149 Views |  Like

EN TORNO A EAU D’ORANGE VERTE, DE HERMÈS

En 2004 se incorporaba el perfumista Jean-Claude Ellena a la firma francesa Hermès. Desde entonces hasta ahora, el número de fragancias absolutamente maravillosas, originales, interesantes y de gran calidad no ha hecho más que incrementarse, para beneficio de todos los que gustamos disfrutar de un buen perfume.

En esta ocasión, el listón estaba muy alto porque se trataba de completar la trilogía dedicada a las Eaux de Cologne de la firma. El primer agua de Colonia de Hermés nacía en 1979 bajo la formulación tradicional de lo que son este tipo de fragancias, pero con notas de naranja verde como signo de distinción. Son estas notas las que propiciaron el cambio del nombre por el que conocemos: Eau d’Orange Verte, creada por Françoise Caron. Fresquísima y riquísima, y con una fijación en piel estupenda. Es de esas fragancias que pueden ser llevadas por todos, hombres o mujeres, y que siempre huele bien. Tiene notas de cáscara de naranja verde, flores de mandarina y limón, hierbabuena, matices de brotes de grosellero y una ligera estela de musgo de roble y pachuli.

Las dos nuevas fragancias no podían defraudar, según cuenta el propio Ellena: “Aunque la colonia se expresa en un registro figurativo, de fácil acceso e instantáneamente apreciable, es más compleja de lo que parece. Porque más allá de las cuestiones técnicas y de tener una concentración de alcohol inferior, la colonia se inscribe en un registro que no puede permitirse la menor imperfección. Celebrar la materia por lo que es requiere un verdadero saber hacer artesanal.”
Así, la colección Colognes Hermès ofrece ahora tres historias de agua. Las tres fragancias se han compuesto alrededor de una materia y de un color, que son la fuente de inspiración. En Eau de Pamplemousse Rose destacan los cítricos y las notas hesperiadas, pero se potencia las tonalidades de pomelo y de las rosas, que le da elegancia a

la composición.
Mientras que en Eau de Gentiane Blanche se ha combinado la dulzura de los acordes hespérides con el carácter de la genciana, el iris y el incienso, y la suavidad de los almizcles blancos. Creo que al género masculino le va a gustar mucho esta última fragancia porque van a tener la posibilidad de usar un agua de Colonia con más fuerza que las tradicionales, pero bien lejos de las fragancias fuertes.
Disponibles sólo en tiendas Hermés.
Precio frasco 100 ml: 84 €
Si te ha gustado, compártelo...