1662 Views |  Like

LA VUELTA DE COURRÈGES A LA PERFUMERÍA

La vuelta al sector de la perfumería de las fragancias de ANDRÉ COURRÈGES no puede constituir más que una buenísima noticia. Las amantes de la perfumería moderna (y digo bien: moderna) echábamos muchísimo de menos sus míticos EAU DE COURRÈGES y EMPREINTE. Dos fragancias absolutamente memorables que deberían figurar ¡¡ya!! en el ADN de toda amante de los perfumes que se precie.

En el largo camino de su “vuelta a casa” (la de los perfumes, de donde nunca debió salir), se ha encontrado con la jovencísima perfumista JULIE MASSÉ con el resultado de BLANC de COURRÈGES, una fragancia nueva que recoge el espíritu moderno de ANDRÉ COURRÈGES y su concepto particular sobre el color blanco, símbolo de pureza intemporal, y lo sitúa exactamente en este tiempo. ¿O era fuera del tiempo? Primero lo dijo COCO CHANEL: “El blanco es el único color que borra los años“, y ROLAND BARTHES le dio la razón: “El blanco, ese nuevo absoluto“. Así que, no os creáis esa frase tan de revista de moda que reza: “El blanco es el nuevo negro“, porque es mentira.

LA MODERNIDAD DE ANDRÉ COURRÈGES

He estado a punto de cambiar el vocablo “moderno” por “eterno”, pero finalmente, he optado por lo primero por dos motivos: ha sido el primero que se me ha venido a la cabeza, y segundo, es que ANDRÉ COURRÈGES representó un tipo de modernidad que sólo se puede entender viendo sus creaciones de moda y las fotos de la década de los 60.

ANDRÉ COURRÈGES
AUDREY HEPBURN
PRODUCCIÓN CON DAVID BAILEY

O porque se disputó con la británica MARY QUANT la invención de la minifalda y utilizó el plástico (vinilo y plexiglas) elevándolo a la categoría de obra de arte… moderno (otra vez me sale la palabreja), pero ¿cómo definir esas indescriptibles gafas blancas sino como “arte moderno”, Por-Art en estado puro? ¿Ese diseño absolutamente lineal sabiamente acompañado de los juegos de blanco y negro Op-Art? ¿O la utilización de colores planos, en bloque, jugando con las líneas rectas, las flores, también lineales, o el metal? Pues por eso es “moderno”; pero precisamente por eso, es “eterno”.

Cuando en 1961, abriera su casa de moda, en una época en la que la alta costura privilegiaba la ropa ajustada COURRÈGES diseña unos botines de cuero blanco, acorta los vestidos y triunfa con la minifalda, a la vez que impone el pantalón pirata, el peto corto y los leotardos “segunda piel”. Prendas estructuradas que priorizan las líneas puras para adaptarse a los cuerpos en movimiento, como reflejo de una sociedad despierta y dinámica. Y el mundo entero se rindió ante la evidencia.

FOTOGRAFÍA: BERT STERN

En 1965 traslada su casa de Costura al nº 40 de la calle François 1er, en París, donde sigue estando hasta la fecha. En 1967, su colección de prêt-à-porter COUTURE FUTURE se codea con la colección de Alta Costura y desde entonces, el sello COURRÈGES ha estado presente también en la perfumería, con el lanzamiento de perfumes como EMPREINTE, EAU DE COURRÈGES o COURRÈGES HOMME, de la línea SPORT FUTUR, y COURRÈGES DESIGN.

En 2011, COQUELINE COURRÈGES traspasa su empresa a JACQUES BUNGERT y FRÈDERIC TORLOTING para relanzar la marca junto con el TALLER DE DISEÑO ANDRÉ COURRÈGES para seguir proponiendo productos innovadores, fieles al ideal original: Movimiento, pureza, color, luminosidad… Un estilo eminentemente optimista y lleno de vida, que es justamente lo que transmiten las editoriales de moda que estamos viendo en esta entrada.

