111 Views |  Like

VERANO AZUL

El nombre de la mítica serie de TVE de ANTONIO MERCERO (1981) siempre me ha resultado muy evocador de lo que son las vacaciones de la infancia y pre-adolescencia de los primeros años 80′ y me consta que es un sentimiento compartido por muchas.
Esta mañana, según estaba organizando los dossieres de prensa de las fragancias de verano, lo tuve clarísimo: se imponía el color (y el olor) del Mediterráneo. Perfecto para estas fechas.
Aunque se trata de una imagen de la costa francesa de Calanques, este paisaje bien podría ser ciertas calas de nuestras Baleares o de la costa mediterránea española ¿verdad? La vista poco cambia, por eso nos identificamos con tanta facilidad y nos gustan tanto estas propuestas.
CALANQUES, DE L’OCCITANTE EN PROVENCELos acantilados de Calanques, espacio protegido en la costa francesa, han inspirado a la firma L’Occitane una nueva fragancia con ese nombre que interpreta las notas olfativas de ese bello rincón.
Se trata de una edición limitada que ha nacido con vocación unisex. Tiene una salida con notas hespérides mezcladas con notas de las plantas aromáticas características del lugar, como el romero, el tomillo o la salvia, que se acompañan con notas marinas.

La línea se compone de Eau de Toilette (36 €); Boya de jabón (7,50 €); Gel de ducha (13,50 €); Sales de baño (18 €); Exfoliante para el cuerpo (24 €) y Body Lotion (19 €).
ANGEL SUNESSENCE, DE THIERRY MUGLER
Con una NAOMI WATTS así de radiante se presenta esta versión limitada de la fragancia que rompería todos los moldes de la perfumería en los 90, ANGEL de THIERRY MUGLER, con la introducción de notas como el regaliz y el caramelo por primera vez en el sector de la perfumería.
La versión de verano está inspirada en el cielo azul de una mañana de verano y en la luz clara del día y se trata de una eau de toilette légère que han compuesto dos perfumistas de Givaudan, Louise Turner y Aurélien Guichard.

Dentro de que se trata de una fragancia bastante fiel a la original en la que se siguen percibiendo acordes muy, muy ligeros de regaliz y caramelo, encontramos ciertas diferencias gracias a su salida de bergamota, que le da un toque chispeante; su corazón de hibisco, un acorde floral fresco, sensual y muy luminoso; y su fondo de patchulí y vainilla.

El frasco no va a defraudar en absoluto a las coleccionistas, una estrella en azul cristalino salpicada de lentejuelas diminutas plateadas para simbolizar la luz solar reflejada en el cielo azul. Pero bien podría ser una estrella de mar emergiendo hacia la superficie, ¿verdad?
Precio: 57 € / 50 ml
BLV EAU D’ETÉ, DE BVLGARI
Esta versión de verano nos ofrece una interpretación muy particular de la brisa marina gracias a las notas de menta y limón italiano en su salida. Tiene un corazón suave de flores blancas criadas al lado del Mediterráneo y absoluto de iris, en un fondo de ámbar y maderas claras.
Se trata de un eau de toilette muy, muy fresco pero con mucha fijación en la piel que se va a ganar a las fans de este tipo de aromas, pero no esperéis que huela a limón, porque la mezcla con otras notas hace que esta fragancia sea muy particular y muy rica.
La línea se compone de Eau de toilette (58 € / 50 ml) y Body Lotion (28 €).

EAU DE ROCHAS FRAÎCHE

El nariz de la casa Rochas, Jean-Michel Duriez, ha creado una versión de la mítica fragancia EAU DE ROCHAS de toda la vida, con motivo de la celebración del 40 aniversario de su lanzamiento, creada en 1970 por Nicolas Mamounas. Si aquella fue la fragancia emblemática de la generación del “flower power”, y su autor se inspiraba en sus recuerdos de su infancia en Grecia, la versión Fraîche deDuriez sigue representando el mismo espíritu libre y energizante, pero con una aroma más ligero.
Las notas de salida siguen siendo la bergamota y el limón; son las notas de flores blancas del corazón las que se han modificado ligeramente, volviéndolas ultra etéreas, y se ha añadido raíz de iris azul, sobre un fondo de Liatrix.
El resultado es una fragancia muy fiel a la original, pero sí es cierto que se nota esa ligereza y ese frescor.
Precio: 63 € / 100 ml.

