96 Views |  Like

PON UNA AQUA ALLEGORIA EN TU VIDA

Yo ya la puse hace mucho tiempo, pero mi preferida ya no existe: Aqua Allegoria Flora Nerolia, de Guerlain. Mediterránea que soy, ese olor maravilloso de Flor de Azahar y Jazmín no es comparable a nada. Sólo a mis noches de los veranos más locos de mi vida: hasta las tantas en la playa, por ahí perdida con los amigos… lo que todos hacemos en un momento determinado. Reivindicada su reedición a la mítica casa francesa, pasemos a hablar de las nuevas ediciones para este verano 2008. 

Pues sí, son exquisitas, como no podía ser de otra manera. La primera, Aqua Allegoria Figue-Iris está creada por Jean Paul Guerlain y es un afrutado-verde. Su salida tiene notas de Pomelo, Bergamota y Violeta, y anticipan las notas del corazón: Higo y Lirio. El Higo es una nota fresca y redonda, mientras que el Lirio o Iris, es el símbolo de la elegancia absoluta y le da el carácter empolvado a la fragancia. Finalmente, aparecen las notas de fondo de Vetiver y Vainilla, que le aportan sensualidad y calidez a esta composición magistral.

La segunda es Acqua Allegoria Laurier-Réglisse y está creada por Marie Salamagne (Firmenich – por cierto- si alguna vez hay un puesto de trabajo en Firmenich que tenga mucho que ver con la creación de fragancias o con trabajar con los grandes “narices” de la firma, por favor, que me lo reserven a mí) y Sylvaine Delacourte, y es un aromático goloso. La salida tiene notas de Bergamota y Flor de Azahar. Magnificas. El corazón lo componen la madera de Regaliz y las hojas de Laurel. Dos notas del Mediterráneo más genuino que terminan de unirse gracias a la Violeta. De aquí, pasamos a las notas verdes del Galbano y las cálidas del Ámbar. Vivir para experimentar nuevos olores y grabarlos en la mente. Como el protagonista del magnífico libro El Perfume, de Patrick Süskind, Jean-Baptiste Grenouille.
Eso es lo que he hecho según las he recibido. Olerlas sobre mi piel, que es como se percibe de verdad una fragancia. Reconozco que, llegando estas fechas, estoy deseando su llegada para ver con qué me sorprenden. Y también reconozco que no todos los años me entusiasman como éste. Por eso me apetecía tanto contarlo ya mismo.
Si te ha gustado, compártelo...