114 Views |  Like

OTOÑO PERFUMADO: NOBLEZA OBLIGA

Cuando pienso en la cantidad de tutoriales tan estupendos sobre maquillaje que veo en algunos blogs de belleza siempre pienso lo mismo: ¿Cómo podría hacer un tutorial de perfumes? Pero me temo que no se puede hacer porque nadie más que yo, en ese preciso momento, puede oler la fragancia que describo, a no ser que la tenga también ella delante, de ahí que lleve toda la semana hablando de perfumes (¡Uf! espero no haber sido pesada). Es evidente que me apasiona escribir acerca del perfume y no sé si con lo que os cuento, os acerco un poco más a este bello mundo, por eso me entretengo tanto en los detalles del desarrollo de la fragancia en piel y las pirámides olfativas.

Hoy le toca el turno a determinadas materias primas muy exclusivas, de ahí el título. ¿Quieres vestir de oro, plata y magnolia tu piel? ¡Date al lujo!

MAGNOLIA NOBILE, DE ACQUA DI PARMA

Los grandes jardines de las villas del lago de Como, en Suiza, han sido la fuente de inspiración de la firma italiana para la creación de MAGNOLIA NOBILE porque tienen un lugar preferente a lo largo de toda la orilla.
Aunque se trata de un bouquet floral, la salida es cítrica y fresquísima: bergamota, limón y cedro. Hasta que no pasa más de media hora no se empiezan a percibir las notas de las flores: magnolia, rosa, jazmín y nardos, y cuando los percibes, te das cuenta de que estás ante un maravilloso ramos de flores blancas en el que predomina, efectivamente, la magnolia. El fondo es muy discreto porque se han usado pequeñas dosis de madera de sándalo, patchulí, vetiver y vainilla. Y aunque tiene este ingrediente, no se trata de una fragancia típicamente “dulce” . Para que os hagáis una idea, sería algo así como una mañana soleada y radiante, en cualquier estación del año, pero especialmente, en los inicios de la primavera.

LIFE THREADS, DE LA PRAIRIE

La vida es una compleja telaraña y todas las mujeres somos polifacéticas. Ninguna tenemos sólo una cara. Ese ha sido el punto de partida de La Prairie para crear tres fragancias diferentes que giran alrededor de tres metales preciosos: oro, plata y platino, en forma de hilos que conectan el corazón con el alma. Como briefing de trabajo, no está nada mal, es todo un reto para un perfumista. Reto del que ha salido triunfadora la “nariz” Constance George-Picot.
Empezamos por SILVER. Tiene una salida muy fresca, como un estallido de cítricos y hojas verdes. Después aparecen las notas de jazmín de la India, ylang-ylang y flor de naranjo con un toque picante de pimienta que están en el corazón. La sensación de flores frescas está servida. Al final, hueles a las maderas de sándalo y vetiver, y al almizcle muy suave.

En GOLD encontramos una fragancia de contrastes porque es dulce y picante a la vez: primero, con su salida de mandarina, ciruela china y clavo, tan aromático. Después, percibimos un bouquet floral compuesto por rosa, lirio del valle e ylang-ylang mezclados con canela, cilantro y pimienta. Finalmente, las facetas dulces se acentúan gracias a la vainilla; el almizcle, la mirra y las resinas le aportan sensualidad.

Y en la tercera, PLATINUM tenemos una fragancia de la familia Chipre, que son aquellas que llevan bergamota, musgo de roble, patchulí y sándalo en unas
determinadas proporciones y que conforman un fondo
muy característico. Aquí encontramos además,

hojas de violeta, galbano y ciruela en la salida, y en el corazón están las rosas, el jazmín, el lirio mezclados con notas de cuero. La he probado en piel y lo que domina desde el principio es el fondo Chipre, así que nadie espere encontrar una fragancia floral, porque no lo es, son maderas un tanto masculinas y muy, muy elegantes. Me la imagino puesta con un vaquero, un jersey de angora suave, una cazadora Perfecto y botas altísimas. Smoke eyes, por favor. Pero con un vestido de satén también haría un contraste maravilloso.
MANDRAGORE POURPRE, de ANNICK GOUTAL

La mandrágora púrpura es una materia prima conocida desde la Edad Media por sus propiedades terapéuticas y afrodisíacas. Tiene una faceta sombría y misteriosa que nos remite al mundo de lo fantasmagórico nada más destapar el frasco. Un juego divertido el que nos proponen Camille Goutal, hija de la mítica Annick, e Isabelle Doyen, perfumista de la casa francesa.
Bien, estamos ante otra fragancia de la familia de los Chipres, pero con una particularidad, la de recrear un bosque encantado, bien distinto al canadiense de ayer, pero bosque, y os cuento. Se percibe rápidamente una mezcla de bergamota, menta y anís estrellado, pero enseguida llegan aromas de romero, resinas y geranio. Ya estás metida de lleno en un bosque típicamente Mediterráneo. Las que vivan a lo largo de este mar lo van a notar rápidamente.
La fragancia se sigue desarrollando en el tiempo y en la piel, y vas percibiendo poco a poco las hojas de patchulí, el mirto, el incienso y el toque picante de la pimienta negra. Y sí, también estamos ante una fragancia con un cierto carácter masculino, pero sin la sensación de oler a “chico”.
GOLD, DE ROBERTO VERINO

Para el diseñador gallego, “el oro es un símbolo clásico de lo moderno” y con esta fragancia quiere transmitir este concepto. Para ello, ha vuelto su mirada hacia conceptos clásicos de la perfumería de los años 20 y 30, y el Art Decó, y ha trabajado con el perfumista Olivier Polge.
¿Como interpretar este concepto? Los tonos oro y blanco del packaging transmiten majestuosidad por encima del lujo. De hecho, son los colores del vestuario de las reinas desde hace miles de años. Las líneas rectas del diseño del frasco nos remiten directamente al Art Decó. Pero ¿y la fragancia? pues también. Tiene una salida muy floral gracias a la gardenia que se vuelve más fresca, luminosa y alegre al combinarse con bergamota. Pero no se queda ahí. Le siguen las rosas y peonías blancas, el jazmín y la raíz de orris que le da un toque empolvado muy elegante.

Terminamos el círculo de la atemporalidad con sándalo, semilla de tonka, patchulí, almizcle y ámbar blanco en proporciones más que discretas para que las flores blancas sean la dominante de la fragancia.
Estoy convencida de que va a gustar muchísimo a las mujeres españolas porque es un floral mucho más ligero de lo que acostumbran a ser, y a las inglesas, tan amantes de las rosas. Digamos que es un floral que te lo puedes poner incluso en verano, y eso que es un eau de parfum.

Y HASTA AQUÍ POR HOY. ESPERO HABER DESPERTADO EN VOSOTRAS EL DESEO DE PROBAR Y EXPERIMENTAR CON NUEVOS Y DELICIOSOS AROMAS.
QUE PASÉIS UN BUEN Y OLOROSO FIN DE SEMANA.
MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR.
Si te ha gustado, compártelo...