926 Views |  1

OPERACIÓN ANTI – OJERAS: MIS TRUCOS Y SECRETOS

¡Hola, Beautyvictims! ¿Qué tal con el frío y las lluvias? Yo estoy con ganas de quedarme encerrada en casa, sólo con mi sofá, mi manta y mi Netflix… Y sin picar nada, que aún me dura el arrepentimiento post-Navidad y sigo intentando quitarme ese extra que me traje tras el turrón. Quería aprovechar estos días para compartir mis estrategias anti-ojeras. ¡Un problema que compartimos toda mi familia! Tengo una madre maravillosa de la que he heredado muchas cosas fabulosas (¡incluida su pasión por la cosmética!) pero que me ha dejado también otras menos apetecibles, como unas ojeras que, como cantan en “La Lirio”, son “moraítas de martirio”. En este caso, no es por un hombre, ni es por dos, sino por genética.

Ojeras como las nuestras – de color marrón y azulado – se producen al parecer por una acumulación de pigmento, y no sólo por cansancio. Y la piel de esa área, como es tan fina, deja que se transparente ese pigmento y el resultado es ese “antifaz” que tanto aborrezco. ¿Cómo consigo controlarlas?

– El primer paso ya sé que es obvio, pero yo lo noto, ¡y mucho! Dormir bien es indispensable. A menos horas, más ojeras. En mi caso es una razón más para intentar descansar las horas necesarias.

Por las mañanas me hago un pequeño masaje drenante. Bueno… no todas las mañanas, pero casi. Pongo las yemas de los dedos índice, corazón y anular en el principio de la ojera, al lado de la nariz, y los muevo con gestos rítmicos de bombeo hacia el pelo. Si voy a salir por la noche y tengo tiempo, lo repito, porque ayuda a refrescar la mirada.

– He notado que llevar gafas de sol ayuda. No sólo porque no se vean las ojeras, ¡malpensadas!, sino porque el sol agrava mi problema. Me dijo una esteticista amiga que la radiación ultravioleta empeora la pigmentación y por eso hace que se vean aún más profundas.

 

– Me gusta guardar las cremas en la nevera. Cuando tengo los ojos hinchados, me ayuda a descongestionar. Es un truco que me enseño mi madre y funciona, sobre todo si lo combino con ese masaje que os mencionaba antes.

Uso cremas específicas para aclarar las ojeras. Mi madre y yo estamos encantadas con LIGHT CIRCLES CONTORNO DE OJOS (70 euros) de SEPAI. Está especialmente formulado para atenuar el color de las ojeras: sus activos neutralizan los tonos oscuros: azules, lilas, púrpuras. Vamos, ¡las famosas “moraítas”! Tiene una acción aclarante e iluminadora, y por tanto, no sólo hidrata, sino que además mejora ese tono tan oscuro.

 

En cuanto a CORRECTORES DE OJERAS, intento elegir algunos que sean de base amarillenta, porque he notado que me cubren mejor ese color violáceo. Lo aplico siempre tras poner el sérum del contorno, y se desliza mejor. En vez de ponerlo sobre la zona de las patas de gallo, lo uso sobre todo en el área del lagrimal, bajando por el lateral de la nariz, y concentro allí más el producto. He notado que si esa área está más cubierto, toda la mirada parece más fresca.

¿Mi toque final? Apenas me pongo delineador ni casi máscara de pestañas en el párpado inferior, y dejo toda la potencia de color para el superior. Así no cargo aún más el área de la ojera, y noto que el efecto general es de mirada más despierta.

ESTOS TRUCOS Y EL CONTORNO DE SEPAI SE HAN CONVERTIDO EN MI BÁSICO PARA TRATAR LOS PROBLEMAS DE CONTORNO DE OJOS. ¿CÓMO TRATÁIS VOSOTRAS LAS OJERAS, BOLSAS, ARRUGAS…? ¿TENÉIS MÁS TRUCOS PARA COMPARTIR? ¡GRACIAS POR LEER Y COMENTAR!

Si te ha gustado, compártelo...

Tags

#OJOS