132 Views |  Like

TUTORIAL LAS CINCO FRAGANCIAS DE DOLCE & GABANNA

A estas alturas de la película, y con la súper campaña de publicidad que ha hecho la firma en el mobiliario urbano de toda España (supongo que en el resto del mundo habrá sido parecido), todas sabéis que los Domenico Dolce y Stefano Gabanna han lanzado cinco fragancias basadas en cinco cartas del Tarot.

En mi opinión, se ha hablado mucho de la campaña, pero poco de las fragancias, y eso puede llegar a ser un error porque lo que de verdad importa de un perfume es que huela bien y guste. Si la imagen en la que se apoya, en este caso, seis top-models, eclipsa la fragancia, puede ser que se venda el primer año gracias a la campaña de publicidad, pero la fragancia o el perfume no pasa de ahí, y al año siguiente la tienen que retirar o volver con otro lanzamiento masivo e invasivo.
Por eso, la entrada de hoy es un tutorial sobre estas fragancias. Y aunque aquí tenemos a Naomi Campbell, Claudia Schiffer, Eva Herzigova, Fernendo Fernandes, Noah Mills y Thyson Ballou, Nos vamos a olvidar por completo de ellos y vamos a entrar de lleno en los aromas.

1.- LE BATELEUR. (Tyson Ballou). En el Tarot representa la carta de EL MAGO. Un personaje que tiene una poderosa conexión entre el mundo espiritual y el mundo material. Está claro que representa a un hombre poderoso y la pregunta es: ¿Cómo representar el PODER mediante el mundo de los aromas? Como mediterráneos que son, Domenico y Stefano han buscado la respuesta en las esencias de la vegetación autóctona de la zona, e incluso han introducido en la fragancia la nota acuática que caracteriza las tierras bañadas por el Mediterráneo. Así, encontramos una fragancia masculina que contiene cardamomo, bayas de enebro y hoja de abedul en la salida, que le aporta frescor, pero también carácter (si oléis cardamomo, os daréis cuenta de que es una especia que tiene mucha presencia allá donde esté, y pica un poco en la nariz). El frescor se mantiene gracias al cilantro y a los acordes acuáticos del corazón. Precisamente el cilantro le da esa sensación de fragancia verde y hace de puente hacia las notas de fondo, donde están el vetiver, el cedro blanco la resina albanum, que son notas propias del bosque mediterráneo. Quizá os encontraréis a Neptuno dando una vuelta por allí.

3.- L’IMPÉRATRICE. (Naomi Campbell) En el Tarot, la figura de LA EMPERATRIZ representa todos los atributos femeninos por excelencia, así como la fecundidad. Pero intentar definir la feminidad en una fragancia es lo que vienen haciendo los perfumistas de todo el mundo desde el origen del perfume, con los egipcios, y eso es muy difícil. Así que, mejor si nos centramos en las notas olfativas de la propuesta de D&G.
Para empezar, las notas de ruibarbo, grosella roja y jugo de kiwi en la salida nos confirman que se trata de una fragancia con claro predominio de los olores a frutas. Sobre todo, porque continúan las notas frutales en el corazón gracias a los acordes de sandía fresca. Lentamente, se van desplegando las notas florales de jazmín y ciclamen rosa que descansan sobre un fondo de almizcle, sándalo y madera de pomelo. De esta forma, el tono frutal de la fragancia no termina a la media hora, cuando se dejan de percibir las notas de salida, sino que se mantiene a lo largo de todo el tiempo que dura la fragancia en piel. Creo que Stefano y Domenico han querido destacar el lado carnal de L’Empératrice y hayan asociado el momento de máxima creatividad de las mujeres, incluida la maternidad, con las frutas carnosas, de ahí que hayan elegido sandía, kiwi y grosellas.

6.- L’AMOREUX. (Noah Mills) O LOS ENAMORADOS. Otra tarea difícil, representar olfativamente el Amor, teniendo en cuenta que el aroma que se suele vincular al sentimiento amoroso es el de rosa, que no está presente en esta fragancia. ¿Por qué? Porque Domenico y Stefano le han dado unas vueltas a este concepto y se han quedado con el lado sensual y masculino del sentimiento amoroso. Ellos han pensado en la perfección del torso desnudo del dios Apolo a la hora de crear la pirámide olfativa de L’Amoreux. Así, tenemos en la salida bergamota, bayas de enebro y pimienta rosa. En el corazón, cardamomo, hoja de abedul y raíz de lirio, y en el fondo, almizcle y acordes de leña. Masculino, tierno y sensual, y muy, muy mediterráneo.

10.- LA ROUE DE LA FORTUNE.- (Eva Herzigova y Fernando Fernandes) ¿Buena suerte, mala suerte? La RUEDA DE LA FORTUNA gira y gira sin cesar, alternando los ciclos de la vida. Serás afortunada si consigues distinguir cuando pasa ante ti y está en ascenso. Los diseñadores se han quedado con el lado aventurero y creativo de esta carta y han construido una fragancia para aquellos de personalidad intrépida y que quieren ganar siempre en el juego de la vida.
Los deseos de jugar y ganar están representados en las notas de salida: pimienta rosa, acordes verdes, pero sobre todo, la piña. Cuando ha pasado más de una hora, empiezas a percibir el corazón de la fragancia, que en mi opinión es lo mejor que tiene: notas de gardenia, jazmín y tuberosa. Estas notas son como un ramo de flores y se hacen acompañar de un fondo compuesto por vainilla, raíz de lirio, benjuí y patchuli. Al más clásico estilo de los perfumes franceses de siempre.
En mi opinión, le sobra la piña porque enmascara demasiado la grandeza de las notas de corazón, que son buenísimas, y hasta que no ha pasado más de una hora no hueles las flores.
Demasiado tiempo. Me parece una mezcla un poco absurda porque me da la sensación que aquí han querido abarcar a un público demasiado amplio: las amantes de las fragancias frutales y las amantes de las florales. Si ya tienen una fragancia frutal con L’Empératrice, lo suyo hubiera sido construir un buen floral. Pero no lo han hecho. Lástima, perdieron una oportunidad de oro.
18.- LA LUNE.- (Claudia Schiffer) Enigmática, soñadora, sensual, deslumbrante y celosa de sus secretos, apasiona a todo el que la contempla. La personalidad de nuestro único satélite ya inspiró una obra genial del grupo Pink Floyd en su momento, Dark Side of the Moon. Y ¿quién no ha soñado enamorarse bajo los hechizos de la luna llena? Domenico y Stefano han soñado con su fragancia y la han construido con acordes verdes, bergamota y manzana en su salida, que son notas radiantes, como la luz de la luna. Lo que estaba claro es que el corazón tenía que estar compuesto por flores blancas: lirio, rosa y jacinto, que nos hablan de su plenitud como reina indiscutible de la noche. Por supuesto, el fondo debía remitirnos a su lado sensual y oculto, y lo hacen con notas de iris, cuero, sándalo y almizcle. Puro misterio.
Y TÚ ¿CON CUÁL TE QUEDAS?
Si te ha gustado, compártelo...