54 Views |  Like

OLER LA PRIMAVERA

Como os decía ayer, las firmas de perfumería me han sorprendido gratamente con el lanzamiento de versiones primaverales para sus fragancias. Algunas huelen muy, muy bien y empiezan a no parecerse demasiado unas a otras. ¡Menos mal! Estaba empezando a pensar que a este paso, íbamos a acabar todas oliendo a la fragancia tendencia de turno, y me niego. Igual que vosotras. Esta selección que os muestro la he realizado siguiendo el único criterio del que me fío: Me gusta o no me gusta. Aquí va:

– Pretty, de Elizabeth Arden, creado por el perfumista Claude Dir, de la firma Givaudan. Tiene una salida de notas cítricas: mandarina italiana Orpur (marca registrada de la firma Givaudan), flor de azahar y néctar de melocotón. Su corazón es floral y eso me encanta, especialmente sus notas de peonía, lirio rosa, jazmín estrellado y Petalia: otra nota patente de Givaudan, que es una mezcla floral fácil de llevar y de larga duración. Para darle fijación, en el fondo lleva almizcle, madera de jacaranda y ámbar. La sensación que transmite la fragancia en su conjunto es de tener un montón de ramos de flores alrededor: peonías y rosas, fundamentalmente. Muy agradable.
Me parece muy acertada la campaña de comunicación en general porque transmite vitalidad, feminidad y alegría. Bien por Coliena Rentmeester, la fotógrafa autora de la comunicación. ¿Quién no se identifica con la modelo? ¿Y el papel pintado de la pared…? Me encanta…, quiero una pared como esa ya!!!

– Flora by Gucci. Seguimos con la lista de los deseos. Me pido el vestido inmediatamente. Es el estampado del pañuelo que hiciera la firma Gucci para Grace Kelly en 1966, ya princesa de Mónaco, pero en versión blanco y negro. El gran acierto de la fragancia reside en su corazón con notas de rosa y osmanthus, una flor originaria de China. Los cítricos y las peonías están presentes en la salida y en el fondo, sándalo y patchulí. El frasco hexagonal con el lazo negro es un guiño fashion de la firma y a los setenta, de igual manera que lo es el spot, rodado por Chris Cunningham, famoso director británico de vídeos musicales, con la top Abbey Lee como protagonista que baila al ritmo de I feel love, de Donna Summer. Decir que la imagen fantástica es de los fotógrafos Inez & Vinoodh Matadin. En fin, otro acierto más de Fridda Gianni, la directora creativa de Gucci. La sensación que se tiene con esta fragancia es de que se trata de un perfume floral muy agradable y con mucha presencia. Sorprende favorablemente.

– Un Matin D’Orange, de Annick Goutal. Es la recreación de un jardín japonés después de una tormenta, oliendo a gardenias blancas y musgo. Os diré que el olor de las gardenias es imposible de captar de ninguna de las técnicas que se conocen hasta ahora, porque el resultado de cualquiera de estas no es la reproducción del olor de esta flor, sino otro nada deseado. Con lo cual, hay que reproducir artificialmente su aroma. Annick Goutal lo ha hecho con notas de limón de Sicilia, hojas de shiso verde, magnolia, jazmín Sambac y jengibre. La sensación de la fragancia es de frescor floral y, a la vez, de complejidad en el aroma debido a los aceites esenciales que han utilizado en su formulación. Muy, muy rica. Os pongo una foto de la tienda parisina de Fabourgh Saint Honoré que tome hace poco en París. Me encantó el escaparate. Très chic!! 

