95 Views |  1

SUPRACONDICIONADOR Y CHAMPÚ DE CEBOLLA DE NUGGELA&SULÉ, DOS BÁSICOS CAPILARES

¡Hola, beauty-friends! Este es mi segundo post y aún sigo algo
nerviosa… Para quitarme el miedo, Inma me ha aconsejado comenzar siempre con mis favoritos y mis básicos, así que le voy a hacer caso, ¡ella sabe más que yo! Por eso, voy a contar mi experiencia con el CHAMPÚ DE CEBOLLA DE NUGGELA & SULÉ, del que además acabo de descubrir su nuevo ACONDICIONADOR DE NUGGELA & SULÉ que apenas ahora estoy empezando a usar.
El champú lo descubrí con unas amigas casi por casualidad. La verdad, al principio el concepto “CHAMPÚ DE CEBOLLA” no me pareció muy atractivo, más que nada porque todo el mundo sabe como huele esta hortaliza, así que al verlo la primera reacción que tuvimos (como es obvio) fue lanzarnos a olerlo y… es verdad, ¡no huele a cebolla! (Afortunadamente…). A mí me HUELE A LIMÓN CON HIERBAS, y una amiga dice que le huele “A LIMPIO”, sin más. Pero como de olor no se vive, os contaré la razón por la que me convenció NUGGELA & SULÉ. Como todavía me conocéis muy poco, no sabéis que tengo poco pelo, y cuando digo poco, me refiero a cuatro pelos mal contados, y ahora (aunque sigo sin que se me conozca por mi pelazo), se podría decir que tengo una cantidad normal.No sé si tengo más o está más gordito, pero me noto mucho mejor el pelo. Y me crece más… Bueno, al menos si he de fiarme del retoque de las mechas: realmente tengo la sensación de que crece con más rapidez. Según NUGGELA & SULÉ, el secreto de que esté más fuerte es la cebolla. Tiene su lógica, supongo. Parece que este vegetal
tiene un extracto llamado quercetina que da muchísima fuerza al pelo. Además, el champú contiene glucógeno marino, que también le da energía extra.

 

Si estáis acostumbradas a los champús con siliconas, es probable que esta fórmula os cueste un poco al principio. Como no tiene sulfatos, no hace espuma, así que hay que trabajarlo un poco. Yo he descubierto que como mejor funciona es aplicando el champú dos veces. La primera vez lo emulsiono y masajeo bien a fondo en el cuero cabelludo y en la segunda ya limpio todo el pelo. Cunde bastante, sobre todo si se trabaja un poco entre las manos antes de aplicarlo.
Lo mejor es que además tengo algo nuevo que contar… Hace apenas unos días, bajé a mi farmacia de siempre y vi que ahora también había ACONDICIONADOR DE NUGGELA & SULÉ. (Yo lo uso poco
porque al tener poco pelo, me da la sensación de que me aporta peso, pero la verdad es que me hace mucha falta, sobre todo por las mechas). Cuando vi el desenredante salió la BEAUTYVICTIM (nunca mejor dicho) que llevo dentro y me lo llevé para ver si era tan bueno
como mi champú de cabecera. El SUPRACONDICIONADOR (que se llama así, ¡vaya nombre!) se debe extender también sobre la raíz, lo cual me resultó curioso. No sólo hay que ponerlo en la raíz: hay que dejarlo actuar tres minutos, porque no sólo desenreda, sino que además, trata el pelo. Por ahora llevo un lavado nada más, y me ha gustado mucho cómo queda. Para mi sorpresa, no deja el pelo pesado, ¡e incluso huele un poco a menta! Me ha encantado que es muy, muy ligero, y sí que ayuda, y mucho, a desenredar. Algo que en mi pelo fino-fino-fino, el rey de los nudos, es una auténtica gozada.

 

ASÍ QUE LLEGADOS A ESTE PUNTO ME DESPIDO HASTA EL PRÓXIMO LUNES, ¡YA ESTOY PREPARANDO MI PRÓXIMO POST! ¿YA CONOCÍAS ESTE CHAMPÚ? ¿OS VAIS A ANIMAR A PROBAR EL NUEVO SUPRACONDICIONADOR DE NUGGELA & SULÉ?
 

 

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...