1076 Views |  Like

FORTE PHARMA Y SU PROGRAMA DE ADELGAZAMIENTO TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN

Salvo las que seáis de ese privilegiado porcentaje de “delgadas-coman-lo-que-coman“, estoy segura de que muchas de nosotras (vosotras y yo) estamos casi siempre a dieta, vigilando lo que comemos y procurando mantenernos en nuestro peso-salud. Si no crees en absoluto en la “Operación Bikini” y lo tuyo es más bien una “carrera de fondo” en la que prima saber alimentarse correctamente, y sabes que si te pasas un día la báscula no te va a perdonar… ¡¡ESTA INFORMACIÓN ES PARA TI!!

Pero la que espere encontrar aquí información sobre la (pen)última dieta milagro… se ha equivocado de blog. El Programa de Adelgazamiento TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN de FORTE PHARMA se basa en el estudio científico de los mecanismos biológicos del ser humano sobre el CONTROL DEL APETITO y la QUEMA DE LA GRASA CORPORAL, y la sinergia entre el ÍNDICE SLIM-DATA, la CRONONUTRICIÓN y NERONUTRICIÓN.

¿QUIERES SABER LO QUE ES EL ADELGAZAMIENTO-SALUD?
Y no exagero ni un poco porque he leído ya alrededor de 3 veces el estudio sobre el que se ha basado el Programa de Adelgazamiento TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN de FORTE PHARMA, titulado “50 Años de regímenes de adelgazamiento hasta la aparición del ADELGAZAMIENTO-SALUD. Las respuestas de una sinergia multidisciplinaria prometedora: Índice SLIM-Data, Crononutrición y Neuronutrición. Presentación de un extracto alimenticio novedoso (Rubus idaeus) orientado a la Neuronutrición”, presentado por un grupo de doctores de diferentes nacionalidades (al final de esta entrada están sus nombres y sus respectivos cargos). Pero además, me parece que en este momento, en el que nuestra sociedad occidental tiene una oferta de comida súper abundante (de ahí que haya la cantidad de personas que hay con sobrepeso), se hace absolutamente necesario un replanteamiento de nuestra forma de escoger los alimentos con los que nos alimentamos.

Os comentaba que yo no creo en “Operaciones Bikinis” varias, entre otras cosas, porque yo vigilo mi dieta siempre para no coger kilos y, después, tener que quitármelos deprisa y corriendo de cara al buen tiempo. Las “dietas relámpago” y una alimentación errónea son una de las causas más comunes del efecto “yo-yo” y derivan en obesidad en un porcentaje mucho mayor de lo que nos creemos.


De hecho, según este estudio, los últimos comunicados de la ORGANIZACIÓN MUNDIAL PARA LA SALUD (OMS) afirman que por primera vez en la historia de la humanidad, el número de personas con sobrepeso es mayor que el número de personas que pasan hambre. Y que se trata de un “suicidio alimentario” que afecta a casi 1000 millones de personas.

Partir de la idea: “Has engordado porque comes demasiado. Para adelgazar basta con comer menos y hacer un poco de deporte”, es partir de un ERROR. Porque las verdaderas causas del sobrepeso que sufre el mundo occidental tienen múltiples factores y, por consiguiente, necesitan respuestas multidisciplinarias para adelgazar. La cosa se pone interesante ¿verdad?

En 2005, la comunidad científica comenzó a hablar de ÍNDICE METABÓLICO (SLIM-data) que redefine el impacto nutricional de nuestros alimentos en lugar de la cuenta de las calorías que ingerimos, y que se resume en una frase que conocéis todas: “Estamos hechos de lo que comemos“.

Poco después, la comunidad científica subrayó la importancia de lso biorritmos alimentarios o CRONONUTRICIÓN, que también se resume en una frase del saber popular: “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo“… bueno, aunque con sus matices, porque hay que elegir muy bien el tipo de alimentos que ingerimos en cada una de las 5 comidas que hacemos al día. Y hoy, la comunidad científica empieza a hablar de NEURONUTRICIÓN, que termina de completar el enfoque global porque da una respuesta a los desequilibrios metabólicos repetitivos causados por las diversas tensiones de nuestra vida cotidiana.

