380 Views |  Like

LA COLLECTION PRIVÉE CHRISTIAN DIOR: LA ALTA COSTURA DE DIOR HECHA PERFUME, Y LAS EXQUISITAS ILUSTRACIONES DE GARANCE DORÉ

En algunas ocasiones me sucede que tengo determinados temas en mis manos de los que os quiero hablar que son tan apetecibles como el mejor de los libros. Normalmente, suele ser cuando quiero escribir de perfume porque se trata de “material sensible”, y en estos casos, la preparación del ambiente es fundamental, como cuando te preparas para disfrutar de la lectura de ese libro que te apetece tanto.
Así he escrito la entrada sobre LA COLLECTION PRIVÉE CHRISTIAN DIOR, una “presentación privada” de prensa que disfruté personalmente, en la que conocí todas y cada una de las fragancias. Hoy voy a tratar de transmitiros mi experiencia personal.
ATENTAS A LAS EXQUISITAS ILUSTRACIONES DE GARANCE DORÉ, PUBLICADO EN PRIMICIA EN BEAUTYVICTIM

No es la primera vez que leéis en este blog la gran pasión que sentía MONSIEUR DIOR por el perfume, tanto es así que él mismo se consideraba diseñador y perfumista al mismo tiempo. De hecho, cuando mostró sus creaciones al mundo de la moda por primera vez, en 1947, perfumó los salones por donde iban a desfilar las modelos con su primera fragancia, MISS DIOR, fragancia creada con la misma delicadeza con la que realizaba sus vestidos de Alta Costura. “No nos imaginamos hasta qué punto la creación de un perfume requiere maestría y precisión. El proceso creativo es tan absorbente, tan exigente que me siento tanto diseñador como perfumista”, CHRISTIAN DIOR dixit.

Con este mismo espíritu Haute Couture, FRANÇOIS DEMACHY, Perfumista Creador de la Maison Dior, ha ideado una colección que nos traslada al espíritu de los años del NEW LOOK, a la vez que se presentan ante nosotros como un viaje en el tiempo y nos invitan a recorrer las casas y los jardines construidos con mimo por el diseñador, como la de GRANVILLE o la de MILLY-LA-FORÊT; conocer a los personajes que le inspiraron en sus creaciones, como MIZTAH BRICARD; o disfrutar de lo mucho que le gustaban las flores.

Precisamente, las notas florales se van a convertir en el hilo conductor de toda la colección, junto con las materias primas más bellas y los procedimientos de perfumería más avanzados. LA COLLECTION PRIVÉE abarca desde las fragancias más femeninas hasta las puramente masculinas, desde la Colonia, ligera y chispeante, hasta los Orientales más voluptuosos. Un total de 11 fragancias (tres de ellas ya existían desde hace años, pero el resto son novedad) que encierran todo el expertise y el conocimiento que tiene la MAISON DIOR sobre el mundo de la perfumería, realizadas con absoluta libertad por FRANÇOIS DEMACHY. ¿Preparadas para viajar, oler y sentir?

COLOGNE ROYALE

Como ya os he contado en alguna ocasión, COLONIA es la denominación que se le da en perfumería a la formulación creada por Giovanni Maria Farina a principios del siglo XVIII, en la ciudad de Colonia (Alemania), y que está basada en la mezcla de aceites esenciales de limón, naranja, bergamota, mandarina, lima, cedro, pomelo y en una mezcla secreta de hierbas.

El sueño de todo perfumista es crear una COLONIA especial, original y propia, como afirma FRANÇOIS DEMACHY: “La COLONIA es un ejercicio de estilo ineludible en perfumería porque es la fragancia más codificada. Es imposible hacer trampas con ella. La partitura olfativa debe ser clara e inmediatamente legible. La calidad de la fragancia depende por completo de sus ingredientes, especialmente de los cítricos; por ello, he escogido las notas más perfumadas para la creación de COLOGNE ROYALE, y me he inspirado en las fragancias del siglo XVIII”.

Como mandan los cánones, la fragancia tiene una salida de bergamota de Reggio de Calabria que se ha tratado con mucha suavidad para que mantenga todos sus aromas. Enseguida se perciben los acordes de limón de Sicilia y limón concentrado “Qualité Hiver”, un ingrediente escaso, intensamente perfumado y exclusivo de la Casa DIOR.

