551 Views |  Like

LOS MEJORES PROTECTORES SOLARES DE CUERPO Y CABELLO

Ay, el sol… El astro rey genera tantas pasiones como odios. ¿Por qué? Es necesario para que tu organismo esté sano pero su radiación ultravioleta es la culpable de infinidad de dolencias en tu piel como quemaduras, alergias o incluso cáncer de piel. Además se le acusa como el responsable del 90% del envejecimiento cutáneo prematuro… Y tu cabello también lo sufre. Pero no te asustes que los LABORATORIOS PIERRE FABRE DERMOCOSMETIQUE tienen la solución para pasar un verano seguro y placentero gracias a la doble misión de sus fórmulas solares: PREVENTIVA (en relación al fotoenvejecimiento y fotocarcinogénesis) y TERAPÉUTICA (en aquellos casos de fotosensibilidad).

PIEL Y SOL

Ya sabes que la radiación solar se compone de diferentes longitudes de onda las cuales tienen distintas características e influyen de una manera diferente en tu organismo. Puedes distinguir la radiación ultravioleta (UV), la luz visible y la radiación infrarroja (IR). Así, la UV se compone de: UVA (llega a las capas más profundas de la dermis y provoca la pigmentación inmediata, hiperpigmentación, fotoenvejecimiento, fotoalergias y carcinogénesis), UVB (solo penetran hasta la epidermis y son las culpables del bronceado retardado y las quemaduras mientras colaboran en el fotoenvejecimiento y carcinogénesis) y UVC (no traspasa la atmósfera). Por su parte los RAYOS INFRARROJOS provocan la sensación de calor en tu piel, inducen al estrés oxidativo y ponen su granito de arena en el fotoenvejecimiento.

Ante estas potenciales amenazas tu piel es sabia y tiene sus mecanismos de defensa: se encarga de fabricar melanocitos (son los encargados del bronceado) para crear un escudo protector. El problema es que por ti mismo solo eres capaz de generar un factor de protección que oscila entre 2 y 4.

BENEFICIOS Y AMENAZAS DEL SOL


El principal efecto positivo es su ACCIÓN ANTIRRAQUÍTICA pues los UVB estimulan la síntesis de la vitamina D, la cual es es indispensable para la absorción del calcio (2/3 de la vitamina D se consiguen gracias al sol, mientras que por la alimentación solo 1/3). Pero este dato no te puede servir de excusa para exponerte sin medida al astro rey, pues como solo con 10 minutos (dos veces a la semana) obtienes los niveles sanguíneos adecuados. Otra ventaja es que el sol tiene una ACCIÓN ANTIDEPRESIVA. Es capaz de sintetizar al neurotransmisor encargado de tu estado de ánimo, la serotonina.

Sin embargo, las AMENAZAS son más numerosas. Desde las QUEMADURAS SOLARES producidas por las UVB (una rojez en la piel que aparece en las primeras 24 horas para después descamarse), hasta ALTERACIONES PIGMENTARIAS (manchas que suelen presentarse en el rostro), FOTODERMATOSIS (intolerancias al sol que provocan erupciones), INMONUSUPRESIÓN (la capacidad de defensa de tu piel se reduce), CÁNCER CUTÁNEO (los rayos UV afectan al ADN y una repetición de este patrón puede causar daños más persistentes) o FOTOENVEJECIMIENTO (afecta a las zonas más expuestas, es un daño que se acumula en las células por culpa de los radicales libres destruyendo el colágeno, formando arrugas, manchas o asperezas en la piel).

DECÁLOGO PARA UNA PIEL PROTEGIDA

  1. Aplícate el protector solar en casa, antes de la exposición. Renuévalo cada 2 horas y después de cada vez que te metas en el agua.
  2. Lo ideal es comenzar a exponerte de forma progresiva, poco a poco y siempre evitando  las horas centrales del día (entre 12h y las 16h).
  3. Evita las sesiones con lámparas de rayos UVA. No dejan de contribuir en la aparición de cánceres cutáneos y aceleran el envejecimiento cutáneo.
  4. Recuerda que los niños necesitan atenciones especiales. Limita la exposición solar en menores de 3 años.
  5. ¿Vas a realizar una actividad al aire libre? No te olvides de aplicar el fotoprotector. En tu día a día debes utilizar factor SPF ya que de camino a la oficina (o incluso dentro de la misma) puedes estar expuesto al sol.
  6. Presta atención a los detalles que puedan generar una sensación de falsa seguridad. La altitud, nubosidad, superficies refractoras (nieve, arena, agua, hierba), viento fresco… Que no te pillen desprevenida.
  7. Protegerse con gorro y gafas de sol con cristales homologados capaces de filtrar los rayos UVA y UVB. A los niños se aconseja protegerlos también con una camiseta seca y opaca
  8. Secarse bien después de cada baño. El “efecto lupa” de las gotas de agua favorece las quemaduras solares y disminuye la eficacia de los protectores solares, aunque éstos sean resistentes al agua.
  9. Beber agua en abundancia frecuentemente para prevenir la deshidratación
  10. Vigilar los lunares y pecas.

