942 Views |  1

EL SOL Y LA FOTOPROTECCIÓN

Empezamos a sentir los efectos del  ASTRO LUMINOSO que nos da vida. Es el momento de hablar de sus efectos para prepararnos para el cálido verano que se aproxima. La tierra gira en una orbita elíptica alrededor del sol, él es el responsable de muchos de  los cambios en la tierra y en todos los seres vivos, muchas civilizaciones anteriores lo consideraban un dios, DIOS SOLAR RA… DADOR DE VIDA. Los seres humanos, las plantas y los animales necesitamos luz y calor para crecer y desarrollarnos. El sol es la mayor fuente natural de energía y es la fuerza que da inicio a los diferentes procesos en la naturaleza. El Sol ilumina y calienta la superficie de la Tierra y brinda la energía necesaria para que las plantas realicen la fotosíntesis y puedan existir. Las plantas luego, son usadas como alimento por otros seres vivos. A su vez, la radiacion solar calienta el aire y lo transforma en viento, así como la lluvia evapora el agua que se convierte en lluvia. El sol es fundamental en el ciclo de la vida.

El sol es fundamental para mantener las condiciones climáticas y del suelo, gracias a este, existe vida en nuestro planeta

Sin embargo, la luz del sol también tiene un lado peligroso, puede dañar la piel e incluso los ojos. Nuestros cuerpos fueron diseñados para aprovechar el sol. La luz solar ayuda a mantener nuestros patrones de sueño por buen camino para que podamos permanecer despiertos durante el día y dormir profundamente por la noche. Es pués muy importante en nuestros patrones de sueño, por consiguiente tomar muy poco sol, sobre todo en los meses de invierno, puede hacer que algunas personas se vuelvan propensas a una forma de depresión conocida como trastorno afectivo estacional. La luz solar también ayuda a que la piel produzca vitamina D, que es necesaria para la función normal de los huesos y la salud. Sin embargo, la luz del sol también puede causar daño. Pero nosotros podemos tomar algunas medidas relativamente simples para proteger nuestro cuerpo contra el daño solar y así continuar disfrutando de los efectos saludables del sol, como cubrirnos cuerpo, ponernos protectores solares, gafa, gorra etc.

TIPOS DE RADIACIONES QUE NOS LLEGAN DESDE EL SOL

La luz solar  se descompone al llegar a la superficie terrestre en distintos tipos de radiaciones que según su longitud de onda, se clasifican en:

  • Las radiaciones visibles,  esta parte del espectro, que puede detectarse con nuestros ojos, nos permite ver y proporciona la energía a las plantas para producir alimentos mediante la fotosíntesis.
  • Los rayos infrarrojos, esta parte del espectro está compuesta por rayos invisibles que proporcionan el calor que permite mantener la Tierra caliente.
  • Las radiaciones ultravioletas,  estas pueden dañar nuestra piel si no está bien protegida, pudiendo producir desde quemaduras graves hasta cáncer de piel. Y se dividen en UVC, UVB o UVA.

La radiación ultravioleta (UV) es una radiación electromagnética cuya longitud de onda va aproximadamente desde los 400 nm, el límite de la luz violeta, hasta los 15 nm, donde empiezan los rayos X. El exceso de los rayos UV puede tener consecuencias graves para la salud, ya que es capaz de provocar CANCER, ENVEJECIMIENTO y otros problemas de la piel como QUEMADURAS. Además puede causar CATARATAS y otras lesiones en los ojos y puede alterar el sistema inmunitario.

Los niños deben aprender a cuidarse del sol porque la exposición excesiva durante la infancia y juventud puede provocar cáncer de piel más adelante, la memoria de la piel es inigualable, enfermedades como el cáncer de piel pueden diagnosticarse años después de que se produzca el daño celular. Esto sucede porque la piel “recuerda” los malos cuidados a lo largo de toda la vida. 

“Cuanto más reciba una persona radiaciones solares sin protección a lo largo de su vida, más riesgo tiene de desarrollar cáncer de piel”.

El Índice UV es una unidad de medida de los niveles de radiación ultravioleta relativos a sus efectos sobre la piel humana. Este índice puede variar entre 0 y 16 y tiene cinco rangos.

Cuanto menor es la longitud de onda de la luz ultravioleta, más daño puede causar a los seres vivos, pero también es más fácilmente absorbida por la capa de ozono (ya empezamos a hablar del famoso OZONO)Existen tres tipos de radiación ultravioleta, que tienen distinta energía o longitud de onda: UVA, UVB y UVC. La mayoría de la radiación UV que llega a la tierra es del tipo UVA (mayor longitud de onda), con algo de UVB. La agencia de meteorologia nos ofrece diariamente, fundamentalmente en verano el índice de radiación ultravioleta para que nos protejamos del sol. Además del tipo de radiación, es necesario conocer los factores que influyen en la acción del sol sobre la piel.  Así, debemos tener en cuenta que, cuanta más alta es la zona geográfica donde estamos, más intensa es la exposición; la oblicuidad de los rayos del sol con la tierra también influye, según la estación, el momento del día y la latitud de la zona geográfica. El clima también influye, ya que la lluvia y las nubes absorben parte de las radiaciones. También,  el tipo de superficie donde estamos, ya que la nieve refleja hasta el 85% de los rayos, y la arena seca hasta el 17%.

