82 Views |  Like

YOGA EN CASA CON Mª JESÚS BAS: LA RESPIRACIÓN PRANAYAMA, O RESPIRACIÓN CONSCIENTE

En esta nueva entrada voy a hablaros de la  respiración consciente, es decir, la RESPIRACIÓN PRANAYAMA, o la ciencia del control de la respiración, o más exactamente, la manipulación de PRANA, LA ENERGÍA VITAL, a través de ejercicios de respiración, y a través de su práctica vamos a obtener muchos beneficios, nos vamos a tranquilizar, a revitalizar y a equilibrarnos. De todos es sabido de la importancia de la respiración, es decir, RESPIRAR ES ESTAR VIVO, pero nunca hemos pensado en la respiración de forma consciente. Sin embargo, la respiración es la única función fisiológica que, además de ser involuntaria o mecánica, también podemos controlarla conscientemente.

PRANA es una sola palabra sánscrita para decir: RESPIRACIÓN, AIRE, VIDA; y YAMA se puede traducir como ESTIRAR, EXTENDER y EXPANDIR la duración de la respiración, ya sea en el espacio o en el tiempo. Esta forma de yoga tiene efectos físicos, mentales y espirituales como el aumento de la vitalidad, de la claridad mental o llegar a estados superiores de conciencia.

Cuando alguien sufre un episodio de estrés o un ataque de ansiedad, la gente que hay alrededor le suele aconsejar que respire. La persona que lo ha sufrido pensará “si no he dejado de respirar en mi vida“, ahora bien, cuando queremos aquietarnos, tranquilizarnos porque estamos inmersos en una vida llena de prisas y carreras, es necesario parar y encontrar unos minutos para conectar con nosotros mismos y regenerar nuestra energía a través de una respiración consciente. Basta con encontrar unos minutos al día, 10 serían suficientes al final de la jornada para realizar la respiración pranayama.

EL PRANA ES LA ENERGÍA QUE ESTÁ PRESENTE EN EL UNIVERSO, ES LA CREADORA DE LA VIDA, DE LA TRANSFORMACIÓN Y DEL MOVIMIENTO

Todos nosotros obtenemos la energía a través del prana y los alimentos que ingerimos, el oxígeno y los nutrientes de los alimentos nos llenan de energía, no sólo alimenta nuestro cuerpo físico sino también nuestro cuerpo sutil, esto hace que tengamos una salud perfecta, ya que nuestro sistema inmunológico está más fuerte y nuestras células realizan todas sus funciones de forma adecuada. Todo nuestro organismo funciona mejor y esto revierte en un bienestar mayor.

BENEFICIOS DE LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE O PRANAYAMA

– Nuestras células crecen y se regeneran mejor si estamos bien oxigenados, esto es un hecho científicamente probado, de hecho las células no pueden vivir sin oxígeno. Los alimentos antioxidantes lo que pretenden es evitar en lo posible la oxidación de las células que es lo que provoca el envejecimiento de las mismas. De esta manera, también se fortalece el sistema inmunológico.

– La respiración consciente permite llevar mayor cantidad de oxígeno a la sangre y al cerebro, esto se traduce en un aumento de nuestras capacidades intelectuales, aumenta la memoria, la razón, la concentración. ¿Quién no ha visto a Monjes del Tibet en estado de meditación horas y horas interminables sin mostrar un solo signo de cansancio?

– La corteza cerebral es la parte más perfecta de nuestro organismo, la respiración es una función automática controlada por el bulbo raquídeo, es decir, respiramos sin darnos cuenta (hasta durmiendo), al hacerlo de forma consciente, estamos activando nuestra corteza cerebral y esta respiración la convertimos en un ejercicio mental.

– El estar conectada a nuestro sistema nervioso nos proporciona calma y estabilidad emocional porque aquietamos la mente, y al conectar mente, cuerpo y espíritu, todo nuestro organismo mejora y nuestro bienestar aumenta.

CÓMO REALIZAR LA RESPIRACIÓN PRANAYAMA FÁCILMENTE

Buscaremos un lugar alejado del ruido, ropa cómoda que no apriete, y un cojín sería suficiente, aunque existen unos butacos de meditación. Podemos adoptar la postura de sastre o de loto, crear un ambiente propicio encendiendo alguna vela blanca y unos barritas de incienso.

1. Siéntate cómodamente en una de las posturas para hacer pranayama (sastre o roca), entorna levemente los ojos, puedes fijar tu atención en una vela encendida, de esta manera centras tus sentidos en la vela y no te distraes.

2. Inhala por la nariz, profundamente, utilizando la respiración completa. Has de ser consciente de la entrada del oxígeno en tu organismo, centra tu atención en ello, intenta imaginar como una gran nube de color dorado entra en tus pulmones purificando todas tus células. Al inhalar siente como tu abdomen se hincha.

3. Mientras exhalas lentamente imagina que una gran nube gris sale por tus fosas nasales, en esa nube se van liberando las toxinas y todas las tensiones y preocupaciones.

4. Encuentra tu propio ritmo y respira sólo por la nariz.

5. Comienza por 10 a 20 respiraciones profundas inhalando y exhalando por la nariz, sintiendo la entrada y salida del oxígeno de tus pulmones.

6. Para empezar puedes dedicarle a esta práctica 10 minutos al día, si te sientes muy estresado, practícalo por la noche antes de irte a la cama.

RECOMENDACIÓN

Si os decidís por la postura de roca, es decir, sentado sobre tus piernas, apoyando tus nalgas en los empeines, es posible que éstos se te carguen mucho, para ello existen unos “butacos” de meditación, de esta manera te sientas en el butaco con las piernas hacia atrás y los empeines no se cargan con el peso del cuerpo. Es importante elegir una música con la que nos dejemos llevar, una música que nos traslade con nuestros sentidos a un lugar agradable. El volumen de la música muy flojito de esta manera nos centraremos más en nuestro ritmo respiratorio que en la música.

MIENTRAS PRACTICÁIS LA RESPIRACIÓN PRANAYAMA, PODÉIS ESCUCHAR A SNATAM KAUR, UNA AUTORA QUE ME ENCANTA, ESPECIALMENTE, SU OBRA MUSICAL, RAS
MUCHAS GRACIAS 
POR LEER Y COMENTAR

HASTA DENTRO DE DOS SEMANAS
Si te ha gustado, compártelo...

Tags

#YOGA