182 Views |  Like

LES CREATIONS DE MONSIEUR DIOR, UN LEGADO A LA HISTORIA DE LA PERFUMERÍA

Terminamos la semana hablando de perfume, uno de mis temas favoritos. Esta vez le ha tocado el turno a las fragancias “de toda la vida”, de la firma Dior, relanzadas bajo el nombre Les Creations de Monsieur Dior. Sí, lo reconozco, estaba deseando hablar de ellas por la sencilla razón que son auténticas obras de arte en perfumería y merece la pena detenernos un ratito para conocer bien sus orígenes, para conocer más el ADN de la firma francesa. Comenzamos.

EAU FRAÎCHE.

Corría el año 1953, cuando Christian Dior encargaba a Edmond Roudnitska, perfumista y amigo personal del diseñador, una fragancia fresca y unisex. Roudnitska formuló un eau de toilette muy alejado de las tradicionales fragancias a lavanda que solían utilizar los hombres en la década de los 50. En su lanzamiento no tuvo el éxito que tendría unos años después, pero rompió moldes porque “A través de Eau Fraîche, la Perfumería toma una dirección totalmente nueva”, comenta François Demachy, perfumista y creador de Dior en la actualidad. “A partir de allí, las Eaux de Cologne clásicas se modernizan. Es un Chipre fresco, un acorde construido alrededor de 4 o 5 materias primas. Eau Fraîche es el ancestro de Eau Sauvage. En su jugo, encontramos toda la modernidad y la visión del nariz. Los acordes alrededor del jazmín y unas cuantas notas aromáticas constituyen el sello inconfundible de Edmond Roudnitska”.

Si os fijáis en la imagen de la publicidad, un cartel exquisito, se mire por donde se mire, salido de la creatividad de Renè Gruau, lo que vemos es una tumbona característica de los balnearios de las playas francesas y de las pistas de tenis de la época.
O la otra imagen en la que ambos componentes de la pareja sujetan el frasco. Increíbles, ¿verdad? ¿Por qué será que cuando nos imaginamos el glamour nos vamos inmediatamente a los códigos que marcó el cine de los años 50? ¡Hay que recuperar ese glamour y disfrutarlo todos ya!
Aunque también, la firma Dior hizo publicidad específicamente masculina en algunas revistas de hispanoamérica. Muy simpática!!!

DIORISSIMO

El modisto y su pasión por la jardinería. La casa que tenía Monsieur Dior en Grenville, Normandía, fue una de sus mayores fuentes de inspiración. El propio John Galliano afirmaba, “cuando paseé por primera vez por el jardín de esta casa, lo comprendí todo“. Sin duda alguna, se trata de su creación más personal y estuvo muy vinculado a su niñez: “Este jardín que protegió mi infancia”, Christian Dior dixit. Allí creo un jardín colgado de un acantilado y expuesto a la intemperie. En su jardín se podían encontrar una gran mezcla de especies de distinta procedencia, incluso mediterráneas, estudiosamente desordenadas a la manera de los jardines ingleses. Hoy en día se ha convertido en un museo. Pero no ha sido la única casa ni el único jardín creado por el modisto francés. A finales de los 40, después de triunfar con su primera colección, se compró un antiguo molino con un estanque y hectáreas de terreno en las afueras de París. Allí creó un jardín romántico con ayuda de Iván, su jardinero ruso.

En 1955, compró La Colle Noire, una casa señorial de estilo toscano en un pueblo al sur de Francia, donde descansaba cuando terminaba sus colecciones. Llenó su jardín de decenas de almendros para disfrutar del aroma de sus flores en febrero, época de floración y el momento más propicio para recargar energía. Allí mezcló plantas mediterráneas y se inspiró en estos aromas, como el

jazmín en flor, los cítricos, las plantas aromáticas y el iodo del mar, para la creación de sus perfumes posteriores. Edmound Roudnitska cuenta cómo surgió Diorissimo: “Christian Dior, que acababa de adquirir La Colle Noire en Montauroux, nos invitó a almorzar allí en compañía de su socio y de Raymonde Zahnacker, su fiel mano derecha. Después de comer nos fuimos todos juntos a pasar la tarde a mi casa de Sainte Blanche. Le enseñé mis trabajos sobre la flor de muguet, que tanto le gustaba. Sólo dijo: será mi próximo perfume.”

