83 Views |  Like

TONOS GLACÉ

Comenzamos con el análisis de las tendencias de maquillaje que os prometí allá por el 15 de agosto (ver entrada de ese día), por aquello de que acabamos de empezar el otoño y ya toca. Esta tendencia tan suave y “dulce” es una de las opciones de temporada que resulta más fácil de llevar. El quid de la cuestión está en elegir sombras de ojos con un cierto brillo nacarado y atreverse con todos los colores que lo posean, sin importarte si se trata de azules profundos, rosas magenta, calderos amarronados o los típicos tonos pastel. Es sólo una cuestión de texturas y esta que os proponemos, entre metálica y empolvada, promete una mirada soñadora e intensa a la vez. Va igual de bien acompañando a un cálido jersey de cachemir y unos vaqueros, que a uno de esos trajes de fiesta en un tono ad hoc que tanto hemos visto en las pasarelas.

Son versátiles porque estás igual de guapa a las 10 de la mañana para ir a la facultad o a tu centro de trabajo, que para un after. Lo 

que también tiene que ser impecable es el fondo de maquillaje. Mejor un fondo luminoso y transparente. Para elegirlo, lo correcto es ver sobre tu barbilla si el fondo “desaparece” y no se distingue en color ni textura con tu propia piel. Si se ve diferencia de tono o lo ves muy denso, ese fondo no es para ti. Respecto a las barras de labios, las que tienen un acabado natural son el mejor acompañamiento, para que toda la fuerza resida en el colorido de la mirada. Aunque la variedad que ofrece el mercado es mucha, algunas paletas de color son tan geniales que dan ganas de coleccionarlas.

Por ejemplo: 

– La mejor de las propuestas de esta tendencia viene de la mano de dos desfiles, el de Bamboo y el de 
Blaumarine. En ambos casos, las texturas de las sombras de ojos están súper conseguidas y el efecto que crean el el rostro es, de apetecible, hasta comestible. ¿Quién no está viendo los tonos de los marrones glacé y la miel en ellos? Son tonos de los que podríamos 

estar saciados ya porque con eso de que España es un país mediterráneo y a las españolas les gustan los tonos naturales, podrían haber saturado el mercado bien fácilmente. Pero todo es cuestión de textura. O bien, en la textura está la diferencia. Lo indiscutible es que son tonos que favorecen a todas. Y se pueden cargar un poco las tintas para la noche, intentando potenciar los matices metálicos, tan mágicos al darles la luz artificial.

Los productos estrella son las paletas de cuatro sombras como las de Shiseido, Clarins y Chocolate de Estée Lauder. La barra de labios es opcional. Puedes optar por tonos más rosados y de acabado natural, que quedan tan bien. ¿A que son fantásticas?
– El desfile de Blugirl, haciendo honor a su nombre, mostraba a las modelos muy aniñadas, y no sólo por cuestión de edad, también de look al elegir tonos rosas chicle naracarado para 

elaborar el maquillaje de su pasarela. Como un merengue de fresa en toda regla (eso sí, de la mejor pastelería). A continuación, dos productos claves: las sombras de ojos 4 Ombres Pastel de Guerlain y el colorete Blushing Blush de Clinique. La barra de labios a tono con el colorete. Lo bueno que tienen los tonos rosa glacé es que siempre favorecen, excepto a las muy morenas de piel y si se está excesivamente bronceada, pero a estas alturas, seguro que el “moreno” playero 

está ya un pelín en el recuerdo. A las rubias les sienta de fábula y siempre, siempre, resta años. Lo digo para las beautivictims que empiezan a mentir sobre su edad. No lo hagáis, seguro que estáis estupendas. O sí, hacedlo con premeditación y alevosía, y gozad el momento ese en el que dicen: “Veintisiete” cuando estás ya cumplidita la treintena. Es un momento dulce como un merengue.

– La imagen del desfile de Basso & Brook no duda en enmarcar los ojos en tonos azules y, aunque en principio este tipo de tonos parecería que sólo favorecen a los ojos de idéntico color, 

nada más lejos de la realidad, porque a los ojos marrones oscuros les 
da una viveza fantástica y a los ojos verdes le hace un favor tremendo: destacar aún más su propio color. Curioso 
¿verdad? Como para fiarse de las reglas en esto del maquillaje.
La paleta que he seleccionado es Wanted Eye Simplifie, tonos azules, de Helena Rubinstein, y me encanta.
Cerramos la entrada de este viernes con las imágenes del colorido de 

Bobbi Brown para su línea Metallics, que está recién lanzada y abarca sombras de ojos individuales y barras de labios. Así de apetecibles y favorecedores son los tonos. Si el espacio de tu cuarto de baño te lo permite, es como para hacer colección.

Si te ha gustado, compártelo...