193 Views |  Like

NUNCA SIN MI LIMPIADORA: LOS ACEITES, POR SILVIA ARENAS

Muchas veces, al preguntar a algunas mujeres por la marca de su limpiadora, responden: “Yo no me complico. Sigo el ejemplo de las abuelas: agua y jabón”. Otras, más aficionadas a la cosmética, citan la marca, pero algunas acaban confesando: “la verdad es que la limpieza me da pereza… Sobre todo por la noche: ¡llego agotada! Así que lo dejo para el día siguiente”. Craso error. La limpieza es el primer paso de la belleza. Así que, da igual que te gastes un dineral en en cremas hidratantes o nutritivas, si tu piel no está limpia.

Y sí, el agua y jabón funcionaba con nuestras abuelas. Pero no nos engañemos, los tiempos cambian y ni el agua, ni el jabón son iguales que antes. Eso, sin contar con otros factores como la polución.

La mujer japonesa, la más educada de las mujeres en términos cosméticos, lo tiene claro desde hace mucho, mucho tiempo: la limpieza de la piel es el primer paso para que luzca bella. Por eso, vaya maquillada o no, su rutina diaria de belleza comienza con una limpieza en profundidad del rostro con un producto específico (da igual la textura). Sigue con un jabón o una espuma limpiadora, y concluye su ritual con una loción equilibrante para que el tratamiento que aplique después penetre en profundidad.
Así que, ¡sacúdete la pereza!, y apuesta por una piel nítida y reluciente: ya verás cómo recibirá mucho más agradecida todos los beneficios de la crema o tratamiento que le apliques después.

Al igual que hay cremas para todo tipo de pieles, también las limpiadoras se encuentran en texturas diferentes para que cada una pueda elegir la que más le convenga. Hay lociones, leches, geles, aceites, espumas y hasta aguas. Iremos repasando cada una de estas texturas para que tengáis claro cómo se usan y para qué tipo de piel sirven.

Vamos a empezar con los aceites, que son los desmaquillantes que se retiran más rápida y fácilmente. Aptos para todas las pieles, incluidas las grasas (nada retira mejor el exceso de sebo que un aceite espumoso), sus fórmulas van enriquecidas con ácidos grasos esenciales, vitaminas y emulsionantes. En Japón son muy apreciados por su suavidad, eficacia, rapidez y comodidad. Sin embargo, tened en cuenta que, a pesar de todas estas ventajas, después hay que utilizar un gel o jabón, como hacen las japonesas para asegurarse que la piel se queda bien limpia y sin residuos de ningún tipo. Para conseguir buenos resultados seguid al pie de la letra su modo de empleo: viértelo en la mano, frótalo con las dos manos, extiéndelo en círculos por el rostro seco y emulsiónalo con un poco en agua. Para terminar, retíralo enjuagando abundantemente.

HUILE DOUCEUR DÉMAQUILLANTE EXPRESS, DE CHRISTIAN DIOR
Para todo tipo de pieles, este aceite forma parte de la nueva colección de limpiadoras de Dior que incluye nada menos que diez productos de limpieza diferentes. En su formulación destaca el extracto de lirio puro. Los pétalos de estas flores, conocidos por sus propiedades cicatrizantes, se utilizaban para curar quemaduras y escozores. Sus extractos, unos activos excepcionales, se han incluido en este aceite desmaquillante para aportar resistencia y protección a todas las pieles, incluso las más sensibles. Lo puedes utilizar sobre la piel seca o húmeda. Extremadamente refinado, este aceite soluble se transforma en una emulsión fluida al contacto con el agua. Echas un poco en la palma de la mano, lo frotas ligeramente para calentarlo, y masajeas el rostro. Verás cómo va disolviendo el maquillaje tanto en rostro como en ojos. Después, aclaras con agua y listo. Y no te preocupes, aunque sea un aceite, no deja ninguna sensación de grasa en la piel.
Precio: 31 €