En su corazón se encuentra el Nerolí de Calabria, que redondea la fragancia con acentos dulces y amargos, y en el fondo se ha situado un toque de Menta Verde para duplicar la sensación de frescor que aportan los cítricos. La sensación en piel es de frescor, alegría, optimismo a raudales, mañanas de verano calurosas y sol radiante. ¡Riquísima!

MILLY-LA-FORÊT

Después del ajetreo de los desfiles, CHRISTIAN DIOR solía refugiarse en MILLY-LA-FORÊT, un antiguo molino de agua en medio del bosque y lleno de flores en busca de paz y serenidad. FRANÇOIS DEMACHY quería plasmar el olor de ese lugar que para él era como “describir un paseo por el bosque. Por eso quería que el acorde fuera muy suave, muy sutil. Un musgo fresco como el claroscuro del sotobosque: en la oscuridad, siempre se percibe un halo de luz”.

Así, tras una salida fulminante y fresca de mandarina y bergamota, se ha creado un corazón con las  notas más delicadas y empolvadas de la flor de azahar, del jazmín y del iris. El fondo es muy particular porque es lo que le da una faceta misteriosa de bosque húmedo gracias a la sabia dosificación del sándalo y el musgo. Toda la fragancia tiene un alto contenido en almizcle que actúa como nexo de unión entre la sensación de frescor de la salida, la sensación de jardín floral de su corazón y la sensación a bosque húmedo como de cuentos de hadas del fondo.

Cualquiera de las que vivís en el norte de España y al lado del mar puede saber qué se siente en el bosque después de un día de lluvia. Posiblemente, una de las fragancias que más tenga que ver conmigo en estos momentos en los que necesito sentir la naturaleza muy cerca.

GRANVILLE

Esta fragancia es un homenaje a su casa de Normandía en la que el diseñador pasó su infancia, VILLE LES RHUMBS. “Mi vida y mi estilo le deben todo a su localización a su arquitectura“, contaba Christian Dior. Así lo ha entendido también FRANÇOIS DEMACHY y por eso ha querido hacer un perfume aéreo que recordara el aire que respiraba Monsieur Dior por las mañanas, cuando abría su ventana. “No he querido centrarme en un perfume puramente aromático. puesto que la propiedad rebosaba de pinos, quería que fuera muy vivo, extremadamente fresco. Las borrascas, las olas que continuamente se lanzan contra las rocas… en Grenville, la naturaleza es todo menos serena. Por ello, este perfume es el perfume del viento que allí sopla”.

Realmente, me parece todo un reto para un perfumista. DEMACHY ha creado una salida muy aromática con absoluto de pino con acentos de resina aderezado con una pizca de limón concentrado, notas de tomillo y romero que “de pronto, nos dan la sensación de respirar mejor“, según el perfumista. Y además, están las flores, tan presentes siempre en el universo DIOR. En esta ocasión, encontramos notas de flor de junco que crecían en el jardín de Granville.

El fondo es profundo e intenso, como corresponde a un paisaje de la costa de Normandía: esencia de pimienta negra de Madagascar y sándalo de la India. Sobre la piel, la fragancia destaca mucho las notas aromáticas y balsámicas del pino, el romero y el tomillo que podrían recordar al Mediterráneo durante el invierno, si no fuera por las notas de sándalo, que marcan la diferencia. En mi opinión, es un tanto masculina, y me encanta por ello.

NEW LOOK 1947

¿Cómo no dedicarle una fragancia al mayor punto de inflexión en la trayectoria de la moda y la vida de CHRISTIAN DIOR? En aquel febrero de 1947, no sabía bien CARMEL SNOW, redactora jefe de HARPER’S BAZAAR, lo que estaba haciendo, lanzar directamente al Olimpo de los Dioses de la moda al diseñador francés. Para las mujeres que salían de la tristeza de la II Guerra Mundial, ver faldas corolle, flores, vuelos y color les devolvía la alegría y el deseo de vivir. Este sentimiento de revolución voluptuosa es lo que ha inspirado a FRANÇOIS DEMACHY a crear una fragancia floral, opulenta y explosiva.

