229 Views |  Like

COMENZAMOS LAS CLASES DE YOGA EN CASA DE Mª JESÚS BAS CON EL SALUDO A LA LUNA

Hola a todos/@:

Como ya os hablé hace dos semanas, son innumerables los BENEFICIOS DE LA PRÁCTICA REGULAR DEL YOGA. El yoga es un sistema holístico que trabaja todos los planos, el físico, el mental, el emocional y el espiritual. INMA y YO hemos pensado que una buena forma de acercar el YOGA a vosotras es explicando el beneficio que conlleva un asana, o postura, en una parte del cuerpo concreta. Por ejemplo, hay determinados asanas que tienen una acción beneficiosa en el páncreas, otros en el hígado, otros que influyen en el aparato circulatorio… Y os lo voy a explicar todo con imágenes sencillas que ilustren bien las posturas para que podáis realizarlo en vuestras casas con mucha facilidad.

 

SALUDO A LA LUNA

Vamos a empezar hablando del SALUDO A LA LUNA, que es una “CRIYA”, es decir, un grupo de asanas o posturas que se realizan de forma secuenciada. A mi particularmente el SALUDO A LA LUNA o CHANDRA NAMASKAR como se llama en sanscrito, me encanta.

Este saludo es mejor realizarlo por la noche, uno de los efectos más apreciables es su gran poder relajante e inductor del sueño porque ELIMINA EL ESTRÉS, CALMA LA MENTE y PREPARA AL CUERPO para una noche de tranquilidad y descanso. Es un ejercicio completísimo por una serie de razones:

-Aumenta la energía vital, ésta se canaliza a través de la columna vertebral o canal central.


-Proporciona flexibilidad a la columna vertebral que se suele perder con el paso de los años.


-Fortalece los músculos y los huesos.


-Aumenta la densidad ósea.


-Aumenta la fortaleza física, trabaja los músculos y moldea el cuerpo.


-Aumenta la capacidad de resistencia del organismo, estimulando y revitalizando nuestros músculos.


-Estira la columna vertebral. Los tendones y la parte anterior de las piernas.


-Fortalece no sólo la espalda, también los brazos y músculos abdominales.


-Favorece la relajación y aumenta la creatividad.

Como es un conjunto de posturas que se realizan de forma secuenciada, aumenta el ritmo respiratorio y por tanto oxigenamos mejor todas las células. La FALTA DE OXÍGENO ES LO QUE PRODUCE EL ENVEJECIMIENTO DEL ORGANISMO, de manera que la práctica del yoga es una forma sana y barata de mantenernos jóvenes y vitales, eso sí, hay que practicarlo con regularidad.

Esta “CRIYA“ es como la medicina que previene el anquilosamiento de los huesos y articulaciones, nos mantiene flexibles y vitales. El SALUDO A LA LUNA se suele hacer en serie de números pares, para trabajar los dos lados derecho e izquierdo de la misma manera. Cada SALUDO COMPLETO os llevará escasos 2 minutos en realizarlo… ¿Y qué son dos minutos frente a todos los beneficios que proporciona?

Aquí os adjunto un dibujo en el que aparece la serie completa, existen algunas variantes de este saludo.

 

SECUENCIA DEL SALUDO A LA LUNA
Comenzamos de pie, con los pies juntos y las manos unidas en el centro del pecho.
Exhalamos
2
Levantamos los brazos y al llegar arriba, arqueamos el cuerpo y los brazos hacia atrás.
Inhalamos
3
Bajamos lentamente hacia el suelo con los brazos estirados. Llevamos el tronco y la cabeza hacia las rodillas, sin flexionar las piernas, hasta donde lleguemos con las manos.
Exhalamos
4
Echamos la pierna derecha hacia atrás, manteniendo la rodilla y el pie en contacto con el suelo. La pierna izquierda la tendremos flexionada hacia adelante. Levantamos los brazos y los llevamos hacia atrás (la primera reverencia a la luna)
Inhalamos
5
Ponte en cuclillas y lleva los brazos hacia adelante.
Exhalamos
6
Repetimos el paso número 4 pero al revés. Echamos la pierna izquierda hacia atrás, manteniendo la rodilla y el pie en contacto con el suelo. La pierna derecha la tendremos flexionada hacia adelante. Levantamos los brazos y los llevamos hacia atrás (segunda reverencia a la luna).
Inhalamos
7
Echa la pierna derecha también hacia atrás, con ambas piernas apoyadas sobre el suelo, apoyando los dedos de los pies. Levanta el tronco hacia arriba, manteniendo las manos en el suelo.
Retener el aire (esta asana se llama “cobra”).
8
Dobla las piernas, posicionándote de rodillas, con las nalgas sobre los talones, el tronco y las manos hacia delante, y la frente en contacto con el suelo (esta asana, se llama “luna”)
Exhalamos
9
Siéntate en cuclillas sobre los talones, apoyando en el suelo sólo los dedos de los pies y las rodillas, las manos unidas palma con palma a la altura del pecho (tercera reverencia a la luna) Levanta los brazos y llévalos, junto con la cabeza, hacia atrás.
Inhalamos
10
Pon las manos en el suelo e incorpórate, apoyando en el suelo sólo los dedos de los pies.
Exhalación
11
Eleva lentamente los brazos y levántate, arqueando luego el tronco hacia atrás, como en el paso número 2.
Inhalamos
12
Terminamos de pie, con los pies juntos y las manos unidas en el centro del pecho, como en el paso número 1.
Exhalamos
ES MUY IMPORTANTE SINCRONIZAR CADA MOVIMIENTO CON LA INHALACIÓN Y EXHALACIÓN

 

NOTARÉIS RÁPIDAMENTE SUS BENEFICIOS CON LA PRÁCTICA REGULAR Y ESTARÉ ENCANTADA DE QUE ME CONTÉIS CÓMO OS SENTÍS
 
MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR

 

Si te ha gustado, compártelo...

Tags

#YOGA