128 Views |  Like

ELIGE, ¿PURA O TENEBROSA?

Cuando me hacen este tipo de preguntas, me ponen en el eterno dilema de siempre: tener que definirme por un valor absoluto cuando yo soy lo más relativa que puedo. Mi respuesta es siempre la misma: ¿En qué sentido, en qué momento, lugar, con quién, por qué…? Pero bueno, ¿a santo de qué os cuento esto? Pues no se debe a un santo, sino a una plancha de pelo de la firma inglesa ghd, a la cual sigo fielmente como si fuera una religión capilar, que lo es en sí misma. Acaban de lanzar en todo el mundo una edición limitada de sus nuevas planchas ghd IV styler Pura o Tenebrosa. ¿Qué es lo que tienen en particular? En esta ocasión, su diseño más absolutamente chic. Es la plancha más fashion del mercado, sin lugar a dudas. Blanca o negra, y acompañada de una bolso-cartera de mano con un print floral al más puro estilo art nouveau.

En esta ocasión, me decidí por el lado más puro, porque la cartera es negra con las flores blancas y eso me deja la conciencia más tranquila, al estar los dos colores a la vez. La cartera de la plancha negra es negra con el print floral en negro, a modo de brocado. Preciosa, pero me tenía que definir por un sólo color que no dejaba 

lugar a dudas sobre lo que tenebrosa que podía llegar a ser.
Por una vez, el lado puro me resultaba más ambiguo, y por ello, más interesante. 
Además, ¿hasta qué punto el ser completamente pura no es ciertamente perverso o tenebroso? 

Pues a mí me lo parece. Sin embargo, ser tenebrosa es demasiado evidente y no me interesa. Se te ve demasiado.

Dicho esto, tengo otras cosas que contaros, beautyvictims. La plancha fue 

presentada en marzo (ahora sí, lo puedo decir) en Londres al gremio de peluquería londinense a cuyo acto sí fui invitada. Y eso sí que fue una experiencia religiosamente capilar. 
El viaje me hacía muchísima ilusión y prometía mucho, mucho. Además de presentar la plancha, también era la entrega de los premios de peluquería ghd. Un verdadero show inesperado.
Salimos por la mañana a horas intempestivas hacia Londres. Allí nos esperaban para llevarnos a una peluquería en pleno barrio de Chelsea, Sejour Hair, 3 Bray Place, London SW3 3LL (por si alguna quiere ir, 0207 589 
1100) absolutamente recomendable. Mi peluquero era turco y no recuerdo su nombre, sólo sé que captó enseguida mis solicitudes y que lo hizo de maravilla.
Ya sabéis todas que este año, la novedad en las pasarelas la 

han protagonizado los cardados entre sesenteros, mujer victoriana y musa de Gustav Klimt. Así que, pedí que me hicieran uno de esos cardados acabados en recogido de los que tanto he hablado porque quería experimentarlo en propio pelo. La verdad, me daba un poco de vergüenza ir así por la vida, pero… ¿no estoy en Londres? pues fuera el sentido del ridículo exacerbado que tenemos los españoles. Además, me sentaba muy bien y me veía muy guapa. Punto.
De ahí, nos llevaron al hotel para vestirnos de 
acuerdo al evento. Había elegido un vestido en blanco y negro ¿pura casualidad con el lanzamiento y con mi elección? Quién sabe. 
Las españolas que íbamos flipamos muchísimo con los peinados de la peluquería inglesa, aunque allí había nipones por doquier,
campando por sus fueros, como si de dibujos manga se tratara. Totales.

Bueno , en realidad, flipamos más por los total looks que lucían algunas. Concretamente, una peluquera, que se llevó un premio, hubiera 
hecho temblar a mi querida y admirada Alaska (Olvido Gara) en su mejor momento de los años ochenta. Os cuento: vestido 
rockabilly años 50′ en negro con estampado de calaveras grises y rosas en tonos rosas vivos, acompañada de un pelo corto despuntado en rubio platino recubierto de un suave velo en
 rosa. ¿Os acordáis del cabello que lucía Scarlett Johanson en la publicidad de Lous Vuitton de la temporada otoño 2007? 