JACQUES BUNGERT Y FRÈDERIC TORLOTING

EMPREINTE DE COURRÈGES

El primer perfume que lanzara COURRÈGES fue EMPREINTE, en 1971, y para ello no dudó en contar con uno de los perfumistas más prestigiosos de su época, ROBERTO GONON, de FIRMENICH. La inspiración para su lanzamiento fue el paso del primer hombre en la Luna y la huella que dejó su bota (empreinte, en francés). Un Eau de Parfum de la familia Chipre que utiliza materias únicas y fuera de lo común en su época.

La salida de bergamota de Calabria y mandarina de Brasil se hace más vibrante al mezclarse con un toque aldehídico que potencia la frescura de las notas hesperiadas. El corazón es floral, con mucho carácter: rosa de Bulgaria, rosa de Mayo y jazmín. Mientras que el fondo contiene la esencia de cuatro maderas naturales que estructura la fragancia: sándalo de Misore, sándalo de Australia, vetiver Bourbon y cedro de Virginia, pero no se queda ahí, sino que se hace acompañar de patchoulí de Indonesia y notas de mousse y cuero, que le aportan calidez y sensualidad a la estela del perfume.

EAU DE COURRÈGES

Su segunda fragancia se lanzó en 1977 y se la dedicó al mundo del deporte, ya que el diseñador era muy aficionado a la práctica de los deportes porque consideraba que aportaba a la vida bienestar y felicidad. Así, EAU DE COURRÈGES nace con la intención de ser unisex (la década de los 70′ también es la época del triunfo de lo unisex).

Es una fragancia hesperiada, elegante y chic, que tiene una salida viva gracias a un coctel refrescante de cítricos: naranjo agrio, bergamota y limón verde. Un corazón que combina la nota herbácea del ajenjo con la menta arrugada y las notas de lirio de los valles; y un fondo de vetiver, patchoulí y mousse de roble, que le dan cuerpo a esta agua fresca.

BLANC DE COURRÈGES

Aunque en estas décadas pasadas se lanzaran más fragancias, en la actualidad no se han re-lanzado, sino que se ha creado una nueva fragancia, BLANC DE COURRÈGES, que quiere ser n reflejo olfativo de los que significaba el color BLANCO para el diseñador.

La fragancia ha sido creada en 2012 por JULIE MASSÉ, de la firma de perfumería MANÉ. En su salida se han dispuesto notas de pétalos de flor de Iris iluminadas con pimienta rosa de la isla de Reunión y pulpas de Litchi, que le da un matiz cristalino.

En el corazón de la fragancia, la flor de Iris revela la magia de sus notas empolvadas gracias a la utilización de su absoluto; al heliotropo, que le da los matices nostálgicos de las flores blancas. El absoluto de rosa de Grasse y el aceite de rosa turca le añade un cierto matiz de romanticismo mezclado con pasión contenida. En el fondo encontramos notas de raíz de iris, muy bien acomodado entre el almizcle blanco, las maderas, el ámbar y el patchoulí, también blancos los tres y en perfecto equilibrio.

EL DISEÑO DEL FRASCO
Como habéis podido comprobar, las formas geométricas son una constante en el diseño del frasco de todas sus fragancias. Lo que cambia en el material y el color. Esfera de baquelita, frasco cilíndrico y logotipo de la firma en relieve. ¿Simple? ¿Para nada!!

¡¡BIENVENIDO, COURRÈGES!!

LAS QUE YA TENEMOS UNOS AÑOS,
ESTAMOS ENCANTADAS CON SU VUELTA
Y LAS MÁS JÓVENES, 
AQUÍ TIENEN
TODO UN UNIVERSO QUE DESCUBRIR,
AL MARGEN DE LAS MIL Y UNA
FRAGANCIAS EMPALAGOSAS,
CON AROMA A CHUCHERÍAS, 
DE ESAS QUE EL MARKETING 
DICE QUE OS GUSTAN 
QUE HAY QUE VENDEROS PORQUE SÍ

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...