150 Views |  Like

EN LA PRESENTACIÓN DE ELIE SAAB L’EAU COUTURE

Todavía tengo vivo el recuerdo y la emoción de la presentación mágica de ELIE SAAB LE PARFUM en París, hace ya tres años. En este tiempo, el diseñador nos ha enamorado con las versiones Eau de Toilette y Parfum que han ido ampliando su universo olfativo con coherencia gracias al trabajo del perfumista FRANCIS KURKDJIAN, artífice de todas las versiones. También de esta, L’EAU COUTURE, que viene a ser una agua ligera y aérea como las muselinas y sedas con las que trabaja el couterier libanés.

El color verde aguamarina como telón de fondo nos anticipa que estamos ante una fragancia que habla de frescor y de esa naturaleza urbana que nos conquista con árboles que florecen en medio de la ciudad y se conforman como contrapunto a los rayos de sol que atraviesan sus hojas.

ELIE SAAB L’EAU COUTURE, EAU DE TOILETTE, EAU DE PARFUM; PARFUM

FRANCIS KURKDJIAN ha construido la pirámide olfativa partiendo de las notas de la fragancia original, como ha hecho también en el Eau de Toilette y en el Parfum, pero en este caso, ha situado notas frescas en la salida escogiendo un tipo de esencia de bergamota de Calabria obtenida a partir de los frutos de los comienzos de las cosechas, que tienen notas más florales que si se escogieran los frutos cuando la cosecha ya está más avanzada.

El perfumista ha mezclado esta esencia de bergamota de Calabria con notas de magnolia que nos llevan suavemente hacia un corazón de flor de azahar que caracterizó al Eau de Parfum. Pero esta vez, ha querido jugar con las facetas que exhalan las flores según comienzan a abrirse, que son notas ligeramente almendradas, solares y muy transparentes.

Poco a poco, van tomando presencia los acordes de almendra verde crocante y un lecho avainillado ligero de infusión de vainilla presente en las notas de fondo que envuelve y despliega todo el aroma floral de la salida y el corazón en una estela ligera, de la misma forma que lo hacen las muselinas y sedas de los vestidos largos del diseñador libanés.

Como siempre hago cuando escribo sobre perfume, comienzo la entrada nada más perfumarme con la fragancia y dejo que se desarrolle para poder sentir en mi piel la evolución de la fragancia y transmitir mejor mis sensaciones. En el momento en que estoy escribiendo es media tarde y las temperaturas inusualmente altas de abril me permiten tener abiertas  varias ventanas de mi casa. Una ligera brisa va y viene constantemente meciendo el aroma de L’EAU COUTURE a mi alrededor. Si en este momento cierro los ojos, me puedo trasladar a un jardín verde lleno de flores, justo al borde del mar.

La presentación de ELIE SAAB L’EAU COUTURE tuvo lugar en el Consulado de Italia en Madrid y fue un viaje precioso al universo del couterier en el que sus vestidos y sus complementos estaban muy presentes y eran parte de una decoración exquisita de flores blancas y macarons de almendra. Por cierto, me quedé sin probarlos porque pensé que no se podían tocar y luego resultó que estaban para disfrutarlos in situ. ¡Lástima no haber preguntado!

La fragancia está disponible en formato 30 ml (43 €); 50 ml (64 €) y 90 ml (89 €).

¿POR QUÉ SERÁ QUE HAY FRAGANCIAS QUE PARECEN HABER NACIDO TOCADAS POR UN HALO DE MAGIA?

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...