411 Views |  Like

JAZZ-DANCE, LA EXPRESIÓN DEL ALMA

Volvemos al recorrido que estábamos haciendo por los diferentes estilos de DANZA y hoy, por fin ha llegado el día en el que voy a hablaros del JAZZ. Después de las dos anteriores entradas, en las que he hablado tanto de la irrupción de este estilo en España, no podía ser otro el tema. La mejor definición del Jazz me la dio uno de mis maestros: EL JAZZ ES SACAR A BAILAR TU ALMA. Es pura expresión, hay que sacar todo fuera, la música debe entrar en tu cuerpo, recorrerlo y salir por todos los poros transformada en bellos movimientos y expresividad. Pero comencemos con un RESUMEN DE SU HISTORIA y de sus antecedentes.

Se habla de JAZZ-DANCE desde 1920. El JAZZ es un reflejo de la cultura popular y cambia a medida que cambia ésta. La razón está en que parte de sus componentes son la improvisación y el individualismo, por ello se va adaptando a cada época. El JAZZ-DANCE existe desde el CHARLESTON, pasando por las coreografías de musicales de BOB FOSSE, los bailes de FRED ASTAIRE y actualmente las coreografías de ALVIN AILEY, el TAP, el BREAKDANCE, entre otros. Sus raíces están en ÁFRICA, continente donde la danza forma parte de todo e involucra a todos. Con el comercio de esclavos, América importó la cultura africana que dio pie al Jazz.

BAILARINA DEL BALLET DE ALVIN AILEY. LA IMAGEN DE APERTURA TAMBIÉN CORRESPONDE A OTRA BAILARINA DE ALVIL AILEY

El JAZZ DANCE es un trabajo de coordinación y complejidad, en él se da gran importancia a los movimientos aislados de las diferentes partes del cuerpo (aislamientos) en ritmos separados y opuestos. En su comienzo, en América el estilo africano estuvo restringido por dos factores: la Iglesia Protestante y la restricción de los instrumentos africanos (el tambor), para evitar la comunicación entre esclavos. A esa base inicial africana se unió la influencia de los propietarios europeos de las plantaciones, dándole a los movimientos una distinción de apariencia americana. A esto se le llamó DANZA VERNÁCULA.

En 1911 se estrenó DARKTOWN FOLIES“, que llevaba la danza al escenario. En 1921 la obra “SHUFFLE ALONG“, incluye el CHARLESTON y TAP. Las comedias musicales toman protagonismo y las bailarinas del coro bailaban Danza Jazz y Danzas Vernáculas.

A finales de los años 20, en América se acepta la música Jazz por sí misma, aparece la música “SWING” en cuya creación fue muy influyente LOUIS AMSTRONG. A finales de los años 30, un grupo llamado EL LINDY, que representaba bailes de salón, fue muy representativo en las bases del Jazz Dance utilizados en las producciones teatrales de los 30, 40 y 50’s. Los coreógrafos imitaron sus pasos sincopados, el sentimiento de bailar en plié (rodillas dobladas) y la manipulación de la tensión y la relajación.

En los 40’s el JAZZ se escuchaba, no se bailaba. El JAZZ DANCE, aunque se bailaba en los salones de baile, era denostado por los críticos artísticos porque lo consideraban vulgar. Su efecto iba directo a los sentidos, no a las emociones ni al intelecto. Los artistas del momento no bailaban JAZZ DANCE. En los 50, cambiaron los salones de baile por la televisión y los americanos dejaron de lado el Jazz, y se quedó para los musicales de Broadway. Al principio, este tipo de danza se veía como un entretenimiento, no para expresar sentimientos. Se buscaba belleza y pose en las chicas del coro, no técnica. Pero según fue desarrollándose el Musical, el JAZZ DANCE fue creciendo con él.

En 1936, BALANCHINE, de quien os hablé en la entrada del Neoclásico, crea para el showON YOUR TOES unos bailes que formaban parte de la historia, no eran como hasta ese momento una interrupción. Fue el primero que se hizo llamar COREÓGRAFO en vez de “Director de Danza”. Broadway se llenó de coreógrafos del mundo de la Danza dando lugar a una fusión de técnicas y modelos coreográficos que hizo surgir la necesidad de verdaderos bailarines bien preparados para realizar complejas coreografías.

