117 Views |  Like

UN CABELLO 10 ESTE VERANO CON LOS CONSEJOS DE CHRISTOPHE ROBIN (CHI SPA)

Allá por el mes de septiembre del año pasado, cuando regresasteis de las vacaciones de verano os prometisteis que sería la última vez que el sol, el salitre, el viento, el cloro y la arena pasarían factura a vuestro cabello, y os tomasteis muy en serio eso de cuidar vuestra melena, proteger el color, sanear las puntas… 

Y así ha sido durante las estaciones invernales (y cuando hablo de invernales, incluyo la fría primavera que hemos tenido). Hasta que ha llegado el verano (de golpe, para no perder la costumbre), y se han abierto las piscinas de las urbanizaciones y polideportivos (la playa siempre estuvo ahí…), y los buenos propósitos de proteger el cabello con los productos adecuados se quedaron en eso… en “propósitos“.

La entrada de hoy está dedicada al CUIDADO CAPILAR EN VERANO y poner tu coloración y tu melena a salvo de tijeras que vienen cortar por lo sano ¡con lo que cuesta tener una buena melena! (o por lo menos, a mí…!) Para ello, hemos acudido a CHRISTOPHE ROBIN, guru de la peluquería mundial y presente en España a través de THE CHI SPA (c/ Conde de Aranda, 6), que nos ha dado buenísimos consejos para evitar “desastres capilares” irremediables.

BEAUTYVICTIM: ¿QUÉ RECOMENDARÍAS A AQUELLAS PERSONAS QUE QUIEREN PROTEGER EL COLOR DE SU CABELLO SIN RENUNCIAR A LA EXPSICIÓN SOLAR Y A LOS BAÑOS EN LA PLAYA Y/O PISCINA?
CHRISTOPHE ROBIN: Para disfrutar del sol, manteniendo lo mejor posible el color del pelo recomiendo seguir un sencillo protocolo de cuidados previos. Antes de la primera exposición al sol, siempre recomiendo hacer un corte para deshacerse de puntas abiertas; y realizar la coloración de 8 a 15 días antes de comenzar a tomar el sol o salir de vacaciones. Y si se puede, optar por un algo muy mínimo, como son los reflejos, o unos pocos mechones alrededor de la cara distribuidos de forma muy sutil, ya que el sol se encargará de dar reflejos al cabello de forma natural.

Después, una vez en nuestro lugar de vacaciones, es fundamental la elección de los productos con los que vamos a cuidar nuestro cabello. Yo siempre recomiendo aplicar una serie de aceites vegetales y tratamientos, por lo menos una vez a la semana, como es el ACEITE DE LAVANDA CHRISTOPHE ROBIN y dejar actuar toda la noche. De esta manera, el cabello estará nutrido e hidratado, por lo que será más fuerte y más resistente a los efectos del sol, viento, salitre….


El ACEITE DE LAVANDA CHRISTOPHE ROBIN, además de contener aceite esencial de lavanda, está enriquecido con aceite de germen de trigo, aceite de oliva y el aceite de palma, y ofrece una protección SPF 6. Lo que hace este aceite es proteger el cabello para una exposición al sol y que aparezca sin los matices de color rojizo o cobrizo comunes a tonos más oscuros y pelo rubio, respectivamente.

B: PERO QUIZÁ SEA UN RITUAL COMPLICADO PARA HACERLO EN CASA NOSOTRAS MISMAS…
C.R: No, en absoluto. Es muy fácil de aplicar y tiene unos beneficios para el cabello muy evidentes ya que se trata de un tratamiento profundo de 5 minutos. Comenzamos aplicando el aceite por todo el pelo; lo enrollamos en un gorro de ducha o con una envoltura de plástico. Calentamos una toalla húmeda en el microondas y luego envolvemos con ella la cabeza. El calor abre la cutícula del cabello y ayuda a que el aceite penetre más rápidamente. Dejamos actuar de 5 a 10 minutos y luego lo lavamos normalmente.


El ACEITE DE LAVANDA CHRISTOPHE ROBIN es muy versátil y lo puedes utilizar también para conseguir un look “mojado” de la siguiente manera: Tan pronto como salgamos de la piscina o la playa, enjuagamos el cabello y lo secamos con una toalla. Aplicamos de 2 a 3 cucharadas de aceite de lavanda y ponemos el pelo en un moño alto desordenado en la parte superior de la cabeza. Dejamos que el cabello se vaya secando al aire libre, y por la noche habremos conseguido unas “ondas playa” naturales dignas de Giselle Bündchen. Si quieres un estilo más bohemio, termina este proceso trenzando el pelo. De esta manera verás tu cabello protegido con un look moderno, fresco y favorecedor.

B: CON TANTA CONCENTRACIÓN EN ACEITES ESENCIALES TAN NUTRITIVOS, ¿PODRÍA UTILIZARSE EL ACEITE DE LAVANDA PARA TODO EL CUERPO?
C.R: Sí, sí se podría utilizar, incluso lo recomiendo como TRATAMIENTO SOS para la piel seca por su alto contenido de vitamina E. Incluso lo puedes utilizar como un bálsamo nutritivo si lo aplicas en la piel antes de ir a dormir.

B: OTRO DE LOS PROBLEMAS MÁS FRECUENTES QUE SUFREN LOS CABELLOS RUBIOS EN VERANO ES QUE ENSEGUIDA “VERDEAN” A CONSECUENCIA DEL CLORO DE LAS PISCINAS. ¿PODRÍAS DARNOS ALGUNA RECOMENDACIÓN PARA EVITAR QUE ESTO SUCEDA?
C.R: Un remedio que no falla cuando el cabello comienza a ponerse de un tono verde, es sumergir el área afectada en un vaso con una aspirina efervescente durante 3 a 5 minutos, y luego enjuagar bien. En general, lo que siempre recomiendo para lavar los cabellos frágiles es utilizar productos muy suaves y nada agresivos. Uno nunca lava las blusas de seda con detergente. La misma regla se aplica al cabello. Ya lo está pasando mal en temporada de vacaciones, así que no se lave con detergente! En este momento, la palabra clave aquí es “CUIDADO“, ¡Y es para todo el mundo!

