82 Views |  Like

LÁSERESCULTURA EN EL IML

Se trata de un método muy pionero traído de los Estados Unidos que ha sido presentado por el Instituto Médico Láser (hoy por hoy, el único centro de España que dispone de equipos para su realización) y se perfila como el más eficaz para eliminar la grasa localizada. Promete desbancar a la liposucción tradicional por muchos motivos, según nos cuenta el Dr. Javier Moreno, director del centro: “Para empezar, el láserescultura se realiza con anestesia local y, en lugar de introducir cánulas para aspirar la grasa (que arrancan también tejido muscular y provocar un cierto sangrado de los vasos capilares), lo que se introduce es una varita de fibra óptica dúctil, flexible, de 1 mm. En su extremo está situado el láser que se encarga de derretir la grasa, literalmente, como si se tratara de mantequilla, no provocando desgarro muscular ni sangrado”, afirma el Dr. Moreno, “Después de derretir la grasa, se introduce una cánula de aspiración muy fina que no arranca tejido tisular ni produce sangrado.”

El último paso para terminar de eliminar la grasa sobrante es pasar un pequeño rodillo por la epidermis. De esta forma, ese sobrante de consistencia aceitosa y color ligeramente tostado (como la mantequilla cuando se calienta) sale fácilmente por los orificios realizados para introducir la cánula de láser. 
El Dr. Moreno incide en la rapidez de la recuperación por el hecho de no existir desgarro tisular, ni hematomas: “Al día siguiente se puede volver a hacer vida normal. Sólo hay que llevar una faja ligera durante tres días, el tiempo necesario para que las pequeñas cicatrices desaparezcan. Nada más.” “Además”, señala el Dr Moreno, “la frecuencia que emite el láser para derretir la grasa tiene otro efecto beneficioso para la piel, que es provocar un calentamiento de las fibras de colágeno y elastina de la dermis de manera que se estimula sus funciones de firmeza (colágeno) y elasticidad (elastina), lo que ayuda a que la piel vuelva a su sitio en buen estado inmediatamente y se evite la flaccidez de los tejidos. Hemos hecho varias pruebas con miembros de nuestros equipos médicos: algunas enfermeras y doctoras que acaban de tener un hijo o que querían reducir cartucheras y el resultado es fantástico”. 
No os puedo poner las imágenes, primero porque no las tengo (pero las he visto), y segundo, porque son privadas, pero os quiero asegurar que la diferencia es espectacular y que, efectivamente, no se ven cicatrices antiestéticas ni moratones.
Está muy recomendada para la cara interna de brazos y muslos, el abdomen, cartucheras, rodillas e incluso en el cuello y la papada. Y aquí, en cuello y papada, también da buenos resultados, lo que es difícil en este tipo de intervenciones médicas.

Precios: El Dr. Javier Moreno prefiere hacer presupuestos personalizados.
Más información: www.iml.es
Si te ha gustado, compártelo...