KATHERINE DUNHAM, JEROME ROBBINS y JACK COLE crearon cada uno su estilo de Jazz, según su base anterior. KATHERINE DUNHAM, se basó en la danza primitiva,

JEROME ROBBINS, acercó el Ballet al Musical y junto a LEONARD BERNSTEIN, le dieron al Jazz un aspecto de “Danza seria“. JACK COLE aportó movimientos del Este de la India y danzas de HARLEM.

JACK COLE fue quizá el coreógrafo más creativo y solicitado con títulos en su haber como LOS CABALLEROS LAS PREFIEREN RUBIAS o EL HOMBRE DE LA MANCHA. Creó una generación de bailarinas estrellas de cine como RITA HAYWORTH, Coreografió bailes para MARILYN MONROE, JANE RUSSEL, GENE KELLY, MATT MATTOX… Se le conoce como el padre del Jazz Americano y fue muy influyente en el resto. Aquí os dejo una recopilación de parte de sus coreografías. perdonad la calidad, pero son bastante antiguas.

Lo que no había en ese momento eran profesores de Jazz, se hacían necesarias las clases de Jazz y fueron apareciendo. En un principio no había un formato específico en las clase , había rutinas de ejercicios estructurados para vaciar la mente y el cuerpo. Cada profesor tenía su estilo de movimiento. Una de las tres estrellas del show de BOB FOSSE empezó a enseñar lo que el llamó “MODERN JAZZ”.

En los 50 el JAZZ se pone de moda en NUEVA YORK  y en 1955 aparecieron dos profesores que asentaron la enseñanza del Jazz teatral MATT MATTOX y LUIGI. Las clases de MATT MATTOX eran estrictas e inspiradas, sus ejercicios buscaban el dominio de los aislamientos, de los movimientos de las diferentes partes del cuerpo, con un entrenamiento sistemático y una estructura de clase como las de BALLET. Yo aprendí su estilo con CAROL BENT-MARSHALL

MATT MATTOX Y LUIGI

LUIGI, uno de los más importantes maestros de MODERN JAZZ, que ha fallecido recientemente. Él era un aspirante a bailarín al que un terrible accidente de tráfico dejó paralizado su lado derecho, según los doctores no volvería a bailar, pero tras dos años de perseverancia y terapia lo consiguió. El desarrolló su propio estilo, fue un imaginativo coreógrafo y un excelente maestro. LUIGI decía: “Antes de que puedas bailar, debes saber cómo amar, cómo dar” Gran parte de las estrellas de HOLLYWOOD pasaron por sus clases. Tuve la gran suerte de que mi primera profesora de Jazz, SHERI SAIRAFIAN,  fue alumna de LUIGI, lo que me permitió aprender muchos de sus ejercicios y captar su estilo que me encanta.

Entre los grandes nombres del Jazz no podemos olvidar a ALVIN AILEY, una leyenda en la Danza en Estados Unidos, bailarín, coreógrafo y fundador en 1958 de una compañía, con su propio nombre, que comenzó únicamente con bailarines de raza negra.  Mis maestros CARL PARIS y PAUL GREY, provenían de ALVIN AILEY y consiguieron que adorase ese estilo. Si alguna vez tenéis oportunidad, no dejéis de verlos. Seguro que os gustarán. De momento os dejo una de sus coreografías más famosa “REVELATIONS.

Otro nombre, del que ya hablé en la entrada del Teatro Musical y que no puede dejarse fuera en este repaso es el de BOB FOSSE, uno de los mejores coreógrafos de cine y teatro: CABARET, ALL THAT JAZZ… cuentan entre sus mayores éxitos. Desarrollló un estilo muy personal e inconfundible, con sus característicos movimientos de manos, elegante a la vez que sensual. Aquí tenéis el famoso número de CHICAGO.

Y ESTE OTRO, “SING, SING, SING”, QUE SIEMPRE ME HA PARECIDO ESPECTACULAR

Otros coreógrafos a tener en cuenta: BOB BOROS, GUS GIORGIANO, (cuya historia del Jazz me ha servido como bibliografía en esta entrada) LYNN SIMMONSON… Una de las bailarinas que mejor ha bailado las coreografías de FOSSE y a la que vemos en la foto de arriba con él, ha sido ANN REINKING, que con sus largas piernas nos ha dejado espectaculares momentos.