B: ¿QUÉ PRODUCTO DE SU LÍNEA RECOMENDARÍA PARA CUIDAR LOS CABELLOS COLOREADOS EN GENERAL?
C.R: Si llevas el cabello coloreado, siempre recomiendo mi MÁSCARA DE LIMPIEZA CON LIMÓN. Un producto 3 en 1 que formulé hace 10 años y que goza de una muy buena salud en el mercado (se ha convertido en un producto “de culto”) porque se trata de una fórmula suave, libre de detergente que ha resistido la prueba del tiempo, ya que limpia suavemente el cabello y suaviza el cuero cabelludo. Es ultra-nutritivo y ayuda a establecer y revivir  el color con el componente del limón, manzanilla y extractos de hierba de San Juan.


En su momento, me inspiré en el “método no-poo” utilizado por las mujeres de California y Brasil, que “lavan” el cabello con mascarillas o acondicionadores para evitar dañar el cabello ya debilitado por el sol, la sal y el cloro, y es muy fácil de utilizar. Aplicamos la MÁSCARA DE LIMPIEZA CON LIMÓN con el pelo mojado de las raíces hasta las puntas, dejamos actuar durante 5 minutos. Hacemos espuma con el producto añadiendo poco a poco el agua, y luego lo aclaramos bien. De tal manera también eliminamos los restos del aceite de lavanda que se aplicó durante el día.


Pero si necesitamos un TRATAMIENTO SOS porque tengamos el cabello muy dañado, lo único que hay que hacer es dejarlo actuar durante 15 minutos, mientras leemos una revista (o consultamos este blog por internet, por ejemplo). Hacemos espuma añadiendo poco a poco el agua, y luego aclaramos bien.


Y si vamos con prisas, pero no queremos renunciar a los beneficios de la MÁSCARA DE LIMPIEZA CON LIMÓN, podemos optar a un tratamiento exprés de 2 minutos diluyendo un poco de producto en en un vaso o recipiente pequeño con un poco de agua caliente. Empapamos el cabello mojado con la mezcla; formamos una buena espuma, masajeando las raíces, y enjuagamos bien, a ser posible con agua fría para cerrar las cutículas y dejar el cabello brillante.


Si en ese momento no tenéis a mano la MÁSCARA DE LIMPIEZA CON LIMÓN, podéis utilizar otro acondicionador o la mascarilla de mi línea de cuidado del cabello y usarlo en lugar de champú, ya que todos ellos están pensados para cumplir esta función y no contienen siliconas.

B: ¿QUÉ TIPO DE ACONDICIONADOR RECOMENDARÍAS UTILIZAR DURANTE EL VERANO?
C.R: El verano es el mejor momento para olvidarnos de las espumas y de cualquier tipo de producto que contenga alcohol, que abren la cutícula del cabello y, al evaporarse, se llevan la coloración del cabello. Lo que yo recomiendo es DEJAR SECAR EL CABELLO DE FORMA NATURAL y refrescar el cabello con la NIEBLA VOLUMINIZADORA NATURAL CON AGUA DE ROSAS, que está compuesta por un 96% de agua de rosas y mejora la densidad capilar protegiendo el color. La NIEBLA VOLUMINIZADORA NATURAL CON AGUA DE ROSAS está enriquecida con extractos de 3 rosas naturales, es relajante y refrescante para el cuero cabelludo después de los duros efectos del sol y el cloro.


Es muy fácil de utilizar porque busco siempre gestos sencillos que no compliquen el ritual de cuidado capilar. Pulverizamos sobre el cabello húmedo o seco, aplicándolo en las raíces y levantando los mechones a la vez. Ayudaremos a que el producto penetre masajeando el cuero cabelludo, y terminamos con medios y puntas. Al terminar, sentiréis el cabello ligero y fresco, como si acabaseis de enjuagarlo con agua de manantial. Vuestro corte de pelo tendrá fijación natural y, además, conseguiréis darle cuerpo.

B: Y PARA AQUELLAS QUE TENEMOS EL CABELLO SECO Y ENCRESPADO EN MEDIOS Y PUNTAS, QUE SUFRIMOS MUCHÍSIMO LOS RIGORES DEL VERANO Y NO DESEAMOS CORTAR LA MELENA AL REGRESO DE VACACIONES… ¿QUÉ NOS RECOMENDARÍAS?
C.R: En estos casos, lo mejor es mantener el cabello muy hidratado en todo momento aplicando diariamente la CREMA HIDRATANTE PARA EL CABELLO CHRISTOPHE ROBIN. Esta crema no aporta grasa y combate la sequedad, evitando roturas y puntas abiertas. Se aplica una pequeña cantidad sobre el cabello húmedo o seco, insistiendo en las puntas finas y frágiles y ya está. Esta crema se puede aplicar todos los días para restaurar la fibra capilar, dejando el pelo muy brillante, además de protegido de los rayos UV con su SPF 6.

¡¡MI CONSEJO GENERAL A TODAS LAS MUJERES ES QUE OS OLVIDÉIS DE VUESTRO CABELLO Y APROVECHÉIS EL BUEN TIEMPO PARA DEJARLO SECAR AL AIRE LIBRE POTENCIANDO VUESTRA NATURALIDAD!!

MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...