El New look de 1947 es un ramo de flores compuesto en torno al nardo“- cuenta el perfumista francés. “Es una flor muy conocida y yo he querido modernizarla un poco para expresar todas sus facetas. La fragancia es extremadamente femenina, sensual y sorprendente, tal y como lo fue el New Look en su época“. 
Para la construcción de esta fragancia, que tiene como máximo protagonista al absoluto de tuberosa (nardo) de la India, se le suman esencias de flores escasas y preciosas como el ylang-ylang de Mayotte, el iris de la Toscana, la rosa Damascena y el jazmín Sambac, dispuestos en la fragancia sin hacer distinción entre las notas de salida y las notas de corazón, sino como un todo. 
Lo que sí está presente es su fondo de bayas rosas y pimienta negra, que le aportan una nota picante, mientras que la vainilla de Madagascar y el benjuí de Siam le dan un toque amaderado y las facetas más sensuales sobre la piel. Si eres amante de las fragancias florales, te volverá loca, directamente.

MITZAH

Otro de los pilares de la moda de CHRISTIAN DIOR fue su relación con MITZAH BRICARD, su musa, su aliada, su embajadora y su mejor consejera. Una fragancia dedicada a ella era consecuencia lógica en este repaso al universo del diseñador francés. Sólo tenéis que ver qué era lo que DIOR decía sobre ella: “Madame Bricard es una de esas pocas personas que se desviven por la elegancia (…) Muy estricta y siempre pendiente de la calidad, va en búsqueda de la máxima expresión del chic, esa palabra tan difícil de definir“.

Como veis en la ilustración de GARANCE DORÉ, ella solía vestirse con detalles y complementos en estampados felinos, especialmente el estampado pantera o “de la Jungla” y esta estética pasó a ser todo una seña de identidad propia. FRANÇOIS DEMACHY le rinde homenaje a su feminidad exacerbada y felina “por medio de notas ambarinas y especiadas, así como a su lado más espiritual aportando mucho incienso. El resultado es un oriental misterioso y muy sensual“. 
La fragancia tiene una salida fresca de esencia de cilantro que antecede al aroma de rosa Damascena y las notas cálidas y especiadas de la esencia de canela de Sri Lanka que están situadas en el corazón. 
El fondo de labdamun y jara le dan un toque ambarino, y las notas de vainilla y miel redondean la composición. Por fin, el patchoulí de Indonesia y el incienso de Somalia terminan de firmar esta fragancia tan mística. Sin duda, una fragancia con mucha presencia y mucha personalidad para aquellas que aman los perfumes intensos.

BOIS D’ARGENT

Esta fragancia ya existía desde hace unos años. De hecho, fue con la que se inició LA COLLECTION PRIVÉE, junto con EAU NOIRE y VÉTIVER, que llegó en 2010, así que, es posible que muchas de vosotras ya la conozcáis. A mi me apasiona y cuando la he tenido, la he utilizado con fervor. No exagero. Se trata de una fragancia que tiene un corazón fabuloso de iris empolvado que se asocia con las notas ambarinas y especiadas del incienso de Yemen y la mirra de Somalia para meternos de lleno en un bosque de tierras lejanas. Su fondo es el que sorprende porque es una mezcla inesperada de almizcle y miel.

Considero que Bois d’Argent se dibuja como una línea… Es limpio y extremadamente contemporáneo“, describe FRANÇOIS DEMACHY.”El iris se ha trabajado de forma inhabitual, a la vez ambarino, almizclado y amaderado. Es un perfume que, bajo su ternura, esconde una composición muy precisa”. Y por algún extraño motivo, a mi me parece estar metida dentro de un bosque mágico y misterioso en el que las flores han dejado paso a otros aromas vegetales que luchan por ocupar el trono que han dejado vacío las rosas y los jazmines, ausentes de la fragancia en favor del iris de Florencia.
Y sí, como veis en la ilustración de GARANCE DORÉ, es muy masculina, pero me identifico con ella al cien por cien, y lo dice una que es amante de las fragancias florales por encima de cualquier otra familia olfativa (si exceptuamos la Chypre).