Pero es imposible captar el aroma del muguet mediante ninguna de las técnicas de destilación conocidas, ni entonces, ni ahora (igual que ocurre con la gardenia). Los buenos

perfumistas tienen su fórmula secreta para recrear este aroma y el genial Roudnitska supo recrearlo con una gran maestría y fidelidad respecto del original. Cuando Dior olió por primera vez el perfume que había creado Roudnitska, diseñó él mismo el frasco en cristal y el complejo tapón de metal dorado que representa un ramo de rosas y jazmín.
Dior y el muget. Esta flor ha sido la mayor fuente de inspiración del modisto, que por otra parte, era muy

supersticioso y siempre llevaba un ramito de muguet en el bolsillo o en la solapa de su traje como amuleto.
Desde 1947, Christian Dior soñaba con “la mujer flor”, de ahí el nombre de su primera colección “Corola” y las que le siguieron “Tulipán” en 1953, y “Muguet”, en 1954.
Antes de cada desfile, cosía esta flor seca en el bajo de los vestidos porque creía que le daba buena suerte,

además de dejar una estela perfumada con cada giro de falda New Look, que esta confeccionada para abrirse como una corola.
Diorissimo fue el último perfume creado por Monsieur Dior, que fallecía en 1956. Cuando lo enterraron, su féretro desapareció bajo decenas de ramilletes de muguet fresco.
Según François Demachy, “Diorissimo es el reflejo de su

época. No es un simple muguet, más bien un acorde
floral alrededor del muguet. Es un olor de bosque, de sotobosque, de jazmín húmedo, un poco verde. He creado ahora una versión Eau de Parfum de Diorissimo mas espesa. Para ello, he seleccionado el absoluto de jazmín, el absoluto de rosa y la esencia de rosa. Es una impresión verde un poco diferente, más “hoja” y menos “tallo”. El Eau de Parfum es más rico que el original Eau de Toilette. Es más profundo, tiene más carácter, más estructura”.

DIORELLA
Aunque hacía más de 15 años que había fallecido Monsieru Dior, Edmond Roudnitska continuó colaborando con la Maison. En 1966, creaba Eau Sauvage, todo un hito en la historia de la perfumería masculina, y en 1972, veía la luz Diorella, un perfume floral y aéreo que el propio perfumista considera como “su obra de arte”: notas de jazmín, madreselva, cítricos y fruta madura. Una fragancia ligera, radiante y primaveral.

Para François Demachy, “Diorella tiene una construcción muy moderna en torno al jazmín. No se trata de un jazmín pesado, sino verde y especiado, aromático, casi anisado. Es una de las más bellas y ricas creaciones de Roudnitska. Estamos en los años 70 y asistimos a la aparición de las notas de síntesis, en particular del Hedione, verdadero potenciador de frescor. Diorella es también el reflejo de una época mucho más moderna, más técnica en cuanto a perfumería se refiere”.
DIORESSENCE

Estamos en 1979 y triunfan las fragancias orientales. En realidad, lo oriental está de moda, de ahí la imagen que vemos realizada por René Gruau, el autor de todas las ilustraciones, en la que aparece una mujer tumbada en medio de una cascada de cojines persas. Pero ya no es Roudnitska quien firma esta creación porque ha fallecido, sino otro perfumista: Guy Robert.
“Dioressence no es un oriental lánguido o empalagoso”, dice François Demachy. “Es un oriental decidido, con un aspecto casi masculino. Es inconfundible, se le identifica inmediatamente. Aunque sigue la arquitectura de los orientales, contiene menos vainilla, produce una sensación más ambarina y más vegetal. Las notas de cuero que le aporta el geranio crea un equilibrio a la vez floral y verde. En su época, abrió el camino de los orientales”.

FOREVER AND EVER DIOR
Este lanzamiento es el particular homenaje que hace François Demachy a Les Creations de Monsieur Dior. Se trata de un floral moderno a base de freesia, absoluto de jazmín, esencia de rosa turca y almizcle blanco. “Muy consensuada, sin asperezas, bien hecha, equilibrada”. Así describe el perfumista Forever and Ever Dior. “Es una fragancia romántica, delicada y dulce en torno a la rosa de Bulgaria, flor emblemática de los perfumes Dior”.
YO NO SABRÍA CON CUÁL QUEDARME ¿Y A TI, CUÁL TE RESULTA MÁS EVOCADOR? DIFÍCIL ELECCIÓN.
Si te ha gustado, compártelo...