1208 Views |  Like

MI ADICCIÓN A LAS EDICIONES LIMITADAS

Vuelta de vacaciones y vuelta a mi adicción a las ediciones limitadas. No tengo remedio. Revolviendo un poco entre mis cosas, apareció Private Collection Amber Ylang Ylang, de Estée Lauder, sin estrenar. ¡No puede ser! Si a mí me apasionan las fragancias cálidas con notas de ámbar porque me producen una sensación de conexión interior sólo atribuible a poderes mágicos. ¿Cómo no he podido olvidarla en el fondo del armario? Bien, la rescato y me dispongo a estrenarla, porque dentro de nada la cambiaré por Private Collecion Gardenia Tuberosa, ante la explosión de aromas que siempre acompaña a la Primavera, y preferiré dejar esta para la noche, que es cuando de verdad se disfrutan su coctail aromático: ámbar dorado, ylang ylang, rosa de Bulgaria, miel, incienso, vainilla y sándalo. Deliciosa y luminosa.

El perfume es así, no funciona igual sobre una piel u otra, ni huelen igual por la mañana que por la noche. 
Para no equivocarse con la elección de una fragancia en cada momento, lo mejor es tomarse un tiempo para experimentar con estas. Yo siempre sigo un mismo “protocolo”: 

1 .- ¿Dónde voy a ir?
2.- ¿A quién voy a ver? ¿Con quien voy a compartir mi tiempo?
3.- ¿Qué ropa me voy a poner?
4 .- ¿Volveré a casa a mediodía?
Y así decido. Cambio muchísimo de fragancia pero absolutamente todas las que elijo tienen mucho que ver conmigo. Como también pienso que me acerca de alguna manera al universo 
creativo de quien está detrás de cada perfume que uso, 
y eso también me gusta. En este caso, ha sido Aerin Lauder, nieta de la mítica Esteé y vicepresidenta de creatividad de la marca, quien la ha hecho posible. ¿Verdad que se parece muchísimo a su abuela?
Amber Ylang Ylang viene en dos versiones, parfum y eau de parfum, pero yo me quedo el parfum. Cuando se trata de un perfume cálido, siempre elijo el parfum porque la estela que deja es pequeña y no invade el espacio vital del resto de las personas con las que estoy, sin embargo, el que lo lleva está percibiendo el aroma todo el tiempo y su persistencia es mayor. Si sales a cenar en grupo o con “alguien interesante” es mejor optar por los parfums o por los 

perfumes sólidos antes que por los eau de toilette o eau de parfum, que son mucho más invasivos.
¿A que el tapón joya es espectacular? Son 
incrustaciones de cuarzo ahumado y ágata y sólo 
van en el parfum. En Gardenia Tuberosa, son aguamarinas.
Por cierto, ¡las veces que me han parado 
por la calle para preguntarme por la fragancia que llevaba cada vez que me pongo Gardenia Tuberosa! Me consta que a una sevillana que me paró en el metro le faltó tiempo para ir a comprársela porque le recordaba a su tierra. Es admirable el poder evocador que tiene el perfume, ¿verdad?
Si te ha gustado, compártelo...