– Eau Sensuelle de Rochas. ¿Quién no conoce el mítico Eau de Rochas? Esta versión que nos llega ahora es un buen intento olfativo. Nada que ver con la fragancia original, por lo menos, a mí no me recuerda en nada su bouquet. El perfumista Jean-Michel Duriez, nuevo nariz de la maison francesa, ha invertido el equilibrio entre las notas florales y las cítricas de la primera, potenciando precisamente las florales. Vamos por partes. Notas de salida: hespérides afrutadas como la naranja con pulpa roja, bergamota y mango. Notas de corazón: azahar, pimiento rosa, jazmín Sambac de la India y notas de flores blancas después de una tormenta primaveral. Fondo: Iris y frutos secos. El resultado: la fragancia es muy agradable y cálida, y nada que ver con el original, insisto. La imagen de la modelo con París de fondo me recuerda lo mucho que me gusta esta ciudad para caminar por sus calles y recorrer los diferentes barrios parisinos. Una delicia. 

– Colonia Assoluta In Villa, de Acqua di Parma. No tengo palabras suficientes para decir lo mucho que me gusta esta fragancia, pero intentaré ser lo más objetiva posible al describirla. Cítricos italianos, cipreses de los jardines de la Toscana, y maderas y especias autóctonas. La versión con la “pera” vaporizadora le da un aire atemporal que me encanta. La sensación es la de llevar una fragancia mítica y con una clase que te caes. Como quedan pocas. Soy fan total.

– Jeanne Lanvin. Es un homenaje maravilloso que le ha hecho Albert Elbaz, el actual diseñador de la mítica firma de moda a su fundadora. Jeanne, como otras de las grandes damas de la moda francesa, era una mujer moderna y audaz. ¿Como conseguir transmitir su forma de ser a las nuevas generaciones? Además de hacer una costura increíble temporada tras temporada, el sr. Elbaz quería que la fragancia fuera alegre, por lo que le pidió a la perfumista Anne Flipo que se encargara de la composición olfativa. Notas de mora, cedro y néctar de pera en la salida. corazón de frambuesa, fresia blanca y peonía sobre un fondo de almizcle, sándalo y ámbar gris. El punto fashion lo pone el propio Elbaz cuando ata tul de seda rosa al cuerpo del frasco, en representación a la alta costura que ella hizo siempre. También es representativo del universo Lanvin el vestido que lleva la modelo. ¿Verdad? Os recuerdo que el dibujo del frasco lo realizó Paul Iribe en los años 20 y representa a la propia Jeanne inclinándose hacia su hija. Pura invitación a los diseños del Monsieur Elbaz.

– Moschino Glamour. ¿Todavía crees en el cuento de Blancanieves? No me extraña, las manzanas fueron siempre tan evocadoras… tiene un halo mágico las mires por donde las mires. Con una simple manzana, Eva sedujo a Adán y la bruja madrastrona, a la niñita buena del célebre cuento. Pues de eso se trata, de seducir con una fragancia sensual, una de las armas secretas más poderosas que existen. ¿Cómo lo consigue? A través de las notas de mandarina que se ha enredado en la absenta (también conocido como el hada verde, y si no que se lo pregunten a Toulouse Lautrec) y que chispean en la salida. En el corazón notas de hibisco, orquídea Cattleya, nenúfar y lirio de agua. Y en el fondo ámbar, madera de cedro y almizcle blanco. Un contraste muy rico para despertar a bellas durmientes de su letargo y que aprendan a utilizar sus dotes de seductoras natas que nos dieron cuando el mundo se dividió en dos sexos.

– Boss Orange. ESta fragancia es bastante particular por unos cuantos motivos. En primer lugar, su vinculación con la moda y con la colección de esta primavera inspirada en África. En segundo lugar, porque es Sienna Miller la imagen de la campaña, fotografiada por Cliff Watts, y esto resume bastante al tipo de mujer que va dirigida. Tercero: El diseño del frasco está inspirado en los siete chakras que recorren nuestro cuerpo. Y por último, su fragancia: la feminidad está representada por las notas de manzana en su salida; la alegría de vivir, por las notas de flores blancas y pétalos de flor de azahar de su corazón; y el universo de las emociones femeninas lo conforman mediante notas de sándalo, madera de oliva y vainilla. Según la propia Sienna Miller: “La fragancia es cálida y sexy… muy adictiva!” Y está en lo cierto.
Y tú ¿cuál prefieres?
Si te ha gustado, compártelo...