286 Views |  Like

UNA ESCAPADA AL BALNEARIO DE MONDARIZ

El Balneario de Mondariz, originario de finales del siglo XIX, está situado en el valle del río Tea. Fue creado por los hermanos Peinador, ambos médicos, pero con una mentalidad empresarial que hizo posible que Mondariz y sus aguas mineromedicinales fueran todo un referente en balneoterapia y lo situara al mismo nivel que estaban en su momento los mejores balnearios de Europa, como Baden-Baden en Alemania. En 1974, un incendio lo destruyó todo y hace cerca de 10 años que un grupo de empresarios de la zona decidió rescatar las ruinas y recuperar el Balneario con idéntico espíritu de sus fundadores. 

Tuve la oportunidad de conocerlo en ruinas. Un paisaje romántico que se me ha quedado grabado y que sé que me va a acompañar siempre. Hace año y medio estuve con un equipo de producción realizando unas sesiones de fotografía de belleza para Vanidad. Me llevé la grata sorpresa de ver que era posible viajar en el tiempo, concretamente a 1900, y tuve la sensación agradable de poder acceder a un trocito de nuestra historia. A finales de abril volví por tercera vez y estuve casi tres días disfrutando de esa sensación de revivir la historia y tener, a la vez, mi propia historia sobre Mondariz. Como 
era de esperar, el paisaje verde, intacto y 

magnífico del interior de Galicia hace posible el milagro del tiempo detenido.
¡¡QUÉ VERDE ERA MI VALLE!!
IMÁGENES DEL PALCO DE MÚSICA Y FUENTE DE GÁNDARA, EL GRAN HOTEL Y EL CAMPO DE GOLF
SUS EDIFICACIONES
El complejo ha crecido para adaptarse mejor a las expectativas sobre el balneario. Ahora está 
formado por tres edificios de granito. Además 

del hotel, está el balneario a la carta que incluye un balneario Celta inspirado en las antiguas saunas celtas, el Palacio del Agua y un campo de golf con 18 hoyos diseñado por el técnico Álvaro Arana, y Escuela de golf.

VISTA NOCTURNA DEL PALACIO DEL AGUA EXTERIOR E INTERIOR
El Palacio del Agua consta de tres plantas, ocupando un total de 3.000 metros cuadrados para uso termolúdico. En la planta baja, el elemento protagonista es la gran piscina central de 300 metros de lámina de agua con camas de 
agua, asientos de hidromasaje, asientos de 

burbujas, cuellos de cisne, túnel de chorros, pasillo contracorriente, chorros verticales, chorros de hidromasaje a distintas alturas, una gran lámina de agua en cascada y una seta de hidromasaje en el centro de la piscina que quedará coronada por una gran cúpula transparente. Repartidas por la zona y a diversas alturas se encuentran 3 minipiscinas, además de otras dos unidas a la piscina central. En la segunda planta, están ubicadas las saunas que con una piscina de agua fría permite contrastes 
térmicos. 

La instalación consta de siete saunas a distintas temperaturas y grados de humedad relativa. 
Los más pequeños cuenta con un espacio propio con piscina y juegos dedicado especialmente a los niños. 
También hay una zona de relax y reposo que dan a la gran piscina central. En el exterior, se puede disfrutar de otra pequeña piscina de agua caliente y una sauna seca al aire libre con unas magníficas vistas de la Fuente de Gándara, construida en 1908 según el diseño del 
arquitecto porriñés Antonio Palacios. La 

instalación se complementa con las preceptivas zonas de vestuarios, aseos, recepción y un amplio gimnasio. El Palacio del Agua –al igual que el actual balneario, el campo de golf y el restaurante– está abierto tanto para los clientes de nuestro hotel como para los no alojados.
Hicimos el circuito del palacio por la noche, con la cúpula iluminada, y fue uno de los mejores momentos del viaje. Especialmente cuando salimos a la piscina exterior. En ese momento, 
mientras me quitaba el albornoz y me quedaba en bikini y gorro de baño pensaba: “¡Estás fatal, con estas temperaturas!” Bajas, claro. Pero no, en absoluto. Entrar en la piscina caliente fue genial. El olor de la vegetación fue decisivo para que surgiera la magia del momento y todos los que 
estábamos allí, alrededor de diez personas, 

