290 Views |  1

LA DANZA NEOCLÁSICA, DESDE SUS ORÍGENES HASTA HOY

Si leísteis la última entrada, posiblemente os quedara una duda, ¿Y ese tipo de Danza que se aleja algo del Ballet Clásico tradicional, sin llegar  a ser Contemporáneo, bailado incluso con puntas, dónde se incluye? Pues de ella vamos a hablar hoy. Fue el primer paso para alejarse un poco del Ballet y sus normas. Volvemos a encontrarnos con una delgada frontera que, en algunas coreografías nos hará dudar en qué estilo encajarlas, pero espero que al terminar la lectura, lo tengáis algo más claro, aunque alguno de los coreógrafos de los que aquí hablaré, también tendría sitio en el Contemporáneo, al haber navegado en diferentes mares.

Allá por los años 20 y como os decía antes, la Danza Neoclásica fue el primer paso en la búsqueda de un tipo de  Danza que gozara de más libertades que el Ballet Clásico, pero sin dejar de lado su técnica,  desligándose de sus historias y sus formas buscando algo diferente, Lo que empezó como la introducción de pequeños cambios, ha adquirido, con el tiempo, un gran desarrollo en manos de los diferentes coreógrafos que han aportado una gran riqueza a esta categoría de la Danza.

Sin abandonar la técnica clásica, se permiten mayores movimientos en las diferentes partes del cuerpo, dejan de contarse historias, utiliza pasos inspirados en el Jazz,  movimientos cercanos a la acrobacia, los hombres adquieren más protagonismo, dejan de ser el porteador de la bailarina para, en ocasiones, incluso, solapar su presencia en el escenario; el grupo de bailarines es más importante que los solistas. Pero creo que la mejor manera de que os introduzcáis en este estilo de Danza es conociendo a sus coreógrafos principales y alguna de sus creaciones.

Uno de los creadores del neoclásico fue George Balanchine, con sus coreografías, sin historia, dándole gran importancia a la distribución y dibujos en el espacio escénico, amplió las posiciones tradicionales, sustituyó en alguna de sus coreografías los tutús por mallas completas Balanchine decía: Lo importante en el Ballet es el movimiento en sí mismo. Un Ballet puede contener una historia, pero el espectáculo visual es el elemento esencial. El coreógrafo y el bailarín deben recordar que ellos llegan a la audiencia a través de la mirada. Es la ilusión creada con la cual convencen al público, muy similar al trabajo de un mago“.

Meagan Mann, and obscured Georgina Pazcoguin Anthony Huxley The Four Temperaments Choreography George Balanchine © The George Balanchine Trust New York City Ballet Credit Photo: Paul Kolnik studio@paulkolnik.com nyc 212-362-7778

BALANCHINE había estudiado en la Escuela Imperial Rusa, donde adquirió un gran técnica clásica. Coreografió para los Grandes Ballets Rusos y colaboró con Picasso, Matisse, Chanel, Debussy, Stravinsky, Prokofiev.

Os dejo como ejemplo su Ballet WHO CARES“, homenaje a Manhattan, Nueva York con la música de George Gershwin, estoy segura de que os gustará.

 

Sir FREDERICK ASHTON, el gran impulsor del Royal Ballet, bailarín y coreógrafo, que no sólo nos dejó piezas de clásico como “La Fille Mal Gardée” sino  también obras neoclásicas como ésta.

Sir KENNETH MacMILLAN, coreógrafo del Royal Ballet mientras Sir Frederick Ashton, era su director, después fue Director de diferentes compañías en Europa y EEUU.

Sergei Diaguilev, creador y director de Los Ballets Rusos y Fokine, su principal coreógrafo, empezaron a experimentar también con los movimientos, el vestuario, músicas diferentes, dejando a un lado el romanticismo del Ballet. El estreno de “La consagración de la Primavera” coreografiada por Vaslav Nijinsky causó un gran alboroto y una pitada monumental.  Fokine fue, ni más ni menos el creador de La Muerte del Cisne para Anna Pavlova, pero influenciado por Isadora Duncan y bajo el manto de Diaguilev pudo desarrollar su idea de integrar  danza, música, argumento, escenografía y vestuario en una sola unidad.  Podéis apreciar esto que os digo en la coreografía de Petrouchka, de Fokine, con Nureyev en este vídeo, ah! y música de Stravinsky todo un lujo. .


