionaba su organización. Cada año acogen a cientos de niños en todas las Aldeas de España, niños huérfanos, abandonados o maltratados que necesitan urgentemente un hogar estable para restablecer su equilibrio tanto emocional como físico, en ciertos casos. En cada Aldea se encuentran varias casas que son auténticos núcleos familiares. En cada hogar se encuentra una madre “S.O.S” que cuida de unos diez niños aproximadamente. Los niños llevan una vida completamente normal, van a colegios normales, cuando llegan a su casa de Aldeas hacen los deberes, ayudan a poner la mesa, cenan, se asean, charlan entre hermanos y comparten la velada con la madre “S.O.S”. En cada Aldea existe un Señor responsable del buen funcionamiento de todas las casas que desempeña a su vez la figura paterna. Con los años siempre se desarrollan vínculos entre la madre y sus hijos. En todos los casos cuando la madre se hace mayor y sus hijos son independientes, la acogen a su vez en su casa.
En Aldeas Infantiles no se pierde nunca de vista al niño que se ha hecho adulto. Se le ofrece una formación profesional, unos estudios que le permiten salir adelante. Los niños de Aldeas Infantiles son niños equilibrados y alegres como cualquier niño que tiene un hogar feliz.
Clarins Paris también premia el trabajo de las madres S.O.S. mediante la creación de su emblemático Premio Internacional a “La mujer más Dynamisante del año”, que recayó en el año 2007, en Isabel Rodriguez Prisco y le entregó el premio el Presidente del Grupo Clarins, Christian Courtin-Clarins.

Esperamos que estas iniciativas animen al resto de las firmas a hacer lo mismo.
Si te ha gustado, compártelo...