262 Views |  Like

A SCENT BY ISSEY MIYAKE

Este mes de septiembre llega cargadísimo de novedades en perfumería muy, muy interesantes que os voy a ir contando en estos días.

Voy a empezar por A SCENT BY ISSEY MIYAKE, ya que estuve en la presentación internacional que hizo la firma en París, y el viaje fue estupendo por muchos motivos.

LA FRAGANCIA
Sé que todas conocéis muy bien L’EAU D’ISSEY porque está entre nosotras desde 1992 y, desde su lanzamiento, siempre ha sido una de las referencias en la perfumería actual ya que su creación dio lugar al nacimiento de una nueva familia olfativa, la familia de las fragancias ozónicas. L’EAU D’ISSEY es una de esas fragancias que llaman la atención por su frescura, por la riqueza de sus notas y por su persistencia.

Pues bien, un futuro bien parecido es el que va a tener A SCENTO BY MIYAKE por muchos motivos. El primero, y fundamental, por lo bien que huele y por su sensación de frescor. En el caso de las creaciones de ISSEY MIYAKE, hay que remitirse a la forma de pensar y de crear de este diseñador. Para MIYAKE, “La Naturaleza es el principal perfumista de la vida”. Por eso la fragancia intenta recrear el olor que tendría un paisaje en el que hay hierba, árboles y flores.

Como bien representado por el color de los estuchajes, la fragancia es verde, floral y amaderada. En un paisaje idílico con árboles, este árbol tendría sus raíces firmemente afianzadas en la tierra, un largo tronco que se elevaría hacia el cielo y las ramas de su copa estarían repletas de hojas verdes y flores. Las notas que lo componen son jacinto, verbena, jazmín y galbano, un ingrediente que se dejó de utilizar en perfumería hace 25 años y que la perfumista DAPHNE BUGEY, de FIRMENICH, ha recuperado para A SCENT BY ISSEY MIYAKE.
DAPHNÉ BUGEY HABLA DE LA FRAGANCIA


EL DISEÑO DEL FRASCO

El diseñador israelita Arik Levy (Tel-Aviv, 1963), afincado en París, proyectó el diseño del frasco a modo de gran trozo de vidrio que parece cortado e porciones con un láser. Los distintos grosores del frasco dan lugar a los distintos tamaños del frasco. Como veis en las imágenes. Una idea muy original, porque el frasco no crece o mengua según sea 50, 100 o 150 ml, sino que aumenta o disminuye su grosor.

Arik Levy eligió este material porque “no se oculta detrás de un juego cromático o de texturas sino que exhibe su belleza pura hasta el infinito”.
El logotipo lo ha creado el diseñador japonés Taku Satoh y está grabado en el interior del frasco gracias a la alta tecnología que se ha utilizado para este diseño. Además, que esté grabado en el interior le permite conservar su apariencia de material puro.
Por si alguna le interesa saber más sobre este diseñador, os diré que es el autor de la línea “Phantom” de Baccarat y aquí está su web: www.ariklevy.fr

ARIK ELVY HABLA DEL DISEÑO DEL FRASCO


LA CAJA
Os comentaba antes sobre el color verde de los estuchajes para remitirnos directamente a la fragancia. Todo el diseño es de Taku Satoh un diseñador gráfico consagrado que dirige el 21_21 Design Sight (Tokio) con Issey Miyake.

Os dejo unos vídeos y algunas fotos que hice durante la presentación en una sala del Musée de l’Homme (París). La foto de Arik Levy también es mía.

EL CONCEPTO A SCENT BY MIYAKE


ESPERO QUE OS GUSTEN MIS FOTOS




Y QUE DISFRUTÉIS DE LA FRAGANCIA, CLARO

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...