SERGE LIFAR, natural de Ucrania, comenzó como bailarín en los Ballets Rusos. A la muerte de Diaghilev, fue requerido por la Ópera de París. En su afán por revitalizar la Danza, utilizó dos posiciones más de las cinco del Ballet, él no las inventó, pero las revivió. Qué mejor que verlo en acción en este antiguo vídeo.

ROLAND PETIT, director, coreógrafo y bailarín, creador de más de 50 Ballets, se reinventaba continuamente, tuvo gran éxito con sus Ballets abstractos. Os dejo un Ballet, algo largo, pero seguro que os gusta, con música francesa cantada en directo. “Le Rendez Vous”

JEROME ROBINS seguro que os suena, si no, cuando os lo diga, veréis como conocéis algo suyo, además ya lo nombré en la entrada de Musical (West Side Story). Fue un coreógrafo americano, director, bailarín y productor teatral que creó piezas como la que os dejo abajo, musicales, películas… En este Ballet,  The concert, se incluye El Vals del error, os divertirá.

Hay una coreografía que a mí me vuelve loca, por la dificultad, los movimientos… la primera vez que la vi, he de reconocer que me quedé impactada. Su autor es WILLIAM FORSYTHE, cuyas coreografías están en el repertorio de la mayor parte de las grandes compañías. Su características son la innovación y la ruptura, algunas de sus composiciones han escandalizado a las audiencias. Aquí os dejo mi preferida, espero que os guste. Además baila Silvie Guillem.

Jiri Kylian, director del Nederlands Dance Theatre, para el que creó gran cantidad de coreografías.

No podemos dejarnos a nuestro Nacho Duato, durante muchos años Director del Ballet Nacional, si bien erradicó al Ballet Clásico del mismo y nuestros bailarines tuvieron que exiliarse, sí creó muchas coreografías de las que os dejo un pequeño ejemplo. Bailó con Kylian muchos años y su influencia en él fue notable.

Víctor Ullate, que fue primer bailarín con Maurice Bejart, luego dirigió el Ballet Nacional y sigue con sus escuelas y su Compañía de la Comunidad de Madrid. Fantástico.

Para el final he dejado a MATS EK, coreógrafo danés. La característica de su obra es la inteligencia que llevan implícita sus coreografías. Director del Cullberg Ballet, entre otras ha coreografiado muchos de los Ballets clásicos como Giselle, La bella durmiente…, pero con otra historia y otro punto de vista muy diferente. Precisamente os dejo un fragmento de esta última.

He dejado en último lugar a uno de mis coreógrafos preferidos: MAURICE BEJART, bailarín y coreógrafo, su paso por el Cullberg Ballet, le hizo descubrir otros recursos, los del expresionismo básico. Fundó el Ballet del Siglo XX, con el que asombró al público mundial con sus coreografías. Recuerdo a un amigo y alumno que decidió que quería bailar cuando vio “La consagración de la primavera” de Maurice Bejart, quedó impactado. Como podéis ver en el vídeo, utilizó música de Queen, entre otros.

Se quedan algunos fuera del tintero (Paul Taylor, Wayne McGregor,…) pero creo que ha llegado el momento de parar.

Esta vez no os voy a recomendar ningún estudio, porque clases de neoclásico, como tal no existen, además os habréis dado cuenta de la dificultad que entraña. Para bailarlo hay que conocer y dominar la técnica del Ballet Clásico, Contemporáneo, Jazz… Creo que en esta ocasión mejor os invito sobre todo a ver y disfrutar.

¿CONOCÍAIS LA DANZA CONTEMPORÁNEA?

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR 

Si te ha gustado, compártelo...