536 Views |  Like

EL ACEITE L’HUILE DE LEONOR GREYL, EL SECRETO DE MI MELENA ¡¡¡IMPRESCINDIBLE!!!

Hoy es un día especial para mi… Sé que Inma ya os ha contado algo de mi, así que no voy a repetirme, pero ¡estoy hasta nerviosa con mi primer post en Beautyvictim! He querido “estrenar” con un producto que me acompaña desde hace años, años, y años, un aceite para el pelo llamado L’HUILE DE LEONOR GREYL.

 

Como podéis imaginar, le di muchas vueltas sobre cuál debía ser el protagonista del primer post. Al fin y al cabo, es el debut oficial. Tras pensarlo y cambiar de opinión varias veces, pensé que debía ser algo que formara parte de mi neceser de imprescindibles, algo que conociera muy bien. Y me decidí por un aceite que acompaña mi melena desde hace años y años: el aceite de la marca francesa LEONOR GREYL llamado L’HUILE DE LEONOR GREYL.

Este aceite llegó a mis manos a través de una amiga que estuvo estudiando en Francia. Me lo regaló explicándome que se usaba ¡antes! de lavarse el pelo y que tenía que usar muy poquito (es una de las cosas que más me gusta de él, que cunde muchísimo…). Que debía usar sólo un tapón, o menos, y repartirlo de orejas para abajo e insistir en las puntas. Y dejarlo actuar antes de lavar el pelo. Cuanto más tiempo, mejor. Porque su función es hidratar y nutrir la melena desde dentro. Algo que a mí me hace mucha falta, os lo aseguro. Entre las mechas, el secador y la plancha, necesito productos que me cuiden el pelo. Pero sin dejarlo pesado, que es algo que aborrezco. Por eso me gusta tanto este aceite: noto que me da mucho brillo, me ayuda a desenredar, y siento el pelo más fuerte, más resistente, sin que se quede pesado, demasiado lacio. Además, es un producto natural, y eso me encanta. No tiene ni siliconas, ni sulfatos ni parabenos, y sus aceites tienen certificado bio. Yo sé que a Inma también le gustan los productos LEONOR GREYL, ¡ya habló de ellos hace tiempo!

El secreto de este aceite son dos activos naturales: el aceite de copra, que se obtiene de la presión en frío de la cáscara del coco, y el aceite de mongongo (¿no os encanta el nombre…?), que procede de un árbol africano del desierto del Kalahari. Y como os comentaba, ambos con certificado bio. Es otra de las cosas que me encanta del producto, que ya veis que además tampoco tiene siliconas. Aún no me conocéis, pero os diré que cada vez soy más fan de los productos para pelo sin siliconas: desde que los eliminé de mi neceser, noto el pelo más fuerte, con más cuerpo y mucho más brillante.
Pero el primer día que me dispuse a usarlo ¡casi me da algo! ¡Estaba sólido! Así que llamé a mi amiga y le dije que se había estropeado, pero… no. Como está hecho de aceites totalmente naturales, se solidifica fácilmente. ¡Se nota que son productos tropicales! Pero basta con dejarlo unos minutos encima del radiador, o meterlo en agua caliente, o darle unos segundos de micro, y se vuelve a hacer fluido. Aunque confesaré que me gusta también mucho cuando está cremoso: saco un poco de producto con un bastoncito de algodón, lo amaso entre las manos y lo extiendo como si fuera un bálsamo.

Con el paso del tiempo, he aprendido a usar este aceite en todo tipo de circunstancias. Me apasiona para el gimnasio: como sé que luego me voy a duchar, me hago una coleta y lo extiendo sólo en las puntas para aprovechar la clase. Y es maravilloso cuando tengo un rato para la sauna: el calor ayuda a que el producto penetre mejor. En verano, llevo conmigo su tamaño de viaje (un botecito súper práctico), especialmente a la playa y la piscina. No sólo porque el calor ayuda a que haga más efecto, como en la sauna, sino porque además sus aceites le dan protección natural al pelo. Otras veces duermo con él o lo dejo incluso un día entero si es en fin de semana. Un par de ocasiones lo he usado para un efecto wet look, ¡sirvió para disimular el pelo sucio, ja ja ja ja! 

PARA MI, L’HUILE DE LEONOR GREYL ES UNO DE LOS SECRETOS PARA UN PELO BRILLANTE A PRUEBA DE PLANCHAS Y VERANO 


¡YA ME DIRÉIS SI OS LLEGA A GUSTAR TANTO COMO A MI! 

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR

Si te ha gustado, compártelo...