167 Views |  Like

PERFUMARSE EN PAREJA (ONE FROM THE HEARTH)

Bueno, la idea no es nueva, pero me gusta para el momento en el que estamos. La cuestión es elegir un perfume que, sumado a la fragancia de tu pareja, se cree otra fragancia como resultado de ambas, masculina y femenina, bien estructurada, así que, no todas las combinaciones valen.

Las firmas de perfumería lo saben, por eso hay veces que lanzan fragancias para ser llevadas así, en pareja. Un poquito de romanticismo no viene nada mal, de vez en cuando.
Empezamos con todo un clásico de la perfumería, Emporio Armani y Get Together For Him y For Her. Diez añitos tienen ya estas fragancias y la edición de verano no deja de sorprender por su calidad y su frescura.
Emporio Armani for her tiene notas de pera, piña, mandarina y bergamota en su salida; en el corazón está el heliótropo, aligerado con lirio del valle, iris y jazmín; y en las notas de fondo encontramos notas clásicas de las fragancias orientales: vainilla, cedro y almizcle.

Emporio Armani for him huele a maderas que se vuelven radiantes gracias a las notas de cítricos y bergamota; en el corazón, vetiver, savia y cardamomo. La fragancia es muy envolvente, pero a la vez, muy refinada por la forma en que están utilizadas las materias primas del fondo: cedro, sándalo, almizcle y haba tonka.
Hace un par de años, la firma Hugo Boss lanzaba dos fragancias basadas en la atracción de los opuestos, lo femenino y lo masculino, como una fuerza magnética irresistible. Esa es la premisa a partir de la cual se construyeron XX-XY, y los cromosomas daban el nombre.

Aunque no sea novedad, incluyo la fragancia porque, personalmente, me parece que son muy buenas, ambas, y porque los perfumistas que la crearon, dirigidos por el creador de fragancias Will Andrews, de P&G Prestige, partieron de la idea de crear dos fragancias que formaran otra diferente cuando se juntaban, y que ese resultado debía ser tan bueno o mejor que cada una por separado. Y lo consiguieron. La de hombre, XY, tiene notas de pera, albahaca, hielo molido, menta y cedro libanés, por lo que resulta muy refrescante para estas fechas de calor y más calor. La de mujer, XX, tiene una salida muy fresca gracias a las notas de lichi, grosellas negras y mandarina; pero según va pasando el tiempo se vuelve suavemente sensual gracias al arroz basmati, jazmín sambac y sándalo. Muy agradable. ¿Y qué me decís del modelo del visual? Jonathan Rys Meyers. ¡¡Guapísimo!!

Las ediciones de verano de Fuel For Life, de Diesel, femenina y masculina, están construidas como si de unos cocktails refrescantes se trataran: daikiri de bergamota helada con una gota de nerolí sobre un corazón de jazmín en elegante cristal rosa, para ella. Para el, un curaçao de verbena verde, con un toque de anís sobre un fondo de madera seca en cristal verde aguamarina, para refrescar las noches de verano. El visual de publicidad lo dice todo.
Otra firma mítica de la perfumería española (y mundial) nos trae dos fragancias que prometen convertirse en clásicos. Si, se trata de Loewe y sus versiones masculina y femenina de su fragancia unisex Agua. De nuevo, adiós al

concepto único y ¡viva la diferencia! Y se preguntan.
¿Qué tiene en común las grandes parejas? Respuesta: que dejan huella, crean mitos, escriben la historia y marcan tendencia. Estas fragancias prometen hacer todo esto. Agua de Loewe Ella huele a limón, bergamota, lirio de agua, pétalos de rosa y musc, fresca y muy femenina. Agua de Loewe Él huele a yuzu de Japón, cítricos, agua de manantial, manzana verde, musgo de encina y cedro del Atlas de Marruecos.

Y como va de parejas, seguimos con Eternity Summer de Calvin Klein, y su inspiración en la que formaron el rey Eduardo VIII y el anillo de diamantes que le regalara a la estadounidense Wallis Simpson con la inscripción Eternity. Muchos años después, era el propio Calvin Klein quien compraba ese anillo para regalárselo a su mujer, Kelly Klein, como una demostración de amor. Bonito gesto que ha quedado reflejado en dos fragancias. Las versiones de verano remiten al frescor de una mañana de verano, como muestra la imagen de la campaña. Fresquitas, pero muy ricas: lichi, flor de pera, jengibre, mimosa, almizcle, coctail de gin tonic con lima, bergamota helada, acorde de aire de montaña, albahaca, manzanilla, anís y madera de cedro blanco.

El perfumista Jacques Cavallier ha sido el encargado de crear las nuevas versiones de verano de L’Eau d’Issey, y para ello ha partido de una imagen muy urbana de la temporada: las ciudades y sus calles. La luz del amanecer reflejada en los cristales de las fachadas de cristal y los jardines en medio de grandes urbes.

Japón está presente, como es habitual en el universo Miyake: yuzu (cítrico japonés), mandarina, pera, peonía, clavel, agua de rosas, acebo chino, cardamomo, salvia, vetiver, maderas y ámbar gris. El diseñador Philippe Galowich, de Agencia Base Design, se ha encargado de realizar los graffitis coloristas que completan la idea de un verano urbano, fresco y alegre, lleno de juegos de luces y de flores.

Lentamente cae la tarde y no nos podemos resistir a tomarnos un momento para contemplar la puesta de sol. ¡Qué suerte los que puedan verlo en la playa! Esa es la propuesta de las fragancias Burberry Summer con ese degradado en rosa y azul de los frascos que quieren recordar todos los matices que pueden darse a lo largo de la puesta de sol. La fragancia femenina ha sido creada por el perfumista Mark Buxton y tiene notas de uva, grosella, litchi, mandarina, freesia, jazmín de agua, rosa, ciclamen y almizcle blanco. Mientras que la masculina corría a cargo de Emilie Coppermann, quien la ha construído con lima, hojas de yuzu, manzana, menta helada, tomillo, maderas, ámbar y almizcle blanco. El almizcle es el punto de unión de ambas fragancias.

La caída de la noche es ya una sentencia en firme y nosotros queremos seguir en Japón y en su mundo de agua con L’EauparKenzo Eau Indigo. El tiempo se detiene en la hora violeta del crepúsculo y te acurrucas al lado de él. Las notas cítricas de ambas fragancias dan paso a facetas más sensuales: vetiver, cedro, labdanum, haba tonka, para la fragancia masculina (realizada por Sophie Labbé). Para la femenina (de Christine Nagel), absolutos de jazmín Sambac y flor de azahar, esencia de ylang-ylang y ámbar. El acento romántico de las imágenes de la campaña lo pone Patrick Guedj, director artístico de la firma, de quien soy fan entusiasta.
Espero que os guste mi selección.
Si te ha gustado, compártelo...