253 Views |  Like

¿A QUÉ HUELE NUEVA YORK? LA PERFUMISTA Y CREADORA DE LAS FRAGANCIAS BOND Nº 9, LAURICE RAHMÉ, NOS LO CUENTA

Eso depende del distrito en el que estés. No podía ser de otra manera, una francesa experta en perfumes, Laurice Rahmé, amante y residente en NY desde hace 25 años siente que, después del atentado del 11-S, tiene que hacer algo por la cudad.

El olor que quedara impregnado por todo Manhattan hizo de revulsivo para Laurice y pensó que el mejor homenaje que podía hacer a su ciudad favorita era creando un perfume con el que identificara cada distrito neoyorkino.

De ahí surgió la colección Bond nº 9 y las 22 Eaux de Parfums. Rahmé buscó los aromas por toda la ciudad y los combinó con maestría en concentraciones de 18-22% con perfumistas franceses elegidos especialmente para cada una de las Eaux de Parfum.

El nombre de la firma, Bond nº 9, es la calle en la que está situada la tienda en Manhattan. Así que, si váis a NY, es una visita obligatoria.
La primera vez que las ví, supe que estaba ante algo que iba a marcar un punto de inflexión en la perfumería mundial: el diseño, el concepto, los aromas, el magnetismo de NY ¿Por dónde empezar?

Realmente, estaba deseando contároslo, beautyvictims, porque sé que lo váis a disfrutar tanto como yo.

Hacer un recorrido por Manhattan es tan fácil como recorrer andando todo Broadway, desde el mítico Wall Street (Col Marina, Pepino, Lavanda, Ámbar y Vetiver) hasta Central Park (Bergamota, Verbena, Flores de Lima), donde finaliza. Aunque eso sí, haciendo sus circuitos según vamos pasando por los diferentes distritos. ¿Algún ejemplo?

En Chelsea Flowers (Peonías Blancas, Jacinto y Almizcle) vemos las galerías de arte y los mercados de flores.

Te vas de compras y tu fragancia es Eau de Noho (Mandarina, Hojas de Violeta y Madera de Cachemira), haces una visita a la perfumería para que tu chico disfrute de Chez Bond nº 9 (Cítricos, Té de Hierbas, Madera de Sándalo), os pasáis después por Bleecker Street (Casis, Hojas de Violeta, Jazmín, Canela, Musgo de Roble), y acabáis en Bryant Park (Ruibarbo, Rosa, Pachuli, Frambuesas y Ámbar) que es el corazón de Manhattan.

Ya estás en Chinatown (Flor de Durazno, Gardenia, Nardo, Cardamomo y Pachuli) y no puedes más que volverte loca con las imitaciones de LVMH, Gucci, Dior, Chanel… todo son marcas europeas (las de firmas estadounidenses están muy perseguidas).

 

En Little Italy (Mandarina, Pomelo y Almizcle) te sientes como en casa con tanto cítrico. Y en Park Avenue (Limón, Rosa y Vainilla) contemplas el poder del dinero y la elegancia extrema. Llegas a la zona alta y residencial y no dudas en ponerte unas gotas de Madison Soirée (Gardenia, Jazmín , Musgo de Roble) para no desentonar.

Si coges el helicóptero para contemplar las magníficas vistas de Manhattan desde el cielo, no te olvides de ponerte New York Fling (Clementina, Bergamota, Fresia y Ámbar), y ya que te has puesto, te acercas a los Hamptons (Flores de Lima, Bergamota, Jazmín, Magnolia, Ámbar y Sándalo) y a las playas, donde reconoces el aroma de Fire Island (Cardamomo, Ozono, Nerolí y Pachuli).

A la vuelta contemplas la perpectiva de la Isla de Manhattan con tu chico, que se ha puesto Riverside Drive (Albahaca, Agua de Piña y Sándalo) y al contemplar los rascacielos, piensas en la intensa labor que se realiza en favor de la paz mundial en el edificio de las Naciones Unidas, y decides probar The Scent of Peace (Grosella, Azucena de los Valles y Almizcle).

Con tanto trajín, te ha dado un bajón, así que te apuntas a las chocolaterías con So New York (Café y Polvo de Cacao) o te vas al parque de atracciones de Coney Island (Margarita Mix, Chocolate, Caramelo) a comerte un helado.

Cuando llega la noche, Nuits de Noho (Jazmín, Vainilla y Pachuli) te vuelve descarada y sexy. Con West Side (Ylang Ylang, Madera de Sándalo, Ámbar, Vainilla y Almizcle) te trasladas al Cotton Club de los años veinte. Y no te pierdes los espectáculos nocturnos en el corazón de la ciudad con Broadway Nite (Violeta Verde, Rosas, Vainilla y Almizcle).
¿Qué te ha quedado al final del recorrido? La energía de la cuidad en un frasco, Eau de New York (Nerolí, Lirios Blancos y Vetiver) compuesta al más puro estilo francés. Lo dicho: no podía ser de otra manera.
Si te ha gustado, compártelo...