102 Views |  Like

LUCE TUS PIERNAS

Con la llegada del calor decimos adiós a las medias, pantys y leotardos, y pasamos revista al estado de nuestras piernas. Bueno, eso será cuando llegue de verdad, porque todavía no he sido capaz de quitarme las medias definitivamente. Ha habido alguna intentona, pero se ha quedado sólo en eso. Soñando estoy con que llegue el calor de verdad para ponerme morenaza.  Las españolas, cuando llega el verano, es que nos transformamos de una manera… ¿No os habéis subido nunca a una barra de una disco y os habéis desmelenado? Y ¿cuándo habéis hecho semejante proeza? Pues justo en verano, de vacaciones, lejos de la family. O por lo menos, yo cuando acabé la carrera en un curso de verano de la Universidad Complutense en Almería. Creo que hacía demasiado calor y eso predispone mucho. Justo, justo como la imagen de Giselle Bundchen. Ella sí que sabe. 

Exfoliantes, depilación, autobronceadores, cremas descongestionantes con efecto frío y tratamientos de cabina o medicina estética corren a tu auxilio para que 
luzcas unas piernas firmes y armoniosas. Insisto: una exfoliación suave con un producto específico una vez a la semana se traduce en una piel más 

suave, sin pelitos creciendo por dentro de la epidermis, mejor aprovechamiento posterior 

de las cremas reafirmantes y las que mejoran 
la circulación, y evitaremos que los autobronceadores queden a rodales. Esta temporada, las firmas cosméticas como Stendhal han unido los beneficios de las cremas que autobroncean progresivamente, con los anticelulíticos, drenantes y remodelantes. Por  ejemplo: Hydro Harmony Vole Jambles Fines et Hâlées, es exactamente esto. Si quieres conseguir un tono más intenso y de forma rápida, te encantará Shimmering Bronze Creamy Gel Jambs, de Lancaster.
Pero no os penséis que gracias a esta crema, ni a ninguna, vais a conseguir las piernas de Giselle o de Cameron Díaz. Algo hacen, especialmente las cremas pensadas para estimular la circulación de retorno. Las piernas de infarto son cuestión de la genética, del gimnasio y, en ocasiones, de la cirugía. 
Si te ha gustado, compártelo...