Ô D’AZUR, DE LANCÔME
Otra fragancia que celebra también cuarenta años de existencia, Ô de Lancôme, acaba de lanzar una nueva versión para celebrar su onomástica: Ô d’Azur. Pero en esta ocasión, Ô d’Azur surge como una fragancia totalmente diferente a su hermana mayor. No se parece en

nada en absoluto. De hecho, sus creadoras, las perfumistas Domitille Bertier y Sophie Labbe (ambas de Internacional Flavours and Fragrances) se han inspirado en los aromas sensuales de la flores en el momento en que llega a su fin una tarde de verano, y en la que la rosa es la reina del ramillete, como marca emblemática de la casa.
Mantiene una salida cítrica gracias al caviar de limón de Calabria, que es una nota que se obtiene a partir de la esencia de la corteza del limón. Como os decía, las rosas son las notas dominantes de su corazón y aquí han utilizado rosa damascena de Turquía y una pimienta rosa originaria de Ecuador que resalta el bouquet de las rosas. En su fondo encontramos maderas, almizcle y grano de ambrette. Muy original.
El frasco mítico ha cambiado de diseño, manteniendo su identidad original. Su autor, uno de los gurus del diseño moderno: Fabien Baron.
Y la imagen, ya sabéis de quién se trata: Daria Derbowy espectacular, como siempre.
Precios: 50 ml a 40 €; 75 ml a 50 €; y 125 ml a 70 €.

COOL WATER ICE FRESH, DE DAVIDOFF
Fresquita, fresquita, la firma Davidoff ha reinterpretado en una fragancia la sensación de una ducha cuando vuelves de la playa. ¿Cómo lo ha hecho? Con notas de salida de melón y piña mezcladas con hojas de menta; un corazón oceánico de violeta de agua y flor de loto sobre maderas claras y ámbar.
Precio: 45 € / 100 ml
DAISY “IN THE AIR”, DE MARC JACOBS
Los pétalos de vinilo de las margaritas que coronan el tapón de la fragancia se tiñen de azul en esta edición limitada que nos recuerda el color del cielo cuando lo observamos tumbadas en la hierba. ¡¡Una gozada!! El aroma no cambia respecto al eau de toilette original: violeta, fresas silvestres, pomelo rojo, gardenia y jazmín sobre un fondo con aire vintage moderno de almizcle, vainilla y maderas. ¿El genio creador? El perfumista Alberto Morillas, uno de mis preferidos y uno de los españoles más internacionales del sector. Por si no lo sabéis, está considerado uno de los 5 mejores perfumistas del mundo.Esta edición limitada viene acompañado de esta guirnalda en tonos azules que decorará cualquier rincón de tu habitación.
Precio: 61,80 €

LIGHT BLUE, DE DOLCE & GABBANA

La fragancia no es nueva en absoluto, lo que sí es nueva es su campaña de comunicación, que me ha parecido muy oportuno hablar de ella en este momento. Especialmente porque su protagonista es el imponente y atractivísimo David Gandy, fotografiado por Mario Testino,
y le da la réplica la top model Anna Jadogzinska. El escenario es la costa de Capri.
Os recuerdo la fragancia original de mujer: tiene una salida muy aromática gracias a la mezcla de cedro, manzana y campanilla. Jazmín grandiflorum y rosa blanca en las notas de corazón, y un fondo de madera de limonero que le da el tono cítrico a la fragancia, con notas verdes de musgo y la sensualidad del ámbar.
Me consta que esta fragancia (y su modelo masculino) tiene más adeptas que una secta.
Precio: 79 € / 100 ml.
REFRESCANTES Y AROMÁTICAS, SON UN CLARO Y “AZUL” HOMENAJE AL MEDITERRÁNEO

MUCHAS GRACIAS POR LEER Y COMENTAR
Si te ha gustado, compártelo...