111 Views |  Like

LOS RECUERDOS OLFATIVOS DE ROBERTO VERINO

Con motivo de los 25 años de Roberto Verino en el mundo de la moda, el diseñador gallego lanzaba su fragancia aniversario. VV Platinum. En la presentación de la misma tuve la oportunidad de hablar con él de uno de los temas con el que realmente disfruto: el Perfume. De esta conversación salió una reflexión olfativa muy interesante porque le pregunte sobre sus recuerdos de la infancia, sobre los olores que, al volver a percibirlos, le devuelven a determinados momentos de su vida. Verino me contestó con las siguienes palabras: “De todos los recuerdos de mi infancia señalaré, un poco arbitrariamente, algunos que considero imborrables… El que hayan marcado o no mi sensibilidad para siempre, ya es más discutible… Recuerdo ese característico olor del invierno, una mezcla de frío y de humo de chimenea donde se está quemando madera, aunque en principio es un olor que podía remitir a la cocina… yo lo recuerdo identificado a la ternura… una cierta protección de casa habitada en mitad de la noche… Ese olor a madera y la sensación de protección que evoca lo quise recrear en mi primera fragancia masculina: Verino pour Homme, para un hombre al que le gusta el lujo interior que aunque es urbano ama el campo y la vida al aire libre. Recuerdo, también, el olor dlos últimos días del verano, cuando de repente el olor seco del calor se enfría momentáneamente y parece que huele a otoño… Este olor que tengo en mi memoria fue mi inspiración para crear Verino Eau de Parfum, una fragancia verde-floral-amaderada que acompaña a la mujer Verino durante todo el año pero especialmente cuando llega el frío. Recuerdo también un olor que llamaría de verano, el olor del mar, una extraña mezcla de sal, de yodo, de olor a pescado… Finalmente recuerdo el olor de la primavera, un olor que se mezcla con la luz, con el primer calor, donde huelen las rosas pero también la piel… Un olor que mi última fragancia, VV Platinum refleja fielmente. La luz de la primavera la podemos apreciar en su frasco y en el interior una sorpresa, una fragancia metálica en cuyo corazón percibimos un bouquet floral realizado a base de violetas y flor de loto. Estos son los olores de mi infancia, el olor del agua, el olor del frío, el olor de la noche, el olor de la tarde…”

Personalmente, me declaro fan total de sus fragancias y esta última, de verdad, es maravillosamente fresca. Que sepáis que para su creación, Verino ha tenido la oportunidad de colaborar con un joven perfumista de Firmenich al que auguramos un futuro impresionante. Su nombre: Elías Erminidis.
Si te ha gustado, compártelo...