FACIAL TREATMENT CLEANSING OIL, DE SK-II
SK-II no habla de limpiar, sino de “purificar”. Y es que esta firma da mucha importancia al ritual de limpieza y, por ello, cuenta también con un aceite entre sus limpiadoras. Con una textura fluída, este producto incluye en su composición extracto de rosa salvaje y pitera. Para aplicarlo, sólo tienes que presionar el dosificador tres o cuatro veces sobre la palma de la mano completamente seca y extender el producto sobre el rostro. Una buena manera de limpiar es masajear la cara con movimientos circulares, de dentro hacia fuera, y emulsionar el aceite con un poco de agua templada. Después, agua tibia y operación limpieza concluída.
Precio: 60 €.

GEL DÉMAQUILLANTE AUX HUILES ESSENTIELLES, DE DECLÉOR
Recomendado para pieles mixtas y grasas. Esta firma es conocida por conjugar, en todos sus productos, el poder de los aceites esenciales con una avanzada tecnología científica. En el caso de este gel desmaquillante, han combinado dos tipos de aceites esenciales, el de ylang-ylang y el de mameluca, con las aguas esenciales de hamamelis y menta. Esta mezcla resulta muy eficaz para limpiar las pieles grasas o mixtas, ya que ayuda a eliminar las impurezas y el exceso de sebo. Para aplicarlo, muy fácil: emulsiona una avellana de gel con agua tibia y masajea sobre el rostro. Después, lo aclaras con agua y ya está.
Precio: 22,38 €

MAKE UP CLEASING OIL, DE NARS
Dicen los de Nars que “el cuidado de una piel bonita comienza igual que se empieza una obra de arte: con un radiante lienzo en blanco”, es decir, con una piel absolutamente libre de cualquier residuo de maquillaje. Su aceite limpiador, con una textura ligera y sedosa, resulta muy efectivo a la hora de eliminar el maquillaje y la suciedad del poro. Elimina el exceso de grasa y la luminosidad de la tez mejora visiblemente. Lo puedes aplicar con las manos húmedas o secas, y se aclara fácilmente, sin dejar residuos. Como es muy suave, también lo puedes usar en ojos y labios.
Precio: 35,60 €

ACEITE DESMAQUILLANTE ALMENDRA-MANZANA, DE L’OCCITANE
Este aceite, apto para todo tipo de pieles, resulta muy agradable. En él se combina el aceite de almendra y un extracto de manzana orgánica de La Provenza, además de vitamina E. Cuando lo uses verás que, al contacto con el agua, se tranforma en una leche cremosa.
Precio: 16 €

SUPREME CLEANSING OIL, DE SEPHORA
Un todoterreno bueno, bonito y barato. Este aceite limpia y desmaquilla rostro y ojos, incluso los productos waterproof. Y no deja huellas.
Precio: 9,90 €

CLEAN TO SUBLIME. SÉRUM DÉMAQUILLANT EXPERT BEAUTÉ, DE GIVENCHY
Por último, voy a hablaros de un producto muy nuevo que desmaquilla y “trata” la piel a la vez. No se le puede llamar “aceite”, pues es una limpiadora en un nuevo formato (¡nada menos que un sérum!). Al estar enriquecida con aceites de tratamiento, seleccionados por sus cualidades hidratantes y nutrientes, me he decidido a incluirla en este apartado de aceites. En su fórmula incluye un dúo de gomas naturales con función desmaquillante, y un derivado del azúcar de origen natural que limpia todas las impurezas y las células muertas. Lo mejor, no hace falta aclarar.
Precio: 32 €

ESPERO QUE OS HAYA INTERESADO EL TEMA, YA QUE LA DE HOY ES MI PRIMERA ENTRADA. ME HA ENCANTADO ESTAR CON VOSOTRAS.

¡¡BIENVENIDA, SILVIA!! 

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR. 
Si te ha gustado, compártelo...