Partiendo de la base de que nuestra alimentación ha cambiado más en los últimos 50 años que en 50 siglos, y que la sociedad occidental es la sociedad de la sobreabundancia en todos los ámbitos de la vida, y no sólo en el “overeating” que dicen los anglosajones, resulta paradójico que los medios de comunicación y el público general nos hayamos quedado exclusivamente con dos conceptos que representan tan sólo la punta del iceberg de los cambios alimentarios: las CARENCIAS de nutrientes esenciales, como las vitaminas, los minerales, los oligoelementos y la fibra; y la proliferación de los RADICALES LIBRES, fundamentalmente a consecuencia de la presencia de Metales Pesados Tóxicos en el medioambiente, y no sólo por el Sol. Esto ha derivado en la explosión del mercado de los complementos alimenticios y los antioxidantes, como bien sabéis porque hay cientos de artículos sobre estos temas en los medios de comunicación.

PERO HAY MUCHO MÁS…

DEL ÍNDICE CALÓRICO AL ÍNDICE METABÓLICO: 
LA CONTRIBUCIÓN DEL SLIM-DATA

Sin embargo, no nos hemos quedado con los conceptos fundamentales para entender bien las consecuencias de nuestro cambio alimentario, que sería profundizar en la parte sumergida del iceberg. y eso es justamente lo que vamos a hacer hoy en esta entrada. Me estoy refiriendo a la MODIFICACIÓN ESTRUCTURAL DE LOS ALIMENTOS como consecuencia del refinamiento y de la evolución de los métodos de conservación y cocinado que tiene un impacto directo sobre un índice esencial de los alimentos: el ÍNDICE GLICÉMICO o ÍNDICE INSULÍNICO, y juega un papel importante influyendo sobre las secreciones del PÁNCREAS, el órgano que hace de “director de orquesta” digestivo y metabólico. Si alguna ha tenido Diabetes tipo 2 durante el embarazo (yo lo tuve, allá en 2001) sabrá perfectamente a qué me refiero.

SLIM-data significa “Slimness with the Lowest Index of Metabolism”; en español: adelgazar utilizando Índices Metabólicos bajos”; además, redefine la FUERZA METABÓLICA REAL DE LOS ALIMENTOS, más allá sus calorías (a fin de cuentas, las calorías sólo reflejan una “carga energética” muerta, sin tener en cuenta si es utilizada por un organismo “vivo”) y lo desarrolló este grupo de científicos combinando los tres Índices que definen el impacto digestivo de un alimento: el Índice Insulínico, el Índice Enzimático y el Índice Calórico, que se tiene en cuenta, por supuesto, pero al mínimo, y se utiliza para ponderar el índice global mediante una fórmula compleja que no voy a poner aquí, pero que la tengo en el estudio que he manejado para preparar el contenido de esta entrada, por si alguna estuviera interesada…

Dicha fórmula permite calcular los SLIM-data de todos los alimentos corrientes y el estudio los presenta en una tabla muy práctica que los clasifica con un código de colores: VERDE (SLIM-data de 0 a 45); NARANJA (45 a 65) y ROJO (65 a 100). El resultado final del SLIM-data de lo que has comido es el resultado de la media de todos los alimentos que has ingerido en una comida. Eso quiere decir que puedes mezclar alimentos SLIM-data rojo con verdes en tu plato de comida porque el resultado final es, muy posiblemente, SLIM-data naranja. O sea, una comida muy equilibrada y buena para el control de peso.

TABLA SLIM-DATA

ZONA VERDE: PUEDES COMERLOS A VOLUNTAD
FUERZA DE ALMACENAMIENTO DÉBIL
1 – Hortalizas (calabacines, puerros, pepinos, ensaladas diversas), tomates, apio, hinojo, crustáceos, pescado blanco, avellanas, nueces, leche de cabra, leche de oveja, yogur de oveja, salvado de cereales.
2 – Sopa de tomate, puré de verduras (sin patata), leche descremada, carne blanca, pollo, conejo, yogur
natural, diversos crudités, huevo solo, huevo pasado por agua, sobre de proteínas.
3 – Judías verdes, centeno (en grano), judías rojas, naranja, cerezas, madreperla, pescado graso, carne roja, lácteos, yogur con fruta, pomelo, queso fresco, zanahorias crudas, kiwis, avestruz, rábanos, tofu de
soja.

