104 Views |  Like

EL ALBUM DE FOTOS DE DAISY, DE MARC JACOBS

Margaritas, verde hierba y un sol radiante. Para celebrar el 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, no está mal. A mí me ponen de buen humor, me refiero a las margaritas, por su simpleza naïf, su grafismo, su simplicidad y su irreverencia. No me extraña que Marc Jacobs se inspirara en esta flor para su perfume Daisy, cuyo punto de origen está en la línea Marc, by Marc Jacobs. 

La imagen ya la conocéis por la publi, y forma parte de una especie de álbum de fotos que me 

encanta, como todo lo que hace el fotógrafo Jurgen Teller. Fresco, divertido, transgresor y moderno, lo mires por donde lo mires, para disfrute de todas sus seguidoras. Me fascina.

En esta ocasión, Teller ha trabajado con Dick Page, el director artístico de Shiseido Themakeup, quien se ha encargado del pelo y maquillaje de la modelo. 
El frasco, cuando se acaba la fragancia, no hay que tirarlo nunca 
porque donde lo pongas, queda 

bien, tanto el Eau de Toilette, con las margaritas blancas y doradas, como el Eau de Parfum, en negro y dorado.
Como es de esperar, se trata de una fragancia floral con violetas. Es curioso porque de las violetas, normalmente, se busca que den un tono dulce, como el de los caramelos, sin 
embargo, las violetas tienen otra faceta más verde, fresca y sofisticada que es difícil de describir si nunca las has olido antes. Cuando oláis Daisy, os daréis cuenta de lo que hablo, y si 
ya la habéis olido, entonces ya habréis percibido esas notas verdes de las que hablo. Es una 

aportación buena al mundo de la perfumería que ha creado escuela, porque ya hay más fragancias que están utilizando este acorde.
El Eau de Toilette también lleva notas de fresas silvestres, pomelo, gardenias, jazmín, almizcle, vainilla y maderas, en su fondo para dar sensualidad y suavidad a la composición. Las amantes de las fragancias frescas y persistentes estarán encantadas.
El Eau de Parfum no ha variado para nada sus ingredientes, lo que ha variado es su 
concentración de aceites esenciales de los mismos para hacerla más sofisticada. 

Y yo cada vez apuesto más por los perfumes que vienen acompañados por completísimas líneas de baño, con la guirnalda de margaritas sobre fondo 
negro. La de Daisy no tiene desperdicio: gel, loción hidratante, crema efecto aterciopelado y perfume sólido, para llevar en el bolso ¡Y también es una margarita! ¿Veis como os decía que tocaba hacerle un homenaje? ¡Divino diseño!

Si te ha gustado, compártelo...