Pues el mismo, si cabe, un tanto más rosa. A-lu-ci-nan-te.
Lo vais a ver todo en el vídeo que estoy montando y que voy a subir al blog en breve. ¡Gracias a Dios que me llevé la cámara!
¿Sabéis lo que tiene eso de ver gente de lo más variopinta? Pues que son un soplo de aire fresco en la vida y que enriquece más en lo personal que estar siempre demasiado sujeta a las normas y formalismos burgueses. Eso no significa que haya que ir en contra de lo establecido, ni nada de eso. A estas alturas, lo de rebelde sin causa lo tengo superado gracias al arte de sobrevivir. Lo que digo es que, demasiados clichés… no son muy sanos para nuestra mente, espíritu, corazón y cuerpo. 
Allí, en este evento, se rompían muchos moldes estéticos con un tono divertido. Pues eso… aire fresco.
Se vieron minivestidos de encaje, bolsazos de Prada, 

zapatos de Balenciaga y Pura López (los míos lo eran), y hasta una japonesa exquisita, que había elegido el vestido con el print de leopardo que hiciera Roberto Cavalli para H&M para la temporada de otoño 2007. Se llevó mi particular premio a la mejor vestida de todo el evento por múltiples motivos, como podréis ver en el vídeo. Pelo limpio y liso impecable; el vestido, que era difícil de llevar porque tenía la espalda al aire, le sentaba como un guante. Eso significa que había elegido un tipo de sujetador que va atado al cuello y a la cintura, precisamente, para poder 

dejar la espalda al aire sin temor a nada. Cartera de mano en tono beige y… el detalle que terminó de definir su exquisitez: zapatos de salón clásicos en tono cámel. Beautyvictims, un 10 bien merecido. Si los zapatos hubieran sido negros, 
el vestido de leopardo de Cavalli no hubiera funcionado igual. Así de simple. Un cocktail ring frante a una ausencia total de joyas puso el broche de oro. Por favor, ¡Tomad nota del estilismo! Perfecto para un evento o una fiesta en una terraza de verano, pero NO vayáis a sí a una boda, ni aunque sea de vuestro hermano/a o mejor amiga. Del tema bodas, bautizos y comuniones urge hablar, lo sé.

Después de la entrega de premios, llegó el momento esperado: el show de los ángeles de ghd que antecedía la presentación de la ghd IV style Pura o Tenebrosa.
El show fue espectacular en todos los sentidos: empezando por las propuestas de peinados, en las que abundaban los cardados de todo tipo, los cabellos con efecto trenzado que veíamos en el desfile de Chanel, cuyo secreto os contaré más abajo. ¿Y el estilismo? No era un desfile de moda, para nada, y llamaba la atención la maravillosa ropa blanca estilo broderie anglaise de la ropa interior victoriana, con un cierto toque ibicenco. Una exquisitez auténtica. 
Y por fin llegó el momento de la presentación de la ghd IV Styler Pura o 
Tenebrosa. ¿La veis ya en la foto? ¿A que es un dilema inaguantable eso de tener que decidirse 

por una de las dos? Por favor, que no hagan más planchas tan ideales. No podemos superar tanta adicción. 
Si tienes problemas para decidirte por una de ellas, entra en www.puraotenebrosa.es y los de ghd te ayudaran a decidir. Pero piensa bien tus respuestas: ¿Alguna vez has mentido para no herir los sentimientos de alguien? ¿Alguna vez has seducido a alguien ignorándolo?
P.D. Look desfile de Chanel efecto trenzado: 
1º – Hazte trenzitas por todo el cabello. 
2º – Un golpe de plancha rápido. 
3º – Deshaz las trenzitas. 
¡¡¡Voilá!!!
Por cierto, la presentadora del evento, que es la jefe de formación de ghd en el Reino Unido, llevaba un cardado idéntico al mío. Otro acierto de las dos.
Si te ha gustado, compártelo...