253 Views |  Like

MÉLANIE THIERRY, IMAGEN DE BELLE D’OPIUM DE YVES SAINT LAURENT

Este ha sido un año de reinvención plena para el universo creativo del perfume OPIUM. Si en los primeros meses del año era la top model KAREN ELSON la elegida como imagen del mítico perfume, ahora es la actriz francesa MÉLANIE THIERRYquien encarna esta nueva fragancia, BELLE D’OPIUM.

No os descubro nada nuevo cuando afirmo que el lanzamiento de OPIUM , en 1977 (y después de un viaje de Saint Laurent a China en el que quedó fascinado por el embiente y el olor de los fumaderos de opio en este país), marcó “un antes y un después” en el mundo de la perfumería. Que es uno de los perfumes más originales del mundo y que es muy difícil imitar su fragancia, lo sabemos todas. Y justo por eso, no he podido resistir mencionarlo justo ahora que quiero presentaros BELLE D’OPIUM.
Ambos perfumes tienen en común que todas las actrices o modelos que han sido su imagen tienen una mirada magnética y un tanto turbadora (véaseCatherine Deneuve, Linda Evangelista, y ahora Karen Elson y la propia Mélanie Thierry. ¿No os recuerda un poco a una jovencísima Michelle Pffeiffer? ¡Serán cosas mías!).

Viendo las fotos y la trayectoria de MÉLANIE THIERRY (sólo tiene 29 años) tengo la certeza de que estamos ante una estrella que va a brillar mucho tiempo en el firmamento del celuloide, y de la publicidad también. Por lo pronto, ya tiene en su poder el Cesar de la Academia francesa como actriz revelación por su papel en la película Le Dernier pour la Route, de Philippe Godeau, actualmente se encuentra de gira por toda Francia con la obra Baby Doll, de Tennessee Williams y ha protagonizado la película La Princesse de Montpensier, de Bertrand Tavernier, presentada en el Festival de Cannes que acaba de finalizar.
BELLE D’OPIUM, LA FRAGANCIA
Ya sabéis que cada vez que escribo sobre una fragancia, me la pongo antes y le dedico más de una hora para ver su evolución en piel. En la mía, claro, no sé cómo evolucionaría en la de cada una de vosotras, pero ahí están las perfumerías para que las probéis todas. Eso sí, nunca más de tres en una tarde.

Hecha esta salvedad, paso a contaros mi percepción personal. Como era de esperar, estamos ante una fragancia golosa (que no dulzona) mezcla de una salida con ambición de trascender durante toda la vida de la fragancia: flores blancas especiadas, lirio de Casablanca, gardenia y mandarina que dejan paso enseguida a notas de melocotón, a notas ambaradas y algo ahumadas, y con una cierta estela a la hoja de tabaco.
La pimienta que acompaña a las flores blancas de la salida, sigue presente durante toda la vida de la fragancia porque vuelve a estar en las notas de fondo asociada al patchulí adictivo y a las maderas preciosas, entre ellas, la de sándalo.

Sus autores, los perfumistas HONORINE BLANC y ALBERTO MORILLAS, de Firmenich. Hay una cosa que me ha gustado mucho de esta fragancia, y es que aunque tenga ese punto goloso y afrutado del que os he hablado, no te da la sensación de perfumarte con fruta o con caramelo, algo que no soporto porque para mí, un perfume debe tener personalidad propia, y los que reproducen excesivamente las golosinas o tienen exceso de notas frutales, me parecen empalagosos. Pero viniendo de estos dos “narices”, el perfume está perfectamente equilibrado y compuesto. No podía ser de otra manera.

LA COMUNICACIÓN
MÉLANIE THIERRY es una Salomé moderna vestida de YVES SAINT LAURENT (por obra y gracia de STEFANO PILATI), que interpreta una danza voluptuosa coreografiada porAKRAM KHAN, uno de los mejores coreógrafos de la actualidad, en un baile en el que se funden las técnicas de la danza clásica india y la danza contemporánea.


La música es original del compositor NITIN SAWHNEY y me llama la atención el ritmo que marcan los tambores africanos durante toda la coreografía. Cada golpe es un paso marcado. El ritmo de la música, la coreografía de AKRAN KHAN, y el montaje perfecto de planos cortos y planos largos que ha hecho el director ROMAIN GAVRAS, dan como resultado un spot muy sensorial en el que se pone de manifiesto la sensualidad de la piel por encima de cualquier otra cosa. Una sensualidad hábilmente construida a través de la melena larga de MÉLANIE, junto con los labios en rojo oscuro y el blanco de su vestido de seda y de su piel (también de seda,
todo hay que decirlo).
¿QUIERES VER EL SPOT?
EL FRASCO

El INRO, la caja de los guerreros de Extremo Oriente característica del extracto, se ha convertido ahora en el diseño de todas las versiones deOPIUM (Eau de toilette y Eau de Parfum) y de BELLE D’OPIUM. Aquí, el característico cordoncillo negro se tiñe de rojo oscuro para contrastar con el Azul Majorelle que tanto le gustaba a Monsieur Saint Laurent. Y el oro, no podía faltar. Azul, rojo y oro, tres colores emblemáticos de la firma francesa.

KAREN ELSON, IMAGEN DE OPIUM
Ella siempre es magnífica, magnética y misteriosa. Cualquier apuesta que se haga por Karen siempre es asegurarse una victoria.

La fragancia no ha variado ni un poquito, tan sólo el diseño del frasco. Tanto el Eau de Toilette como el Eau de Parfumcomparten notas de mandarina, bergamota, jazmín, clavel especiado, vainilla, ámbar y patchulí. La diferencia fundamental es que el Eau de Parfum es mucho más complejo en su composición porque tiene otras notas que marcan mucho la diferencia, como son el muguet, el jazmín Sambac (su aroma es muy intenso) y la mirra, que es lo que le da esa característica tan marcada de las fragancias orientales de siempre.
LO DIFÍCIL AHORA SERÁ ELEGIR CON CUÁL PERFUMARSE.

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...