111 Views |  Like

GIVENCHY RÉCOLTES HARVEST 2008

Ya tenemos las cuatro nuevas “cosechas” de Givenchy en versión Eau de Parfum: Amarige, Organza, Very Irresistible Givenchy y Ange ou Démon, que se suma a esta colección. Año tras año, estas ediciones limitadas se han convertido en auténticos perfumes de culto. Françoise Donche, perfumista de Givenchy, afirma : “Las Cosechas han propiciado un nuevo interés por el origen y el proceso de elaboración de los perfumes. Actualmente, la naturaleza tiene el poder de hacernos soñar realmente: los terruños, los cambios climáticos y su influencia, la recoleccción de las flores, su tratamiento… todo esto resulta fascinante.”

Pero cada año, las ediciones son distintas por que pone de relieve una nota olfativa presente en la versión original, en lugar de otra, y al año siguiente cambia. La pregunta flota en el aire: ¿Cuántas interpretaciones pueden efectuarse de una misma fragancia?
Françoise es rotunda: “La respuesta es simple, ¡una infinidad! Es un trabajo de alta precisión, es un poco como un cuadro al que el pintor añade matices ínfimos. El retrato sigue siendo el mismo, pero cada vez va adoptando un toque diferente. No se trata de 

Transformar completamente la fragancia original. Es por ello que las interpretaciones se plasman especialmente en las notas superiores, en el momento en que olemos un perfume. Después, las variaciones influyen sutilmente en el proceso olfativo, pero seguimos encontrando la personalidad inicial, la personalidad preponderante de la fragancia”.
B: ¿Cuál es el criterio de selección de la nota olfativa que van a destacar?
F.D: “Se lleva a cabo un trabajo de investigación y de anticipación con los productores de las materias primas. Los productores nos envían muestras a partir de los primeros días de cada cosecha para que las analice nuestro grupo evaluativo. El proceso no tiene nada de industrial, realizamos un trabajo que casi podría denominarse a medida”.
Empezamos por el recién incorporado: 
Ange Ou Démon Jazmín Sambac de Madura, India, 2008. 

Han destacado la nota olfativa del jazmín sambac de Madurai, en el estado de Tamil Nadu, porque desde finales de 2007, el clima de esta zona ha sido templado por lo que ha habido floración durante todo el año. Han seleccionado las flores de enero 2008 porque tenían unas tonalidades muy frescas y luminosas, como las que suelen tener las flores de azahar. Atención, no esperes encontrar una fragancia que te recuerde a los jazmines del Mediterráneo. No tiene nada que ver.
Very Irresistible Givenchy Rosa Damascena de Isparta, Turquía, 2008. 

La Rosa roja de Damasco que floreció entre finales de abril y mediados de junio de ese año ofrece las notas más suaves y delicadas, después se vuelve mucho más intenso. Givenchy se ha reservado el concreto (materia prima a partir de la que se crean los perfumes) producido a finales de mayo debido a su resultado floral aterciopelado que le ha dado a la fragancia esa “estructura de pétalo” que produce al olerla. Si te gustan las fragancias de rosa, no te puedes perder esta.
Amarige Ilang Ilang de la Isla de Nosy Be, Madagascar 2008. 

Esta isla al noroeste de Madagascar es conocida como “la isla de los perfumes” por sus efluvios de flores y especias. Su clima es más húmedo que el del resto del país, es prácticamente ecuatorial. El Ilang Ilang florece todo el año en Nosy Be. A principios de 2008, que corresponde a su estación de lluvias, propiciaron que hubieran menos flores pero de una sorprendente calidad olorosa. Givenchy las ha recolectado en el momento perfecto: cuando los pétalos de color blanco verdoso se vuelven amarillos y empiezan a arrugarse. La nota olfativa de este Ilang Ilang es casi, casi “narcótica”. Perfecta para las amantes de las fragancias envolventes.
Organza, Flor de Azahar de Khemisset, Marruecos 2008. 

La región de Khemisset está situada entre Rabat y Fez. La fertilidad de su tierra y su clima templado semicontinental es perfecta para el cultivo de los naranjos, pero en 2008 han tenido un invierno con temperaturas nocturnas que rondaban los -4º. Mucho frío para los naranjos, por lo que la floración se ha vuelto escasa aunque de una riqueza olfativa excepcional que ha dado un absoluto con un registro floral más complejo de lo habitual, más opulento, ligeramente más ajazminado, pero menos verde. Es una nota mucho más sensual que fresca. Para las que les gustan las fragancias “radiantes” y luminosas como el sol.
Precio: 90 €
Si te ha gustado, compártelo...