VÉTIVER

También estamos ante otro gran clásico de la perfumería masculina: el vétiver, sofisticado y refinado y tan asociado con el espíritu neo-dandy de los fumaderos parisinos de los años 30, de luces tenues y chimenea encendida; a los sillones tipo Club, y a los hombres que los frecuentan, siempre elegantemente vestidos, con sus corbatas negras… todo tan apreciado por CHRISTIAN DIOR.

Se puede trabajar el Vétiver de mil maneras diferentes, pero esta vez, he tratado de volverlo hedonista”, afirma FRANÇOIS DEMACHY. Para conseguirlo, ha utilizado vétiver de Haití y lo ha mezclado con notas de café Robusta de América del Sur de café tostado que “tanto nos gusta oler por las mañanas“. El limón de Sicilia de su salida pone su particular sello explosivo y resalta las notas de vétiver y de café. 

PATCHOULÍ IMPÉRIAL

La primera vez que olí el patchoulí verde con el que trabaja la firma DIOR fue en el TALLER DE PERFUMES que realicé en diciembre de 2010 y, desde entonces, estoy absolutamente fascinada de esta materia prima. No es la primera vez que he hecho esta afirmación en el blog. De hecho, cada vez que hablo de MISS DIOR suelo recordarlo porque es uno de los ingredientes clave de esta fragancia desde que se creara, en 1947. ¡¡Nada que ver con el patchoulí de los mercadillos hippies de los años 70′!! El de DIOR es verde, fresco y huele a hojas. Absolutamente irresistible, o por lo menos, para mí lo es.

El patchoulí es una nota fundamental para la Maison Dior, es la más animal de todas las notas vegetales. Una vez aislada, es capaz de desprender una elegancia insólita“, afirma FRANÇOIS DEMACHY, y prosigue- “Además de poseer un carácter místico fascinante, es capaz de asociar los diferentes elementos olfativos de una composición. De hecho, hasta hoy, ninguna molécula de síntesis ha sido capaz de sustituirla”.
En la salida de PATCHOULÍ IMPÉRIAL, se encuentran la mandarina de Sicilia y la bergamota de Calabria que hacen vibrar las notas de cilantro de Rusia y hacen que la fragancia tenga una apertura fresca y especiada a la vez. Pero enseguida sale su corazón puro de patchoulí de Indonesia. Después, lentamente, percibimos notas de rosa y suave madera de cedro, para terminar con un fondo de madera de sándalo de Nueva Caledonia, muy elegante. 
Para mí es una de esas fragancias que se llevan de maravilla con la llegada del frío del otoño porque es cuando mejor se percibe todo el desarrollo de sus notas olfativas, desde el principio hasta el final. Una fragancia que merece la pena ser disfrutada en el tiempo, como se merece. ¿Masculina? ¿Femenina? ¡Qué mas da…!

AMBRE NUIT

Efectivamente, y como su nombre indica, estamos ante una fragancia con vocación nocturna que se ha inspirado en los fastos de los bailes del siglo XVIII, que tanto fascinaban a MONSIEUR DIOR, y al deseo de FRANÇOIS DEMACHY de establecer un punto de encuentro entre la rosa y el ámbar. “La idea era crear una Rosa Masculina, asociando dos de las materias más emblemáticas para un perfumista. “He cuidado mucho este acorde, lo he trabajado durante muchos años antes de lograr obtener AMBRE NUIT“, declaraba DEMACHY.

Tiene una salida luminosa de bergamota de Calabria y enseguida se percibe esa mezcla adictiva de la rosa turca combinada con bayas rojas y ámbar gris recogido de las costas de Nueva Zelanda. Esta materia prima es una de las más nobles y escasas de la perfumería actual, y es otra de las materias primas que me fascinan por lo adictiva que resulta allá donde se sitúe, en una fragancia, en una vela… me resulta cálida, envolvente y suave. Con esa suavidad que tiene la piel de un niño. No sé por qué, pero a eso asocio yo el aroma del ámbar gris, y me consta que es un aroma intenso y que deja una estela importante por donde pasa. 
El fondo asocia diferentes maderas (gaiac, cedro y patchoulí) al ámbar gris, que sigue siendo protagonista absoluto de la fragancia. ¡Absolutamente adictiva! Y tampoco podría decir si es una fragancia femenina o masculina. Supongo que ese era uno de los objetivos de FRANÇOIS DEMACHY, crear fragancias para quien guste disfrutarlas.
EAU NOIRE

