144 Views |  Like

MAGNETOTERAPIA MINERAL CON NATURA BISSÉ

Me tumbo en la camilla con la expectativa de probar algo único porque es la firma Natura Bissé la que me invita a probarlo: un exfoliante corporal realizado con polvo de diamante y hierro micronizado, pero que, además, el protocolo utiliza la sabiduría ancestral de la Gemoterapia y la experiencia holística de la Terapia Magnética. ¡Dios mío, cuantos conceptos juntos!

Vayamos por partes. Hay sabiduría milenaria fantástica que no hay que dejar perder u olvidar porque es fruto del conocimiento humano. Y en eso estamos, en recoger lo bueno y perpetuarlo.
El protocolo del tratamiento comienza con la aplicación del producto por todo el cuerpo mediante movimientos circulares. Después se retira mediante la acción de un imán de neodimio, dejando una piel limpia, purificada y espectacularmente suave. Unas toallas calientes y húmedas eliminan los resotos del producto que quedan impregnados en la piel.

Todos utilizamos mal los conceptos de “energía positiva” y “energía negativa”. Si nos atenemos a las leyes de la física, cuando acumulamos estrés y cansancio, de lo que nos cargamos es precisamente de electrones con carga + (positivos) que son nocivos para la salud. Sin embargo pensamos que estamos ante “energías negativas”, PERO ES UN ERROR de concepto y lo único que contrarresta la acción de los electrones +, son los electrones con carga – (negativos), que son los que se producen al lado del mar, principalmente, o en el campo, al aire libre en contacto con la naturaleza.

Mientras nos realizan la exfoliación corporal, nos sitúan en los chakras (que son los centros de energía del ser humano) unas gemas: cuarzo blanco, amatista, ojo de tigre, onix, magnetita, lapislázuli y cuarzo rosa. Los diamantes tienen una afinidad natural con la energía corporal y son capaces de absorber, amplificar y emitir energía, y a su vez, servir de puente entre el medio ambiente y uno mismo, porque, además, transforman estos electrones + en electrones -, y reestablecen cualquier desequilibrio para lograr una armonía absoluta entre el cuerpo y la mente.
Al terminar de retirar el polvo de diamante con los imanes, los sitúan en el suelo, a la altura de los pies y la cabeza, para crear un campo magnético que equilibre las energías.
El tratamiento finaliza con la aplicación de una crema hidratante corporal, Diamond Body Cream, que cumple todas las funciones que se puede esperar de un producto de alta tecnología: reafirmar la piel, hidratarla, nutrirla y protegerla de las agresiones exteriores.
¿Dónde se puede encontrar Diamond Magnetic? En los más exclusivos Spas, salones de belleza y perfumerías.
Tarro 300 grs.
Precio: 150 € cada uno
Si te ha gustado, compártelo...