ZONA NARANJA: CON MODERACIÓN Y A COMBINAR
FUERZA DE ALMACENAMIENTO MEDIA
4 – Cebada, peras, cereales integrales, pastas de harina integral, plátano verde, lactosa, guisantes, pan
integral, garbanzos, chucrut sin carne, quesos curados, manzanas, ensaladas aliñadas.
5 – Uvas, pastas alimenticias, copos de espelta, centeno, trigo bulgur, cuscús, trigo, ciruelas, remolacha,
melocotones, bocadillos clásico (excepto charcutería), nueces (pacana, anacardos), lentejas, pastas con tomate.
6 – All-bran, harina (de trigo, trigo candeal, harina de sarraceno), arroz integral, uvas pasas, zumo de
naranja, pescado empanado, jamón, huevos al plato, fructosa, ñame, judías blancas, guisantes (secos), pistachos, algunas pizzas (base fina).

ZONA ROJA: A EVITAR SOLOS, MEJOR COMBINAR CON ZONA VERDE
FUERZA DE ALMACENAMIENTO FUERTE
7 – Copos de avena, maíz, plátano maduro, pastas carbonara, pizza, anacardos, nueces de pacana, muesli, tarama, zumo de manzana, mango, papaya, crema inglesa, aceites, mantequilla, pastas boloñesas, compota de manzana, batata.
8 – Zanahorias hervidas, patés, albaricoques, patatas chips, huevos revueltos, barras energéticas, miel, arroz blanco, zumos de frutas puros, bizcochos, chocolate, patatas hervidas en agua, puré, charcutería,
salchichas, fabada, mermeladas, margarinas.
9 – Sacarosa (azúcar y jarabe), vino tinto, pan blanco, galletas de aperitivo, pan de molde, bebidas gaseosas light, tostadas, crackers, grisines, jarabe de arce, mijo, chicharrones, pan de especias, dulces,
barras chocolateadas.
10 – Alcohol, arroz inflado, corn flakes, maltosa, baguettes comerciales, arroz blanco precocinado, glucosa (azúcar y jarabe), todos los snacks secos, salados o azucarados.

Aprendiendo a combinar los alimentos para que el resultado sea un SLIM-data NARANJA es fundamental para alejar las frustraciones delante del plato de comida y entramos en lo que se denomina ADELGAZAMIENTO-SALUD como consecuencia de la acción del metabolismo, en lugar de ser un objetivo con el que nos estresamos por las prohibiciones ante los alimentos que nos gustan. Ya sabéis que este tipo de prohibiciones alimentarias nos llevan a los fracasos repetidos de las dietas y al indeseado efecto “yo-yo”, causante de obesidad en muchas ocasiones.

Como veis, utilizar la tabla SLIM-data en nuestra vida diaria es sencillísimo porque no estamos sujetos a menús concretos, sino a nuestra propia elección de lo que nos apetece comer en ese momento, y los reflejos de adelgazamiento se adquieren enseguida.

Pero además, al mezclar los alimentos buscando estar en las ZONAS NARANJA o VERDE estamos reprogramando a los órganos encargados de realizar la digestión, evitamos impactos metabólicos fuertes y la rápida irritación del páncreas, que restablece “sus marcas” milenarias y suministra la dosis justa de insulina en el momento justo. De esta forma, escapamos de la crisis hipoglicémica que sucede una hora y media a dos horas después de la comida.

Así evitamos que nuestro cerebro, que es muy susceptible a las bajadas de glicemia o “de azucar” como se conocen en el lenguaje coloquial, se ponga en “modo emergencia” (encontrar comida) y, por lo tanto, en modo adrenalina principal, lo cual tiene puntualmente un fuerte impacto sobre el metabolismo de la serotonina/dopamina y por rebote sobre el centro de la saciedad. Esto genera un “hambre falsa” irreprimible (pero sin una necesidad energética real) que induce finalmente a tomar alimento sin control cerebral (se come en exceso), fuente duradera de todo sobrepeso.

LA IMPORTANCIA DE LA 
CRONOBIOLOGÍA NUTRICIONAL

Los flujos de las secreciones de los órganos que componen el sistema digestivo no son constantes a lo largo del día y en relación con un tipo de comida.