¿Hablamos de una fragancia misteriosa y masculina donde las haya? Pues aquí tenéis EAU NOIRE, un homenaje a la propiedad que tenía MONSIEUR DIOR en CALLIAN, la Provenza francesa. Esta fragancia está construida en torno a las notas más oscuras de la lavanda y busca la distinción por encima de cualquier otra cosa. “EAU NOIRE sorprende porque se trata de un perfume oriental para hombre“, -afirma DEMACHY y prosigue- “Personalmente, creo que es un perfume extremadamente adictivo“.

Una lavanda oriental inesperada, con una salida floral y fresca, un corazón oscuro de lavanda acompañada de tomillo y un fondo que termina de redondearla de regaliz, vainilla Bourbon y cedro de Virginia. Nocturna, refinada, adictiva, masculina y con mucha presencia… sé de muchas mujeres que la utilizan.

LEATHER OUD

Hemos visto que estas últimas fragancias van dirigidas al público masculino, fundamentalmente. Y también que la búsqueda de esta masculinidad ha ido en progresión, según avanzaba el orden de las fragancias presentadas. pues bien, estamos ante la última fragancia de LA COLLECTION PRIVÉE y en consecuencia, ante la más masculina, si cabe, de todas las fragancias vistas hasta ahora.

En esta ocasión, la fragancia nos remite al gusto de MONSIEUR DIOR por los viajes para encontrar y conocer las materias primas más bellas. FRANÇOIS DEMACHY ha interpretado los viajes del diseñador mediante la madera de Oud, una madera fascinante encontrada en el Sureste de Asia que tiene la peculiaridad de “exhalar un aroma de cuero al quemarlo“, declara DEMACHY. “Es un olor muy particular, muy animal… El Oud me incitó a componer un cuero amaderado intenso a su alrededor. Un perfume con mucho carácter, muy masculino”.

Tiene una salida fresca y especiada de esencia de cardamomo y clavo de olor, pero enseguida se percibe su corazón intenso y profundo de madera de Oud. El perfume es seco y espeso por las materias primas que conforman su fondo: madera de sándalo de Nueva Caledonia, amyris de América del Sur, y abedul de Francia, que están escogidos con el objetivo de intensificar su acento de cuero quemado. Finalmente, la jara y el labdanum ponen la nota ambarina a esta fragancia tan particular y tan densa.
DE MOMENTO, LA COLLECTION PRIVÉE SE ALBERGA EXCLUSIVAMENTE EN EL CORTE INGLÉS DE CASTELLANA (MADRID), QUE ACABA DE INAUGURAR SU ESPACIO, Y ESTÁN DISPONIBLES EN TRES TAMAÑOS. 
AQUÍ TENÉIS ALGUNAS IMÁGENES DE SU STAND
DOS FRAGANCIAS DE LA COLLECTION PRIVÉE CHRISTIAN DIOR QUE ACABAN DE LLEGAR ESPAÑA

Esta misma mañana me confirmaban que acaban de incorporarse a LA COLLECTION PRIVÉE dos fragancias que estaban inéditas en nuestro país. Son GRAND BAL y OUD ISPAHAN.

GRAND BAL

Tengo muchísima curiosidad por conocer este perfume porque incluye en sus notas muchas flores blancas (mis preferidas) como la bergamota, el jazmín, el ylang-ylang y la flor de azahar de Túnez; y sándalo de Nueva Caledonia y almizcle, en el fondo. Me la imagino radiante, luminosa y floral, sobre un fondo amaderado, justo como a mí me gustan las fragancias. Todavía no la he olido, pero pronto la voy a conocer.

OUD ISPAHAN

Es una fragancia oriental floral que tiene una nota de salida de labdanum; una nota media de patchoulí; y unas notas de fondo de sándalo, rosa y madera de agar (oud). Todavía no he tenido la ocasión de olerla, aunque con estos ingredientes, ya os podéis imaginar que se trata de una fragancia muy intensa y opulenta.

¿A QUE NO TENÉIS SÓLO UNA FRAGANCIA FAVORITA DE LA COLLECTION PRIVÉE CHRISTIAN DIOR?

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...