137 Views |  Like

LA PETITE ROBE NOIRE EAU FRAÎCHE DE GUERLAIN Y LOS DIBUJOS DE KUNTZEL + DEYGAS

El concepto PERFUME-VESTIDO sobre el que gira LA PETITE ROBE NOIRE de GUERLAIN me resulta fascinante por la posibilidad de reinventarse y transformarse por el simple gusto de expresar todas las facetas de una misma, al igual que lo hacemos todas nosotras cuando elegimos la ropa que nos va a ayudar a definirnos a nosotras mismas cada día. Las notas de la fragancia son el equivalente a las prendas que figuran en nuestro armario, cada una saca una faceta de nuestra personalidad y de nuestra feminidad y disfrutamos en cada momento con nuestra elección. Como dice THIERRY WASSER, Perfumista de GUERLAIN: “A su manera, un perfume es un vestido invisible; un juego entre lo que se oculta y lo que se desvela”, y con la versión EAU FRAÎCHE, LA PETITE ROBE NOIRE se vuelve más luminosa e impredecible.

 

THIERRY WASSER ha ideado un “vestido a medida” bordado de pétalos y adornado con una nota de pistacho. Un FLORAL VERDE que comienza con una salida que es una explosión de notas de mandarina de Sicilia, bergamota y limón. Enseguida se revela un corazón de absoluto de rosa de Turquía y esencia de rosa de Bulgaria bañadas por el rocío de la mañana, el momento en el que las notas de sus pétalos son más sutiles. La freesia refresca el bouquet de rosas y el albaricoque, junto con el jazmín sambac, le aportan la luminosidad del sol y una cierta sensación de terciopelo para la piel. En el fondo de la fragancia es donde se esconde el toque goloso del pistacho, una nota conseguida mediante la sabia mezcla de la almendra amarga y el haba tonka dispuestas por WASSER. A la vez, los almizcles blancos y las facetas más suaves de patchoulí envuelven el conjunto del aroma en una estela sedosa y elegante.

 

Para celebrar una fragancia tan primaveral y radiante LA PETITE ROBE NOIRE EAU FRAÎCHE escoge el verde tierno en el diseño de su estuche y los dibujos de KUNTZEL + DEYGAS vuelven a ilustrar la campaña de comunicación, incluida esta película; 48 segundos llenos de glamour y sentido del humor que nos revelan el espíritu ligero, floral, evanescente y muy “costura” de la fragancia. La historia del nacimiento de LA PETITE ROBE NOIRE comienza en su mundo de papel blanco. Es un trazo negro que enseguida cobra vida en forma de vestido negro que enseguida cobra vida. en ese momento, aparecen las formas femeninas y un sombrero parisino muy chic que oculta el rostro por el deseo de la protagonista de ir de incógnito.
La tinta negra da forma a un ambiente típicamente parisino creado a medida de la seducción que desprende nuestra protagonista. Un apuesto portero atrae las pajaritas de los caballeros y las atrapa en un vestido CAZA MARIPOSAS. Después, el vestido se convierte en una cinta por la que circula el metro de París y más tarde, se transforma en HAMACA que la transporta ante n gran espejo verde en el que poder contemplarse. Pero ¡atención! su imagen proyectada en el ESPEJO le arrebata el vestido y, como Alicia, se sumerge en él pasando al otro lado. De repente, se encuentra en medio de los BASTIDORES de su propia película que resulta ser un invernadero botánico bañado por luz verde tornasolada que se transforma en un taller de costura en el que los alfileres y los maniquíes cobran vida.

 

Dos costureros-jardineros confeccionan para ella un nuevo VESTIDO DE PÉTALOS que se pone en movimiento como lo haría un helicóptero y la transporta vertiginósamente hacia las alturas. Al volver a su taller de costura, se lleva con ella al apuesto portero del inicio y se instala con él el la terraza de un ático. Entonces, ella cierra la puerta discretamente porque es el momento de la privacidad.
Precios: 55 €/30 ml; 72 €/50 ml; 103 € / 100 ml.

 

SI OS HA GUSTADO LA HISTORIA DE LA PETITE ROBE NOIRE EAU FRAÎCHE, OS GUSTARÁ AÚN MÁS SU AROMA
 
MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...

Tags

#MUJER