Por la mañana se pueden comer grasa, azúcar y proteína con porciones medianas de hidratos de carbono. Al mediodía se pueden comer comidas que combinen alimentos en las tres zonas e incluso, un vaso de vino al día (mejor si es de buena calidad, frustraciones cero). Y por la noche hay que dar prioridad a las proteínas ligeras y no grasas y desterrar las grasas saturadas… ¡¡¡ANTES DE LAS 21 H!!! para que el tiempo de digestión final no interfiera con el pico cronobiológico de la hormona del crecimiento (GH), que es hiperanabolizante y a veces fomenta el almacenamiento. Y si puedes hacerlo sobre las 20 h, mucho mejor.

¡¡¡HORA DE CENAR!!!

LA NEURONUTRICIÓN: UN ESLABÓN PERDIDO

Hoy se conoce ya la estrecha relación que hay entre los mecanismos cerebrales que intervienen en la regulación de la saciedad y el control del “overeating”. En los años 40 se aceptó y se demostró que existía un “centro del hambre” y un “centro de la saciedad”, ambos localizados en la zona del hipotálamo.

En la actualidad, estas nociones se han ido haciendo más complejas gracias al descubrimiento de nuevos núcleos cerebrales (principalmente hipotalámicos) y de un gran número de neuromediadores, receptores y diversas poblaciones neuronales que permiten controlar de modo activo y retroactivo las necesidades energéticas del cuerpo.

La SEROTONINA es el neurotransmisor que mayor influencia tiene en el control alimentario porque su activación reduce el deseo de ingerir alimentos (a este efecto se le denomina “anorexigénico“) y estimula la termogénesis reactivando en metabolismo basal. Cuando se procura que el SLIM-data de las comidas sea siempre medio (naranja) o bajo (verde), estamos alimentándonos de tal forma que conseguimos el Adelgazamiento-Salud sin efecto rebote y evitando caer en la espiral de obesidad progresiva de las dietas “yo-yo”.

La DOPAMINA participa en los mecanismo de “recompensa” relacionados con la ingesta de alimentos, opuesto al “overeating” o comer en exceso. Actúa conjuntamente con la serotonina en la reducción de la sensación de “falsa hambre”. Y la NORADRENALINA estimula la ingesta de alimentos con una preferencia inducida de hidratos de carbono.

Cualquier programa alimentario que fomente la regulación del páncreas, el respeto de las principales normas de los biorritmos nutricionales y la ayuda alimentaria del metabolismo de la serotonina, ayudará a disminuir el deseo de comer dulces e hidratos (anti-“overeating”).

CETONAS DE FRAMBUESA PARA INFLUIR EN EL CONTROL DE LA SACIEDAD Y EN LOS CIRCUITOS LIPOLÍTICOS DE LOS ADIPOCITOS

¿A que suena bien? A estas alturas, ya sabemos todas lo importante que es no pasar hambre durante una dieta y no caer en picado sobre la comida, de igual manera que también sabemos lo importante que es favorecer la lipólisis para evitar que se acumule grasa en los adipocitos y el extracto de cetonas de frambuesa, según los estudios de FORTÉ PHARMA, tiene esa capacidad contrastada con sendos estudios científicos.

Pero además de actuar en el tracto gastrointestinal, a través de la via retronasal tiene capacidad para aumentar la serotonina en suero, aumentar la sensación de saciedad en el organismo y reducir los triglicéridos debido al efecto de la lipólisis. Las investigaciones de FORTÉ PHARMA han demostrado que también juegan un papel clave en el sistema aromático neural y tiene una influencia directa en el metabolismo enérgetico y en la sensación de saciedad.

ESTUDIOS CLÍNICOS DE EFICACIA IR FUTUREX 6000, UNIVERSIDAD DE TOKIO

Según estos estudios de eficacia/verus placebo, los laboratorios FORTÉ PHARMA han demostrado que el Extracto de Cetona de Frambuesa fomenta la pérdida de peso. El promedio de pérdida de peso es de 2,5 kg en 4 semanas. Se constata que para la misma ingesta de alimento (aporte calórico), los sujetos que toman el placebo vuelven a ganar peso. Por otro lado, se observa una reducción de la masa grasa de un 37,8% manteniéndose la masa muscular.

· El ECF fomenta la reducción de la sensación de hambre; de 1 a 6 veces más fuerte (por tanto, se sintió mucho menos hambre) versus placebo.