QUE ES Y PARA QUE SIRVE LA CAPA DE OZONO

La capa de ozono es un área de la estratosfera, que se encuentra de 15 a 50 kilómetros de distancia sobre la superficie de la Tierra, cuya concentración del gas ozono es relativamente elevada. El gas ozono ejerce de potente escudo protector o filtro, que evita el paso de las radiaciones nocivas del sol. Sin embargo permite el paso de otras radiaciones como la ultravioleta de onda larga, que resulta imprescindible para la vida en el planeta, puesto que permite a las plantas la realización de la fotosíntesis.

Un deterioro excesivo de la capa de ozono puede provocar un notable incremento de casos de melanoma o cáncer de piel, cataratas, e incluso puede afectar al sistema inmune de los seres humanos y otras especies.

La capa de ozono son las gafas de sol de nuestro planeta, que nos protegen de las radiaciones dañinas.

Por tanto, hacemos bien en estar preocupados por el agujero de la capa de ozono, y debemos exigir a nuestros gobiernos que pongan todos los medios que tengan a su alcance para evitar que este agujero aumente. Para ello deben impedir el uso de determinados compuestos químicos como los propelentes, empleados para impulsar el contenido de los aerosoles, los clorofluorocarbonos (utilizados como refrigerantes industriales) y algunos fungicidas. Y debemos estar concienciados individualmente para no usarlos aunque esten en el mercado.

Podemos resumir que el sol tiene efectos beneficiosos y perjudiciales para los seres vivos, sin el no sería posible la vida. Que tenemos muchas cosas para protegernos (cremas, gafas, gorras, ropa, sombrillas etc) y que evitaremos tomar el sol en las horas de mayor indice ultravioleta.

¿QUÉ ES LA FOTOPROTECCIÓN?

Los protectores solares son agentes que ayudan a prevenir que los rayos ultravioletas (UV) lleguen a la piel. Existen dos tipos de radiación ultravioleta, los rayos UVA y los rayos UVB, los cuales causan daños a la piel y aumentan el riesgo de cáncer de piel. La luz UVB es la principal causa de las quemaduras por el sol, mientras que los rayos UVA penetran en la piel más profundamente,  se asocian con las arrugas, la pérdida de la elasticidad y otros efectos del FOTOENVEJECIMIENTO. También agrava los efectos cancerígenos de los rayos UVB y cada vez más se considera la luz UVA un causante de cáncer de piel. Los protectores solares varían en su capacidad para de proteger contra los rayos UVA y UVB.

¿QUÉ ES EL FACTOR DE PROTECCIÓN SOLAT (SPF)?

Es un indice que representa la medida de la capacidad que tiene un bloqueador o protector solar para evitar que los rayos UVB dañen la piel. Así es como funciona: si su piel sin protección tarda 20 minutos para empezar a ponerse roja, al utilizar un protector solar con un FPS de 15 previene el enrojecimiento teóricamente 15 veces más. Pero ningún protector solar, independientemente de su capacidad, continúa siendo eficaz sin reaplicarse cada dos horas. En segundo lugar, el enrojecimiento de la piel es una reacción a los rayos UVB y dice poco sobre el daño que los rayos UVA puedan hacer.

El FPS de un producto no previene los daños secundarios responsables del FOTOENVEJECIMIENTO.

Toda persona a partir de los seis meses de edad debe utilizar un protector solar todos los días. Incluso las personas que trabajan en zonas cubiertas, están expuestos a la radiación ultravioleta por períodos breves a lo largo del día. Los niños menores de seis meses no deben exponerse jamás al sol. Mantener los niños en la sombra es la mejor manera de protegerles del daño solar.

¿Que fotoprotector me aplico y con que frecuencia? En todos los casos se recomienda un filtro solar de amplio espectro que ofrezca protección contra los rayos UVA y UVB. Los filtros solares deben aplicarse 30 minutos antes de la exposición al sol para que todos los ingredientes se absorban en la piel. Es muy importante reaplicarse el protector solar en cantidades iguales a la primera aplicación cada dos horas, inmediatamente después de nadar, secarse con la toalla, o después de sudar.

Vamos ya a prepararnos para ir a la playa o la piscina, hemos comprado nuestro traje de baño y después de leer el artículo tenemos que pensar en adquirir unos buenos protectores solares, gafas de sol y sombrero o gorra además de una enorme sombrilla, así tendremos unos maravillosos baños de sol.

ACABAMOS CON ESTA FRASE QUE ME GUSTA TANTO

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR

Si te ha gustado, compártelo...