92 Views |  Like

EL PRIMER FRASCO DE UN ARQUITECTO

Lo mejor que tiene el diseño en perfumería es que sus posibilidades son infinitas. En esta ocasión ha sido la firma francesa Yves Saint Laurent la que ha unido su nombre al del genio de la arquitectura, Jean Nouvel, en la edición limitada de su fragancia masculina L’Homme Yves Saint Laurent. El diseño, que ensalza la virilidad evidente, es una evocación poética del corcho de pescar, y en su flotador no podía faltar el logo YSL que realizara en su momento Cassandre. La fragancia original permanece inalterable.
REPRODUCCIÓN DE LA ENTREVISTA A JEAN NOUVEL

P: ¿Por qué se trata de un frasco de arquitectura, de un frasco de arquitecto?
Jean Nouvel: El diseño de arquitecto se interesa menos en el estilo que el la estructura, en la esencia de un tema, como en las características de la época que lo expresa. Para por objetos decantados, según técnicas que pueden ser poco frecuentes. ¿Cuál podía ser la especificidad del frasco? Masculinidad, lujo y belleza. He deseado una forma evidente: que se pudiera coger fácilmente con la mano, que pueda evocar varios registros de la imaginación. He 
querido que exprese los contrastes de L’Homme Yves Saint Laurent, que mezcle virilidad y fragilidad. Por su aspecto, el 
frasco tiene un simbolismo viril 

perfectamente asumido; en oposición, la delicadeza del cristal implica una forma de virilidad y de suavidad. Por último, el cristal y el perfume juegan con la luz que les traspasa. Ese es el aspecto más bello del frasco, al igual que el lujoso líquido que contiene.
P: ¿Cuál es la función del flotador?
J.N: El flotador está firmado por el logo Casandre YSL. Coloca a la marca en el corazón mismo del perfume. Verdadera evocación poética del corcho de pescar, acompaña siempre el nivel y el sentido del líquido. Pertenece al perfume.
P: Es la primera vez que trabaja en un frasco de perfume; ¿la identidad de la marca Yves Saint Laurent le ha influido en su creación?
J.N: Para mí, en Yves Saint Laurent se funden a la vez una gran elegancia, que a veces puede ser muy estricta, y una fuerte dosis de audacia; esta combinación está en completa armonía con mi trabajo. El frasco que he diseñado para L’Homme Yves Saint Laurent me parece que interpreta fielmente esa imagen.
Si te ha gustado, compártelo...