EL EXTRACTO DE CETONAS DE FRAMBUESA, PROTAGONISTAS ABSOLUTOS DE 
TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN

ACCIÓN 1: CONTROLAR EL HAMBRE 
Los laboratorios FORTÉ PHARMA han incorporado en la línea TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN el BERIKETON, un activo a base de cetonas de frambuesa que actúa como neuro-mediador de la ingesta alimentaria que reduce el apetito en un 70%, lo que conlleva una pérdida de 2,5 kg en 4 semanas. Actúa sobre la serotonina para disminuir el apetito y las ganas de picar entre comidas.

Al BERIKETON le acompañan el WAKAMÉ, un alga rica en fibra, que modera el apetito y limita la ingestión de calorías durante las comidas gracias a su efecto saciante; y el CROMO, que ayuda a mantener constante el nivel de glucemia para controlar el “hambre falsa” que aparece fruto de los picoteos a deshora y de una alimentación desordenada.

ACCIÓN 2: QUEMAR MEJOR LAS GRASAS
A su vez, TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN favorece la reducción de las grasas acumuladas y ayuda a “quemar” las grasas para una pérdida de peso perceptible, gracias a su selección de componentes activos:
WAKAMÉ (con Fucoxantina). Además de ayudar a reducir el apetito, este extracto específico de Wakame con un 10% de fucoxatina ejerce una acción lipolítica, ya que aumenta los gastos energéticos.
– TÉ VERDE. El extracto concentrado de té verde, gracias a la presencia de activos lipolíticos (polifenoles, catequinas y cafeína), ayuda a la combustión de las grasas  y reduce su almacenamiento. Su acción antioxidante permite reducir el exceso de radicales libres producido por la sobrecombustión de grasas.
– ZINC. Este oligoelemento interviene en la síntesis de insulina, la hormona encargada de regular los niveles de azúcar en sangre. Ayuda a regular el metabolismo de los ácidos grasos y de los glúcidos.
Y ADEMÁS…
Las dos acciones de la fórmula de TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN han sido optimizadas por vitaminas complementarias que intervienen en el metabolismo de la energía (B1, B2, B3 y B6), manteniendo los niveles óptimos para sentirse bien a pesar de la reducción de energía que supone una dieta.

MODO DE EMPLEO
Para favorecer la continuidad de la dieta, se recomienda tomar TURBOSLIM DOBLE ACCIÓN sólo por las mañanas, con un vaso de agua (2 cápsulas), preferiblemente durante 1 mes aunque se puede repetir sin problemas si no se ha alcanzado el objetivo de adelgazamiento.
Precio: 43,21 € caja para 1 mes con 56 comprimidos.
PUBLICACIÓN DE LA QUE SE HA PARTIDO: “50 Años de regímenes de adelgazamiento hasta la aparición del ADELGAZAMIENTO – SALUD. Las respuestas de una sinergia multidisciplinaria prometedora: Índice SLIM-Data, Crononutrición y Neuronutrición. Presentación de un extracto alimenticio novedoso (Rubus idaeus) orientado a la Neuronutrición.”

MODERADORES: Y. ROUGIER, Médico especialista; Departamento de Biología de la Nutrición, del Deporte y del Envejecimiento de los Tejidos, Director Científico de los Laboratorios Forté Pharma (Mónaco) y Consultor Científico intenacional; y V. POUYSSÉGUR, Profesor de conferencias de Universidades – Biofisiología del Envejecimiento (Niza / Sophia Antipolis).

PARTICIPANTES: B. EDEAS, Doctor en Nutrición, Instituto Pasteur y Ninapharm Research (Tokio – Japón); M. NASU, Doctora en Farmacia, Directora Científica de la JAS (Japanese Antioxidant Society) (Tokio – Japón); C. GUYONP. SÉITÉ, Doctores en Farmacia, Biología de la Nutrición y del Envejecimiento (Mónaco); B. GROSSI, Químico, Investigación y Desarrollo de Química aplicada a la industria Agroalimentaria (Mónaco); G. DURIEZ, Ingeniero en Biología Vegetal y Química, Máster de Fitorrecursos (Mónaco).

ESPERO QUE OS HAYA 
RESULTADO INTERESANTE

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...