624 Views |  Like

¿CÓMO DORMIR MEJOR? LOS 10 MANDAMIENTOS DEL SUEÑO

Cuando vemos a una persona dormida, puede que dormir nos parezca lo más fácil del mundo… pero lo cierto es que para tener un sueño de calidad no basta tumbarse y cerrar los ojos. Para dormir bien hace falta mantener una buena HIGIENE DEL SUEÑO y cuidar una serie de hábitos. Hoy quiero daros algunas de las recomendaciones más eficaces para conseguir que vuestro sueño sea de verdad reparador y con esta entrada, terminamos la trilogía del sueño. Por si alguna se las perdió, DORMIR PROFUNDAMENTE NUTRE LA VIDA y INSOMNIO, UNA ENFERMEDAD EN AUGE.

  1. TE LEVANTARÁS Y TE ACOSTARÁS TODOS LOS DÍAS A LA MISMA HORA. Muchas veces la causa que de que no podamos dormir bien está en un desbarajuste de horarios. El sueño es rutinario y le encantan los horarios estables. Eso de recuperar sueño los fines de semana puede resultar agradable, pero es causa de muchos desvelos.
  2. EVITARÁS TOMAR SUSTANCIAS EXCITANTES A PARTIR DE LA MEDIA TARDE. No pienses solo en el café. También las bebidas de cola, la mayoría de los tés, el tabaco y el cacao pueden influir en tu sueño o hacer que te despiertes antes.
  3. TE QUEDARÁS EN LA CAMA SÓLO LO NECESARIO. Las horas que hay que dormir son las que tu cuerpo necesite para afrontar el día siguiente sintiéndote despejado. Todos no necesitamos dormir lo mismo. No permanezcas en la cama más de 8 horas al día, y sobre todo no veas la tele o trabajes en ella.
  4. EVITARÁS EL SEDENTARISMO. Hacer ejercicio de manera regular no sólo contribuye a que estés en forma y te hace sentir mejor, si no que ayuda a relajarse y descargar tensiones, lo cual puede ser de mucha ayuda cuando las preocupaciones nos quitan el sueño. Eso sí, tienes que dajer un buen rato entre las zapatillas y la cama: el ejercicio, siempre al menos un par de horas antes de dormir.
  5. NO ABUSARÁS DE LA SIESTA. Decían que la siesta era el deporte nacional y tan connatural a España como las sevillanas, los toros, la paella y el tinto de verano. Lo cierto es que la siesta diaria cada vez se practica menos, más por falta de tiempo que por falta de ganas. Siestas de unos minutos pueden ser beneficiosas, pero una siesta de más de 30 minutos puede hacer que por la noche nos cueste conciliar el sueño.
  6. TENDRÁS TU HABITACIÓN A PUNTO PARA DORMIR. Necesitas un ambiente tranquilo y relajado. Cuidado con la luz excesiva, y intenta mantener una temperatura agradable. Ni frío ni calor. . . aunque es más fácil conciliar el sueño con unos grados de menos que de más. Aquí encontraréis buenos consejos sobre cómo elegir una habitación para dormir bien.
  7. DESAYUNARÁS COMO UN REY, ALMORZARÁS COMO UN PRÍNCIPE Y CENARÁS COMO UN MENDIGO. Intenta mantener los horarios también en cuanto a las comidas. La cena no puede ser pesada, pero tampoco hay que irse a la cama con hambre. Hay algunos alimentos mejores que otros para conciliar el sueño, diseña una buena dieta para dormir mejor.
  8. SEGUIRÁS UN RITUAL PARA DORMIR. Convierte la preparación para irte a dormir en un ritual agradable: un baño caliente, algo de música para desconectar, ponerse el pijama, preparar qué te vas a poner mañana. . .
  9. DEJARÁS DE “CONSULTAR CON LA ALMOHADA”. Si tienes preocupaciones o tareas pendientes que no te dejan dormir, apúntalas en un cuaderno. Listarlas te ayudará a no darle demasiadas vueltas a la cabeza en la cama.
  10. TE LEVANTARÁS DE LA CAMA SI NO TIENES SUEÑO. No te quedes en la cama más de media hora mirando a la pared. Si pasado este tiempo no has logrado dormirte, es más fácil que vuelvas a conciliar el sueño si te levantas y te relajas un rato que si te fuerzas a permanecer en la cama sin sueño. Vuelve sólo cuando sientas somnolencia.

Desde el INSTITUTO DE MEDICINA DEL SUEÑO nos recuerdan que “un tercio de nuestra vida la pasamos durmiendo.” A la edad de 60 años, 20 de ellos los habremos dormido. Es lo que más hacemos día a día, noche tras noche; así que cualquier problema durante el sueño nos afecta cotidianamente, tanto de noche como de día, condicionando muchas veces nuestra vida, porque las funciones del sueño son importantísimas para nuestro organismo.

ESPERO QUE DESPUÉS DE LEER ESTA ENTRADA TENGÁIS SIEMPRE DULCES SUEÑOS

MUCHAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS

Si te ha gustado, compártelo...