51 Views |  Like

TOM FORD PRIVATE BLEND

Lo reconozco: llevo un cierto atraso en contaros algunas novedades del sector porque la baja se me alargó más de lo que esperaba, pero como hay ciertos temas que me gustan muchísimo, pues aquí tenéis, mi entrada sobre Private Blend, las fragancias de Tom Ford. Aunque reservo sorpresas y novedades para el final. Comenzamos: “Private Blend es mi propio laboratorio de esencias. Me permite crear fragancias originales y muy especiales, sin tener que limitarme a las leyes establecidas que rigen la fabricación de las fragancias convencionales. He creado Private Blend con un concepto en mente: el de verdadero connaisseur”, Tom Ford dixit.

Después de esta declaración de principios os contaré lo esencial de sus fragancias. Para 
empezar, se trata de fragancias artesanales y unisex que 
giran alrededor de una nota única: ámbar, tabaco, violeta negra, gardenia… pero además, las notas que acompañan a cada una de las fragancias, sus ingredientes secundarios hacen que estas se vuelvan muy complejas y cada una tenga su propia identidad muy marcada. 
Dos diseños y dos tamaños diferentes para Private Blend, la de 50 ml está inspirada en los antiguos frascos farmacéuticos de vidrio marrón de los talleres de los 
maestros perfumistas. Parecen piezas de ajedrez, con el tapón tan grande. La versión 250 ml está inspirado en las antiguas garrafas artesanales. Y como todo lo que toca este diseñador mediático se convierte en oro, auguramos un gran éxito a sus doce (catorce) fragancias porque, además, huelen realmente bien. 
Su colección está divida en:

ORIENTALES: 
Amber Absolute: ámbar, inciensos, labdanum, maderas y vainilla. Es el buque insignia de la colección.
Noir de Noir: azafrán, rosa negra, trufa negra, madera de Oud y musgo.

FLORALES: 
Velvet Gardenia: jazmín, rosa muguet, naranja, nardo y ciruela negra.
Black Violet: violetas negras, cítricos y musgo de roble.

TABACO: 
Tobacco Vanille, muy masculina. Se ha escogido la flor del tabaco como nota principal y la acompaña la vainilla, el cacao y especias.

CUERO: 
Tuscan Leather, es un chipre en el que combinan las notas de cuero y ante negro con azafrán, frambuesa, tomillo y jazmín.

AMADERADOS: 
Oud Wood: combinación de palo de rosa, cardamomo y pimienta china con la madera de Oud.

Purple Patchuli: aunque está inspirada 
en los años 60′, nada que ver con el 
patchulí de antaño; el de esta fragancia es mucho más verde y fresco.

Bois Rouge: es una sabia mezcla de maderas con cítricos.
Moss Breches: es un chipre complejo 
y oscuro al que han introducido notas de cera de abeja, salvia de Marruecos y estragón de Hungría).

EAU DE COLOGNE: 

Neroli Portofino: a las características notas del nerolí se le une una base ambarina más sensual; la sensación es de fragancia fresca y femenina muy hespéride, muy al gusto de las españolas en verano que no soportan perfumes fuertes por el calor.
Japon Noir: nada que ver con la anterior. Entre sus ingredientes están el patchulí morado, acordes de Porto negro, jazmín, cuero, ámbar y vetiver, pero en concentraciones pequeñas para conseguir un bouquet suave.

NOVEDADES 2009: Recientemente ha lanzado dos nuevas fragancias que se han unido a su colección, por lo que ya son 14: Italian Cypress, que es un homenaje a las resinas de los cipreses italianos, y 

Champaca Absolute, con notas de orquídea Phantomia, jazmín, violetas blancas, cognac, bergamota, vainilla, ámbar, marrón glacé y madera de sándalo. Muy compleja y muy rica. 
Y aquí está la novedad: TODAVÍA NO SE VENDEN EN ESPAÑA, PERO LLEGARÁN EN NOVIEMBRE 2009.
¿DONDE? En la tienda Tom Ford en Puerto Banús y otros puntos de venta seleccionados, pero no me los sé todos.
Si te ha gustado, compártelo...