Podría seguir dando más nombres de bailarines de Jazz de todos los tiempos, como GENE KELLY, CYD CHARISSE, FRED ASTAIRE, DONALD McKAYLE... pero voy a parar porque sino voy a convertir esto en una lista interminable. A mí el JAZZ me cautivó, he tomado clases con muchos maestros,  y a la mayor parte los recuerdo con emoción porque me dejaron una huella imborrable y de todos aprendí algo que aún hoy trato de trasladar a mis alumnos. A los principales los he ido mencionando a lo largo de la entrada, pero hay dos más que no puedo dejar fuera: ARNOLD TARABORELLI, con quien di mis primeros pasos en el JAZZ (como la mayor parte de los actores de este país) y MÓNICA SÁEZ, en Cannes, con una energía y una vitalidad como no he visto más en mi vida.

COMPAÑÍA DE ALVIN AILEY

Ya os he dicho antes que bajo el nombre de JAZZ se agrupan muchos estilos, ya que va adquiriendo distintas formas según la época, el entorno.…Ha ido adquiriendo más libertad de movimientos con el tiempo y desde mi punto de vista, amparándose en esa libertad, hoy en día hay gente que anuncia sus clases como Jazz y, lo siento mucho, pero eso que venden para mí no es Jazz; es cierto que, nos enfrentamos a la delgada frontera entre Jazz, Contemporáneo y Moderno, pero no vendamos como Jazz (puro sentimiento expresividad y fuerza, el sacar todo fuera) lo que no lo es (algo crispado, hacia dentro, sin irradiar nada). Quedaos con esto: El Jazz busca simplemente ser un placer para el espectador.

Jazz es el Funk, el Afro caribeño, el estilo Broadway (musicales) el Breakdance, el Hip-Hop, lo que ahora llaman Lírico, muy próximo al Contemporáneo, y así podría seguir con nuevas corrientes…En los últimos tiempos cada vez incorpora más acrobacias. La característica común a los diferentes estilos es el ritmo. Lo cierto es que los mejores bailarines de Jazz han sido los que tenían una base de Clásico. Si queréis ver más Jazz, os recomiendo cualquiera de los vídeos que podéis encontrar en Youtube del concurso televisivo So you think you can dance (sytycd) podéis empezar y no parar, es un vicio. Os dejo uno de estilo Broadway, disfrutadlo.

El Jazz está en los conciertos, en el cine, en el teatro musical, los vídeoclips¿QUIÉN NO RECUERDA VOGUING DE MADONNA? Ahí tenéis otro estilo

¿Qué BENEFICIOS te puede aportar? Pues además de que estamos haciendo ejercicio, sintiendo la música, aprendiendo a improvisar, a aislar las distintas partes del cuerpo, adquiriendo más coordinación y elasticidad, yo te garantizo que aunque entres con el ánimo por los suelos, saldrás con una sensación de alegría, decía una alumna mía el otro día, entré hecha un asco y salgo con sonrisa de sandía. De verdad, si vas a una clase de Jazz y sales desanimado, busca otra porque a lo mejor no es Jazz.

WEST SIDE STORY (1961)

Personalmente os diré que para mí, en determinada época de mi vida con un trabajo en el que sufría como nadie imagina y a un paso de la más profunda depresión, el Jazz fue mi tabla de salvación, si no hubiera seguido dando mis clases en esa época, no sé dónde estaría yo ahora.

Clases de Jazz hay muchas, pero del auténtico Jazz, cada vez menos y es algo que me da muchísima pena. Aunque esté mal decirlo, pero en mi clase podéis encontrarlo, actualmente en TRES EN DANZA (www.escueladedanza.es) y en el ESTUDIO DE DANZA GEMMA BAUTISTA (www.danzagemmabautista.com). Algo de lo que estoy muy orgullosa es de recomendar a una de mis ex-alumnas, ANAHÍ CABIDO (Anahi Cabido en FACEBOOK) que da sus clases en “EL HORNO“. También podéis encontrar clases con CHARLIE del BALLET ZOOM, en su escuela BROADWAY (www.broadwayreleve.com).

Y me despido con una actuación de PAULA ABDUL cantante y coreógrafa, muy característica del Jazz de una época.

¿HABÉIS BAILADO JAZZ ALGUNA VEZ?

MUCHAS GRACIAS POR VUESTROS COMENTARIOS

Si te ha gustado, compártelo...