FÓRMULAS PROTECTORAS CUERPO

Los protectores solares que ofrecen los LABORATORIOS PIERRE FABRE aseguran cuidarte contra el conjunto de los rayos solares UVB-UVA largos y cortos adaptándose a tus gustos y necesidades con diferentes fragancias y texturas.

A-DERMA

Es la gama que más se preocupa por las pieles sensibles y frágiles. Protege su barrera natural con una fórmula fotoestable gracias a su sistema patentado con diferentes filtros químicos y orgánicos y al ACEITE DE PLÁNTULAS DE AVENA RHEALBA (que tiene un poder antioxidante). ¿El plus? Resiste al agua mientras refuerza las defensas de tu piel. Precio: 22,64 €.

GALÉNIC


Su punto fuerte es la formulación ya que destaca por su savoir-faire en la materia. El objetivo es proteger la piel del sol mientras se broncea y trabajar el anti en envejecimiento cutáneo. Todo ello con unos productos que contienen LIANA DE UNCARIA DE LA AMAZONIA (un potente antioxidante 40 veces más potente que la vitamina E en la misma concentración) y un POTENTE COMPLEJO FOTOPROTECTOR REFORZADO EN FILTROS UVA (preserva el capital juventud de la piel con filtros de amplio espectro). Nos encanta el SPRAY ULTRA LIGERO SOINS SOLEIL SPF50 (26,70 €) y ACEITE SECO SEDOSO SOINS SOLEIL SPF15 (23 €).

POLYSIANES

Su gama de productos solares además de incluir un complejo fotoprotector de amplia cobertura, contiene tres activos que te ayudan a conseguir un efecto antiedad y son MONOÏ DE TAHITÍ, MORINDA y VITAMINA E. Así puedes elegir entre su GEL NACARADO AL MONOÏ SPF30/10 (con una textura fundente para un bronceado luminoso y resistente al agua, 16,16 €), SPRAY AL MONOÏ SPF30/15 (además hidrata dejando un aroma delicioso en tu piel, 17, 71 €), SPRAY SEDOSO DE MONOÏ SPF50 (con un acabado no graso, es ideal para pieles claras y sensibles al sol gracias a un difusor multiposición, 21,67 €) o ACEITE SECO AL MONOÏ (su efecto iluminador te permite un bronceado uniforme para un acabado radiante sin efecto graso, 17,71 €).

CUIDADOS ESPECIALES: PIEL ATÓPICA

Si sufres este tipo de piel fragilizada seguro que sabes que tienen a sensibilizarse más con la exposición al sol. Para ellas A-DERMA ha formulado un producto específico A-DERMA PROTECT AD CREMA ATOPÍA 50+ (22,64 €), que incluye ACEITE DE PLÁNTULAS DE AVENA RHEALBA el cual refuerza la barrera cutánea y la hace más fuerte ante la radiación solar. La fórmula se completa con un complejo de agentes hidratantes y nutritivos que la refuerzan aún más.

CABELLO BAJO EL SOL

El efecto del sol sobre el cabello tiene unas consecuencias similares a lo que sucede en la piel. A pequeñas dosis lo aclara pero unas sobreexposición, unido con los efectos de la sal y el cloro alteran el film hidrolipídico que protege al cabello. Ante ello, RENE FURTERER ha creado y patentado un índice que permite valorar de forma real la protección que los productos cosméticos específicos ofrecen sobre tu cabello. Lo ha bautizado como KPF (Keratin Protection Factor) y está basado en la evaluación de la cantidad de proteínas queratínicas perdidas por el cabello cuando se expone al sol.

Con los resultados en la mano, los expertos de la firma han valorado al ACEITE DE SÉSAMO como un potente fotoprotector natural que nutre, preserva y protege el film hidrolipídico gracias a que concentra ÁCIDOS GRASOS y VITAMINA E mientras mantiene la hidratación de las fibras capilares durante todo el día. Las opciones que propone al firma son ACEITE SOLAR PROTECTOR KPF90,  18,15 € (asocia ACEITE DE SÉSAMO Y RICINO para nutrir y dejar un acabado brillante) o su FLUIDO SOLAR PROTECTOR KPF90, 18,15 € (hidrata con un acabado más natural). Ambos son waterproof y compatibles con la gama de cuidado específica para los días de playa y sol que forman un ritual. Empieza por GEL DE DUCHA NUTRITIVO, 13,25 € (enriquecido con CERA DE JOJOBA es ideal para cuerpo y cabello ya que deja las cutículas brillantes y la melena flexible, ligera y desenredada); después sigue con el CHAMPÚ NUTRI-REPARADOR, 15,75 € (elimina la sequedad que producen el sol, la sal y el cloro con su textura cremosa, desenreda, aporta suavidad y brillo al cabello); el tercer paso es la MASCARILLA NUTRI-REPARADORA INTENSA, 19,20 € (reestructura y repara en profundidad en solo 2-5 minutos); y, por último, BRUMA HIDRATANTE DESPUÉS DEL SOL, 19,20 € (es un gesto de belleza exprés que sublima el cabello de forma instantánea y una fragancia adictiva).

¿ESTÁIS PREPARADAS PARA EL SOL? ESPERO QUE HAYÁIS TOMADO NOTA

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR

Si te ha gustado, compártelo...