51 Views |  Like

EL VERANO DE LAS FRAGANCIAS

Lo bueno que tienen las ediciones limitadas de verano es que no se limitan a ser una “variación sobre el mismo tema” sobre los originales a partir de las cuales fueron creadas. Como un complemento más de temporada y de tendencia, que lo son, las ediciones limitadas de verano nos ofrecen la posibilidad de conocer y experimentar en propia piel notas olfativas muy frescas y novedosas que se perciben mejor cuando suben las temperaturas.
Por ejemplo, este año FlowerbyKenzo Summer incluye en su composición un coctail casi helado de lichy, corteza de mandarina y jengibre; pero como no olvida nunca que la fragancia representa una flor, tiene el corazón de violeta de Parma y freesia.
ck IN2U POP para ella combina los cítricos con la papaya golden y la vainilla de Tahití. Cremosa como un rico helado.

A la rosa tradicional de Classique, de Gaultier, en su Eau d’Eté sin alcohol se le suman acordes de cáscaras de clementinas y limón de Sicilia. 

El mar Mediterráneo es uno de los leit motiv que más ha marcado el verano cosmético por motivos obvios: su luz, su clima… pu
ra delicia. Mediterranean, de Elizabeth Arden, con mandarina siciliana, wisteria y magnolia, es un canto de sirena a este mar. 
¿Y hay algo más mediterráneo que la flor de Nerolí? Pues si eres fan de las fragancias frescas con notas de limón, flor de azahar o naranja amarga, Diptyque es la respuesta, con su lanzamiento 
de sus Eaux de Cologne: L’Eau de Nerolí, L’Eau de Hespérides y L’Eau de L’Eau. 

La Verbena o Hierba Luisa, es otro de los olores ligados a las costas mediterráneas. 
Disfrutarás de su fragancia en Citrus Verbena, de L’Occitane en Provence, que incluye extracto de 
verbena de Córcega y limón y pomelo de Italia.
Pure White Linen Breeze,

 de Estée Lauder, evoca la sensación de la brisa a orillas del Mediterráneo gracias a sus notas florales y cítricas de bergamota, pomelo y naranja de su salida. En su corazón, freesia amarilla, Osmanthus, flor de Tilo, Rosa Centifolia y nerolí. Y en su fondo miel de Acacia y maderas de Cedro y Teca sobre una nota de piel recién limpia.

Eau Pure de Biotherm es una agua fresca con notas revitalizantes de kiwi, pomelo, limón y lima, de su salida. En su corazón encontramos flores acuáticas, como el loto, y té verde, y en su fondo hay musgo, patchulí y almizcle.
No se puede ser más fresco.

Los Hamptons y su exclusivo ambiente tiene también sus fragancias: Eternity Summer, de Calvin Klein, tiene notas de salida de hoja de bambú húmeda, albahaca prensada y mandarina; en su corazón está el jazmín y el nerolí; y en el fondo encontramos los almizcles, la raíz de iris y el jengibre. Todo ello conforma una fragancia armoniosa, fresca y serena. 
¿Y qué decir de las 
noches de verano? Escada propone Moon Sparkle, su edición limitada que evoca las noches locas de Ibiza, St. Tropez o Miami. La fragancia huele a fresas, grosella negra, cítricos y manzana roja, en su salida. Después evoluciona gracias al jazmín y la rosa y saca el lado más sensual justo cuando se necesita, 

gracias al almizcle, el sándalo y el ámbar. No sé si os habréis dado cuenta, pero estas notas de fondo son un auténtico comodín olfativo, absolutamente adictivas. En cualquier fragancia que las incluyan, si están bien dosificadas, triunfan.

Lo dicho, nuevas experiencias olfativas para tus sentidos.
Si te ha gustado, compártelo...