sentimos esa magia a la vez. Esa mezcla de olores del entorno, la sensación reconfortante del agua caliente y el embrujo (sí, embrujo) de la noche en Galicia. Todos 
a la vez pensamos en que era el momento perfecto para una queimada, para dejarse llevar por la noche y por la imaginación… ¡¡Os prometo que al agua no le habíamos echado ninguna sustancia extraña!! Palabrita. Podrían haber sido las meigas y duendes de la zona haciendo de las suyas. Seguro. Ese fue el momento perfecto para comentar entre nosotros una de las historia de amor que nos acababan de contar y que paso a resumiros a continuación.
La imagen que os pongo es del exterior de la piscina, pero es una imagen de archivo, no tengo una foto del grupo en este mismo lugar y por la noche. ¡Ya me gustaría!
UNA HISTORIA DE AMOR
En los años 20, el hijo de John D. Rockefeller terminaba sus estudios universitarios y como viaje de fin de curso le pidió a su padre viajar a Europa porque quería entrevistarse con 
determinados personajes de la vida política europea. Comenzó su viaje por España porque 

estaba muy interesado en conocer a D. Miguel Primo de Rivera.
Pidió cita con él y le contestaron que debía ir al balneario de Mondariz porque Miguel Primo de Rivera, al igual que un buen número de personajes de primera fila de la vida política, económica y social española, pasaba los meses de julio y agosto allí, con su familia.
Una vez en el balneario, Rockefeller Jr. (en la imagen, pero ya en los años treinta) conoció a Carmen Primo de Rivera (no he encontrado foto de ella), una de sus hijas y surgió una historia de amor que podría haber terminado en boda porque se enamoraron muchísimo, según consta en la correspondencia privada de ambos. Las  J. Rockefeller Jr. está en el balneario. 
Por lo visto, los dos eran guapos, guapísimos y hacían una pareja de cine. Pero las familias se opusieron. Finalmente, ella se casó con otro hombre, pasado bastante tiempo; y Rockefeller Jr. tardó aún mucho más en casarse. Pero ¿Os imagináis que hubiera pasado si se hubieran casado? ¿Hubiera cambiado la historia de España un acontecimiento así?
BALNEARIO CELTA

1.- Ducha efecto peling para renovar la piel.
2.- Baño colectivo cubierto con potentes chorros de agua en la zona que acumula mayor tensión, la espalda; y la que más sufre, la zona de los pies. Sauna celta, una cueva que recrea las “pedras fermosas” de la Galicia antigua. El tiempo que el cuerpo tarde en responder con sudoración es el mínimo que hay que permanecer.
3.- Aplicaciones de chorro a presión, un efecto de choque, provoca la reacción orgánica deseada. La piel se tersa, los músculos se hacen elásticos.
4.- Baño colectivo exterior, un baño de contrastes, frío y caliente. Inspirado en la cultura termal japonesa: cuerpo y mente en armonía.


BELLEZA TERMAL
El programa se compone de cuatro diferentes tratamientos, cuya finalidad es aportar luminosidad y confort tanto a piel del cliente, sea mujer u hombre.
1. Peeling corporal para eliminar la células muertas de nuestra piel
2. Baño de aromaterapia
3. Sesión de presoterapia
4. Tratamiento revitalizador de cutis personalizado. Este tratamiento de complementa con una relajación en la zona de reposo del balneario a la carta donde dispone de una selección de infusiones para tomarse, una vez finalizado el tratamiento y como broche final a las dos horas de duración del tratamiento termal.

LA COSMÉTICA DE MONDARIZ
En los últimos años la hidrología se ha ido incorporado a la evolución científica de la nueva cosmética, y el Mondariz no iba a ser menos. Por ese motivo, ha lanzado una línea muy completa de productos faciales y corporales con su agua mineromedicinal de origen vegetal y mineral, 100 % sin conservantes, suave, ligera y dirigida a todo tipo de piel.

Desde la limpiadora, hasta el anticelulítico, pasando por la crema de día y las cremas para aliviar y mejorar la circulación de las piernas, y por supuesto, protectores solares para quienes piensan que en esa zona de Galicia siempre llueve. Pues no, tienen microclima y hay más días de sol que los que dice el “hombre del tiempo”. De eso dan buena cuenta quienes van a jugar al golf a Mondariz y se dejan el protector solar en casa.

Si te ha gustado, compártelo...